Querétaro

Imco: destaca Querétaro por su buen manejo de deuda pública; cada habitante debe sólo 245 pesos

Nota: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

Querétaro se ubica entre los dos gobiernos del país que presentaron las mayores reducciones de su deuda pública, al disminuirla en 26.9%, sólo por debajo de Guerrero, que logró una disminución del 33.3% y hoy cada queretano “debe” únicamente 245 pesos, informó el Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

El Diagnóstico Imco “Hablemos de Deuda”, mostró que el gobierno de Querétaro logró que las obligaciones financieras de la entidad representen el 0.1% del porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), que en otras entidades se eleva hasta el 7% como el caso de Chihuahua.

Asimismo, las obligaciones financieras de la entidad, municipios y sus organismos representan el 1.6% de los ingresos totales, mientras que en estados como Nuevo León, este porcentaje es del 75.2%.

Si se compara la deuda pública con las participaciones en ingresos federales, Querétaro se ubica en la posición 31, con el 4.1% del porcentaje, muy por debajo de Quintana Roo, donde la deuda pública significa el 201.1% de sus participaciones federales.

Para dimensionar la deuda pública de las entidades federativas, también se puede contrastar con la población de cada entidad,, es decir, cuánto pagaría cada habitante del estado correspondiente. En estados como Nuevo León, Quintana Roo, Chihuahua y Coahuila, el saldo per cápita rebasa los 11 mil pesos, en cambio en estado como Guerrero, Querétaro y Tlaxcala, no rebasa los mil pesos. El promedio es de 4 mil 602 pesos”, señaló el IMCO.

De manera más precisa, la deuda pública por habitante de Querétaro es de 245 pesos, lo que coloca a la entidad en la posición 31 de este listado, sólo arriba de Tlaxcala, donde la deuda por habitante es de 37 pesos y muy por debajo de Nuevo León, donde la deuda pública por habitante es de 13 mil 881 pesos.

El Imco señaló que en Querétaro, Tlaxcala, Guanajuato, Baja California Sur, Baja California, Puebla y Jalisco “una cuarta parte o más de la deuda corresponde a los gobiernos municipales y sus organismos”.

La deuda pública no es ni buena ni mala, es un instrumento de financiamiento que bien utilizado puede detonar la inversión, desarrollo económico y bienestar para las personas. Mal empleada puede comprometer la sostenibilidad de las finanzas públicas, la operación del Gobierno y la provisión de servicios a la población”, explicó el Instituto.

Reconoció que a pesar de que no existe un problema generalizado de deuda pública a nivel subnacional, “sí existen focos de alerta en algunas entidades federativas”.

Entre 1993 y 2018, el saldo de las obligaciones financieras de las entidades federativas, los municipios y sus respectivos organismos creció un 348.7% en términos reales. Sin embargo, al analizar solo la deuda municipal se puede observar que desde 2012 se ha estabilizado e incluso reducido”, admitió.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top