Juan José Arreola - Código Político

“Gigantismo” partidista – Juan José Arreola

Políticamente, el proceso electoral 2021 iniciará el primer día de julio próximo. Es así pues tal fecha es la definida para que el Instituto Nacional Electoral determine cuántos nuevos partidos políticos podrán contender en los comicios federales y estatales del año.

Es trascendental esta resolución pues, acorde a lo que hasta hoy tenemos, podrían sumarse siete institutos políticos al actual espectro partidista; es decir, podríamos tener una elección con 14 organizaciones contendientes.

Hoy tenemos siete (citados por antigüedad de registro): Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Movimiento Ciudadano (MC) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

A ellos podrían sumarse (citados en orden alfabético): Alternativa PPN, Fuerza Social por México, México Libre, México Partido Político Nacional, Partido Encuentro Social, Redes Sociales Progresistas y Súmate.

Híper concurrida elección

Ahora viene el ejercicio que juega con el futuro inmediato.

Partimos de la hipótesis (dado que aún no es una realidad) de que los siete solicitantes obtendrán registro y, con él, el derecho de contender en los comicios de 2021. Siendo así, el país tendrá las elecciones con la mayor oferta partidista en su historia contemporánea: 14 partidos políticos que deberán luchar por obtener, al menos, tres por ciento de la votación válida, nivel que les garantiza conservar su registro.

Segunda hipótesis: supongamos que los 14 partidos refrendan su registro; es decir, obtienen -al menos- tres por ciento de los votos cada uno, lo que significa que, por lo menos, 42 por ciento del sufragio potencial ya está comprometido con alguna de estas formaciones partidistas.

Sin embargo, la realidad es más compleja que las hipótesis, pues la dificultad para obtener el voto ciudadano será superior que en elecciones anteriores.

Primero, porque ideológica y políticamente será sumamente complicado mostrar a la ciudadanía el valor agregado de una u otra formación. Se ha vuelto casi imperceptible la diferencia (si es que la hay) entre uno y otro partido y, por ende, la decisión de por quién votar.

Ya no hay diferencia entre izquierda o derecha; entre socialdemócratas y liberales o entre conservadores y reformistas. Prácticamente su actuar en el ejercicio del poder es el mismo.

Segundo. Por tal razonamiento es que en los últimos comicios (quizá desde hace seis o siete elecciones) la ciudadanía cada vez vota menos por partidos políticos o por sus programas. El voto se define en función del conocimiento, carisma o simpatía de las candidatas o candidatos, no por su propuesta de gobierno ni por su ideología.

Esta condición abre la puerta para que los partidos políticos traten de postular a “famosas o famosos” para obtener la mayor cantidad de votos posibles. Recuérdese que el reto para la mayoría de estos partidos políticos en las elecciones de 2021 será conservar el registro.

De esta manera es probable que el año próximo veamos candidatos tipo Cuauhtémoc Blanco o Adolfo Ríos (futbolistas); como Carmen Salinas o Sergio Mayer (artistas), o como Geraldine Ponce (ex Nuestra Belleza Nayarit).

Futuro patético

Es cierto que la democracia se fortalece dándole cabida a la mayor cantidad de expresiones políticas y partidistas. Lo malo de esto es que la abundancia de partidos políticos no necesariamente da vida a la diversidad de expresiones ideológicas.

Más bien, el sistema partidista mexicano recicla personajes que rompieron con su anterior partido y ahora les brinda la benevolencia de competir de nueva cuenta.

El peor escenario es que se repita el que hasta ahora vivimos.

Ojalá que la ciudadanía mexicana -como aseguran algunos analistas- realmente se encuentre “empoderada” y discrimine a quienes potencialmente puedan garantizar un serio ejercicio del poder, de aquellos que sólo tienen su fama para ofrecer a México y con ella, un patético futuro.

 

Periodista

Lic. en Periodismo Digital

Twitter: @juanjosearreola

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top