Ivonne Olascoaga - Expresiones

El mercado de Menchaca en el abandono – Ivonne Olascoaga Correa

La sesión de cabido de esta semana pintaba tranquila, sin embargo para mí, siempre existe un punto de vista diferente. Y es que mi punto de vista siempre es con otros lentes y sin ningún compromiso más que el de exponer el punto de vista de los que no tienen voz.

Y que ironías de la vida, resulta que ese derecho a voz del que tanto hablo, se ha visto coartado por quien hoy está al frente de la administración, representado por el secretario del Ayuntamiento quien sí tiene voz en el Ayuntamiento.

Permítanme explicar, el uso de la voz es expresar mediante un discurso y el sentido de mi voto un razonamiento social y/o jurídico en torno al tema o acuerdo que se someta a consideración del Honorable Ayuntamiento, con el fin último de que llegue a esa ciudadanía que votó por el proyecto del partido al cual represento o en su defecto a la ciudadanía con la cual adquirí el compromiso de representar.

Cómo llega mi voz a esa población que represento, a través de las transmisiones en vivo que realiza el municipio durante las sesiones de cabildo y mediante las actas de cabildo que se levantan tras el desarrollo de cada sesión. De ahí que las actas deben contener, la hora de inicio y término de la sesión, observaciones y relación nominal de los miembros presentes y de los ausentes. Esto lo podemos corroborar en la fracción VII del artículo 20 de Reglamento Interno del Ayuntamiento de Querétaro.

Por otra parte, lo señalado en las líneas de arriba, son datos enunciativos mas no limitativos; y resulta que el secretario del Ayuntamiento hace una errónea interpretación del citado reglamento para acallar mi voz, para limitar la trasparencia a la cual tenemos derecho todos los queretanos. Si no, entonces, cómo podemos reclamar a esas personas que les dimos nuestra confianza de representamos si -el secretario del Ayuntamiento-, no me permiten saber cómo vota cada una de las regidoras y regidores.

¿Ese es su gobierno abierto? Si así transparenta el sentido del voto de cada regidora y regidor, ya me imagino la opacidad que habrá para transparentar las finanzas y los programas sociales. De entrada podemos observar que le siguen apostando al clientelismo.

Le apuestan al clientelismo, cuando cada ciudadano merece y tiene el derecho de acceder a los programas que implemente el gobierno en turno. Pero hablo de Programas, no de suvenires, no hablo de sombrillas, no hablo de carritos para el mercado, no hablo de bolsas, no hablo de calentadores, no hablo de cortes de cabello ni de actividades físicas temporales.

Qué ha hecho esta administración en torno a la regularización de los mercados como el de Menchaca, este mercado está construido en propiedad del municipio, pero la construcción corrió a cargo de particulares.

Así como pasa con algunas calles de muestra capital que colindan con el municipio de Corregidora, nadie se quiere hacer cargo de ellas porque “los límites no están bien definidos y eventualmente se convierten en tierra de nadie” y todo pasa, ninguna autoridad se hace cargo del lugar; de tal manera que hay basura, delincuencia, falta de alumbrado público y falta de patrullas. Pues igualito le sucede al mercado de Menchaca, está en el abandono, con la gravedad de que sirve –literalmente– de escondite y/o vivienda de delincuentes. Pero eso sí, dispendio de 100 millones de pesos este año para publicad, sin contar con los souvenires. Y 57 millones de pesos para gastos de representación.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top