Municipios

Amealco: denuncian violencia contra indígenas

Nota: Patricia López Núñez/EnlaLupa.com

Habitantes de Amealco y la organización Desarrollo Comunitario para la Transformación Social denunciaron una supuesta violencia municipal en Amealco contra Estela Hernández, Jacinta Francisco Marcial y su familia, a quienes llaman delincuentes, vividores, corruptos y mantenidos del gobierno.

Al exigir medidas de protección y el cese del discurso de odio contra quienes luchan por los derechos indígenas, la activista Estela Hernández y Alicia Colchado, de Desarrollo Comunitario para la Transformación Social, responsabilizaron al gobierno del estado, al gobierno municipal de Amealco y a la delegada Verónica Sánchez de cualquier daño que puedan sufrir Jacinta, Estela y su familia.

Estela recordó que el 29 de febrero pasado, la comunidad indígena de Santiago Mexquititlán realizó una asamblea para elegir a los representantes del consejo de esa comunidad y promover la unidad en el pueblo. De manera paralela, la delegada auxiliar del ayuntamiento, Verónica Sánchez Gutiérrez, convocó a una reunión en para presentar un proyecto municipal para rehabilitar la plaza del terreno de la iglesia.

En esa reunión, la delegada “realizó públicamente señalamientos con uso de micrófono: la incitación al odio, discriminación, humillación, rechazo y violencia a la persona, a la familia, al trabajo, y la labor de Estela Hernández y movió dicha reunión para irrumpir en la asamblea de organización comunitaria. Sabotearon la asamblea, la cual quedó cancelada. Cortaron candados del terreno del templo,, se introdujeron al interior del templo, agredieron a los cargueros, se pusieron de acuerdo para cobrar las cooperaciones de los tianguistas que están rehabilitando la torre conjuntamente con cargueros, voluntarios e INAH”.

Los denunciantes aseguraron que el 1 de marzo, en el tianguis de barrio, Verónica Sánchez y sus acompañantes realizaron consignas en contra de Estela, Jacinta y sus familias, al señalarlos como “delincuentes, vividores, mantenidos de gobierno y corruptos”.

Alicia Colchado puntualizó que a partir de esa campaña de desprestigio “hacemos responsable al gobierno del estado de Querétaro del conflicto social generado en Santiago Mexquititlán, por el proyecto de rehabilitación (muerte de nuestra identidad) de la plaza que se encuentra en terreno de la iglesia católica. Rechazamos cualquier tipo de hostigamiento, represión, violencia, discriminación o represalia del gobierno panista de Querétaro”.

Además, exigieron medidas de protección para las autoridades comunitarias y tradicionales, así como para la familia de Estela Hernández, porque su integridad se encuentra en riesgo por una “violencia municipal” , de la que responsabilizan a las autoridades estatales y del ayuntamiento.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top