Aquiles Méndez Ruiz - En la voz de

Los retos del INE frente a los falsos candidatos independientes – Aquiles Méndez Ruiz

Las elecciones de 2021 corren un enorme riesgo de verse empañadas por la tentación de una mano negra.
El proceso electoral que se avecina y que comienza a finales de este año, debe ser certero y confiable para la ciudadanía. El humor social por el que hoy atraviesa el país, no soportaría procesos dudosos, o viciados.

Le cuento:

1.- El INE y los organismos locales tienen el enorme reto de lograr que las candidaturas independientes sean realmente independientes y no truqueadas o que se presenten casos de firmas fantasmas.

En 2018, en Querétaro el Instituto Electoral del Estado de Querétaro se vio rebasado a la hora de revisar los requisitos de dichos candidatos y no verificaron si las firmas que exhibían eran reales o eran falsas, como es el caso del otrora candidato independiente a la alcaldía capitalina y hoy regidor independiente en el municipio de Querétaro Luis Gabriel Osejo, quien, según nos dicen quienes participaron con él en esa campaña, acercó mas de 19 mil supuestas firmas de apoyos ciudadanos para obtener así la candidatura. Sin embargo, nos dicen, muchas de dichas firmas habrían sido falsas.

Las autoridades electorales deberían verificar la veracidad o no de esto; pero sobre todo, poner los candados para que en 2021, los apoyos ciudadanos sean reales y no fantasmas.

2.- Y para ello, también debe existir un árbitro electoral confiable.

Por eso, hay que seguir muy de cerca la actuación del Comité Técnico de Evaluación que elegirá a los cuatro consejeros del INE.

Y es que, le reitero la tentación de una mano negra está a la orden del día. Tan es así que entre los que aspiraban a convertirse en consejeros estaba Celia Maya, a quien seguramente usted conoce porque AMLO intentó meterla como ministra de la SCJN y no quedó, también fue candidata de Morena al Senado y no quedó, y ex candidata a la gubernatura de Querétaro por Morena y tampoco quedó.

Apenas hace unos días el comité de evaluación la rechazó.

Peeeero, como diría el clásico, esto no se acaba hasta que se acaba… Por ello, vale la pena no perder de vista cómo se blinda el árbitro electoral de cara a las elecciones de 2021.

No cabe duda, que habrá que ponerle un muro a los chanchullos, para evitar que los independientes saquen firmas de las tumbas y que los consejeros del INE no vengan envueltos con los colores de una bandera política.

Ya veremos…

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top