Julio Figueroa - Vistas

Parásitos – Julio Figueroa

Fernanda Solórzano sobre Parásitos en Letras Libres:

–Valga la ambigüedad del asunto para preguntarse si una película que entretiene y juega con las emociones del público podría ser considerada buen cine.
–El guion de Parásitos sigue un trayecto de curvas cerradas, ascensos y bajadas súbitas no muy distinto al de los rieles de una montaña rusa. Y, a pesar de su subtexto, es una película que genera sorpresas y diversión.
–Pero Parásitos es un juego de espejos: cada parásito se alimenta de un huésped que a la vez explotará los beneficios de alguien más.
–Todo es juegos y diversión en Parásitos hasta el día en que un personaje actúa en nombre de los “apestados”. Ese día cruza la línea para no volver jamás.
–La misma lluvia torrencial que los Park contemplan desde su sala como si fuera un espectáculo, inunda el sótano de los Kim.

Parásitos, los de abajo, a ras del suelo, a la intemperie, en el subsuelo, en los poros de la sociedad… En México hay muchos, no tan intelectuales como los Kim. La película es juguetona y hace una comedia de lo que es un drama. Salvo el final. El chavo soñando un plan irrealizable.

PARÁSITOS 1
–El plan que nunca falla: no tener plan. No hacer ningún plan.
–La vida nunca funciona así. Mira a tu alrededor. ¿Cuál plan? Gente que vive al día, a lo que caiga, sin planes.
–Tirarse al sol puede ser una forma de ser, no un plan.
–Sin un plan nada puede salir mal. Y si algo se sale de control, no importa. ¿Entiendes? Nada de eso importa. Más que sobrevivir.

–Y sin embargo hay que tener un plan de vida, aunque falle.

–Las palabras y las piedras siguen aferradas a mí. No me abandonan. Fallen o sean efectivas

 

PARÁSITOS 2
–Me encanta escuchar las campanas lejanas de una iglesia.
–Mi cultura también es cristiana, no reniego de ella, se ha enriquecido.
–Agnóstico sin dogmas con creencias. ¿Qué creencias?
–Por ahora no vienen al caso.
–¿Por qué te dolía Parásitos al verla?
–Porque sabía que eso no podía durar y tenía que acabar mal, y no quería ver, me dolía de antemano el final.
–Escaleras arriba y escaleras abajo, subidas y bajadas, montaña rusa, túneles, laberintos, serpientes y escaleras…
–Del sótano al Edén y del Edén al destierro.
–El final me sorprendió. No sé si me gustó o me disgustó. Las dos realidades distantes de una comedia que es tragedia; la desigualdad que se vuelve comedia. En México todo es drama y picardía.
–El aguacero bendito y endemoniado que es hermoso para unos y un diluvio para otros.
–¿Cuál es el plan?
–Sin rebelión de las conciencias, sin guasones ni cobradores, sin irlandeses ni papas, sin amor ni odio… Salvo las contingencias.
–Un apestado mata a otro apestado… y no pasa nada. Hasta que otro apestado mata a un perfumado… Y todo se desencadena.
–¿La lucha entre los condenados es mayor que contra los poderosos?
–Ah, el odio por el olor entre los apestados y los perfumados.
–Sin conciencia de mundo, política, de clase.
–Cine para el celular, para el gran supermercado cultural, sin consecuencias, puro entretenimiento.
–Pórtate bien, haz planes, aunque sean poco realizables.
–No piense en la punta del alambre con carne clavada en un parásito por otro parásito (luego los perritos de casa disfrutando el festín).
–Sigue viviendo en el sótano y soñando con la planta alta que unos días, muy pocos días, viviste y gozaste.
–Haz planes, aunque fallen.
–Todo lo que tienes que hacer es subir las escaleras.
–Y disfrutar el sol.

Joaquín Phoenix, El Guasón, Oscar como Mejor Actor 2019:
–He sido un sinvergüenza en mi vida… He sido cruel a veces, difícil parar trabajar. Muchos de ustedes en esta sala me han dado una segunda oportunidad.

Judy
El gran talento de la voz y la vida devastada, la inseguridad, las pastillas, los hijos, la necesidad de amor y ser reconocida, una y otra vez.
Los grandes dones igual tienen un alto precio.
Grandes virtudes y grandes desastres van de la mano.
–Reneé Zellweger, mejor actriz 2019.

FALTAS
La verdad es que sigo sin saber cuál es mi papel en la vida.
En las cosas más bobas me muerde la inseguridad.
Hoy escuché a tres gentes emproblemadas. Y no hice nada.
Ayer vi tres películas dramáticas, conmovedoras.
Hace un rato anduve por la calle sin encontrarme.
Habitación bendita. Tenue luz. ¿Qué debo escribir?
Son las 5 y pico de la tarde.

Los clásicos son importantes pero no necesariamente para todos. Hay libros, películas, autores que pueden ser menores e imperfectos y sin embargo vitales en nuestra vida.

 

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top