María Alemán - Punto y Coma

La movilidad, un tema que no ha alcanzado los resultados prometidos – María Alemán

“El plan es hacer la diferencia en los proyectos dentro de la ciudad, que las y los queretanos se trasladen de forma más segura, sencilla y económica”, dijo el alcalde de Querétaro el pasado 6 de febrero en la presentación del Plan de Movilidad.

Este discurso ha estado presente a lo largo de los últimos 5 años sin alcanzar, hasta el momento, los resultados prometidos. Urge definir una visión a largo plazo en materia de movilidad para el Municipio de Querétaro. Existen disonancias claras entre las últimas dos administraciones municipales de Acción Nacional: una promovió el uso de bicicletas; la actual pareciera que incentiva el uso del automóvil, a través de la construcción de distribuidores viales, anunciados con bombo y platillo, pero que no solucionan el problema de fondo.

Ante la ineficiencia del transporte público en la capital, las y los queretanos cada vez pierden más tiempo en sus traslados y esto impacta de manera directa en su calidad de vida. Es necesario trabajar en recuperar, desde la movilidad, el tiempo perdido para que este pueda ser aprovechado en otras actividades que traigan consigo beneficios para las y los que aquí vivimos.

En Querétaro se le ha apostado a dos visiones diametralmente opuestas: por un lado, una ciudad diseñada para que sus habitantes usen el transporte público y vehículos libres de emisiones contaminantes; y por otro, se espera que cada habitante tenga acceso a un automóvil, luego entonces el diseño de la ciudad beneficia e incentiva exclusivamente al uso de automóviles.

Casi en la esquina de Reforma y Pasteur, hay una puertita con apenas metro y medio de ancho y poco más de dos metros de alto, pero no nos dejemos llevar por el tamaño. Detrás suceden cosas grandiosas. En la barra está Mau, barista y mente maestra detrás de “El Apapacho; Café, Té y Club de Ciclismo” -en ocasiones se torna en una especie de centro incubador de movimientos sociales- donde la obsesión por seleccionar, tostar y preparar el mejor café, es casi un culto.

El Apapacho es el punto de encuentro entre amantes del café, artistas, melómanos y aquellos que llevan el gusto de andar en bici más allá. El disgusto hizo catarsis el 15 de febrero pasado, donde se dejó ver una concentración masiva de cletos por calles y avenidas principales del municipio de Querétaro. “¿Ahora sí me ves?”, se podía leer en los panfletos que le dieron eco a la marcha que tuvo como finalidad hacer un llamado a las autoridades ante la falta de infraestructura adecuada y suficiente para que las y los ciclistas puedan transitar seguros.

La propuesta que hacemos desde el Revolucionario Institucional -presentada en días pasados- consta de 3 ejes aplicables a corto, mediano y largo plazo:

  1. Restringir el acceso de vehículos de carga de largo itinerario con la finalidad de disminuir el tráfico, accidentes y la contaminación.
  2. Cierre y/o apertura de entradas y salidas a vialidades primarias, restricción de entrecruzamientos innecesarios y semáforos que realmente sean inteligentes.
  3. Un sistema de tren ligero que cubra 39.9 km de las principales avenidas de nuestro municipio dividido en dos líneas.

En resumidas cuentas: es urgente definir un enfoque de movilidad responsable, donde quepamos todas y todos; peatones, ciclistas, transporte público, automovilistas y motociclistas, sin perder de vista el impacto ambiental. No se trata de desmantelar lo que gobiernos anteriores han construido, sino retomar, fortalecer y perfeccionar lo que funciona.

Quiero conocer tu opinión sobre este tema. Déjame tus comentarios.

María Alemán Muñoz Castillo

Twitter: @Maria_AlemanMc

Facebook: @MariaAlemanM

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top