Nacionales

Anunció AMLO medidas de «emergencia económica»; IP, PAN y PRI las califican de limitadas e insuficientes

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó este domingo su programa de emergencia económica para enfrentar la pandemia de coronavirus, que ha dejado hasta ahora 94 muertes y 2,143 casos positivos y se ha convertido en uno de los desafíos cruciales para el mandatario desde que inició su sexenio a finales de 2018. La Coparmex, el PAN y el PRI lo calificaron de limitado e insuficiente.

Desde el Palacio Nacional, el mandatario adelantó que aplicará con más rigor la austeridad republicana en su gobierno y por lo tanto bajará los sueldos de los altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cago de subdirectores hasta el del mismo presidente.

En esta crisis transitoria a cada quien le toca hacer su parte”, señaló el tabasqueño, que por las medidas de prevención frente al Covid-19 ofreció su informe, uno de los más importantes y esperados de su mandato, sin la presencia de su gabinete ni de invitados especiales, ni siquiera la presencia de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller.

Las medidas económicas del gobierno también incluyen la reducción del gasto de publicidad, partida de viáticos y gastos de operación. “Se ahorrará en compras de proveedores y a los costos de las obras públicas con empresas consultoras y de servicios”, detalló.

Pero, a pesar de la intensificación de una de sus políticas más emblemáticas, el presidente destacó que “no habrá despido de trabajadores al servicio del estado en ningún nivel”, pero sí se les demandará “más eficiencia, entrega, espíritu de servicio y honestidad total.”

López Obrador también destacó que, a pesar de la depreciación del peso frente al dólar, su gobierno hará “hasta lo imposible” para no aumentar la deuda pública, un ligero cambio de retórica frente a otras declaraciones recientes donde descartaba tajantemente la posibilidad.

Las medidas del gobierno mexicano frente al coronavirus

El mandatario especificó una serie de medidas para llevar a cabo la que llamó “reactivación económica» del país. El tabasqueño las resumió como la suma de tres elementos básicos: “mayor inversión pública para el desarrollo, empleo pleno y honestidad y austeridad republicana”.

Entre las principales, se encuentra la creación de un fondo de 35,000 millones del ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado), para otorgar créditos personales de entre 20,000 y 56,000 pesos en beneficio de 670,000 trabajadores al servicio del estado.

Además, el Infonavit (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores) y el Fovissste destinarán 177,000 millones de pesos para otorgar créditos de vivienda durante estos nueves meses en beneficio de 442,500 trabajadores. Esto, a su vez, generará 270,000 nuevos empleos.

Además, el mandatario mexicano adelantó que no se aumentará ningún impuesto ni se crearán otros. Además, en uno de los pocos gestos hacia la iniciativa privada, señaló que “se devolverá el IVA con prontitud a contribuyentes, como lo solicitaron los representantes del sector empresaria».

En cuanto a los proyectos insignia de la actual administración, López Obrador aseguró que tanto la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía como la de la refinería de Dos Bocas, seguirán adelante. Pemex (Petróleos Mexicanos), por su parte, dispondrá de recursos adicionales por 65,000 millones de pesos, debido a que se le reducirá la carga fiscal.

Además, se adelantó que el 30 de abril se firmará el contrato de construcción del primer tramo del Tren Maya y en mayo se firmarán contratos para cuatro tramos más, dejando pendiente apenas una última parte de la construcción. Para Pemex además de destinarán 400,000 barriles diarios adicionales “para no malbaratar el petróleo de exportación y bajar la compra de combustibles en el extranjero”.

Tampoco se aumentarán las gasolinas, indicó el tabasqueño. Asimismo, se invertirán 25,000 millones de pesos para la introducción de agua potable, drenaje y pavimento en 50,000 viviendas en zonas marginadas del país, con lo que se crearán 228,000 nuevos empleos.

De acuerdo con López Obrador, para poder llevar a cabo sus planes “sin aumentar impuestos ni dar gasolinazos», se usarán los ahorros del Fondo de estabilización de los ingresos presupuestarios y los recursos de los fideicomisos que el mismo mandatario extinguió la semana pasada.

Nos apoyaremos en la Banca de Desarrollo, pero sobre todo se seguirá con la misma política e incluso con mayor rigor el plan de austeridad republicana”, indicó el titular del Ejecutivo. “Ahora es el gobierno el que se está apretando el cinturón, no es como antes, que se le pedía eso al pueblo«, completó.

Además, el presidente anunció que contará con el apoyo de la iniciativa privada y la próxima semana se dará a conocer un programa de inversión pública, privada y social para el sector energético por 339,000 millones de pesos.

Por último, el mandatario de 66 años criticó al “modelo neoliberal”, al cual declaró en crisis. “Quedó demostrado que un modelo económico que solo beneficia a minorías no produce bienestar general sino, al contrario, engendra miseria pública y violencia», indicó.

Para el presidente mexicano, primero está el bienestar del pueblo y después, también. “En estos hechos y acciones baso mi optimismo», indicó. En la parte final de su discurso, que duró 55 minutos y fue el más corto que ha dado de sus cinco informes hasta ahora.

Fuerte critica del PAN

El presidente López Obrador, con sus medidas económicas insuficientes y limitadas, hoy perdió una oportunidad más para hacer lo correcto ante la crisis mundial que se avecina y la pérdida de empleos, ocasionado por la pandemia del Coronavirus, aseguró el dirigente del PAN, Marko Cortés Mendoza.

El presidente privilegió las dádivas de subsistencia y sus proyectos ideológicos, que el impulso a la inversión productiva y la protección del empleo. Dejó desamparado al sector productivo y profundizó la incertidumbre entre los inversionistas”, expuso.

Acción Nacional en conjunto con diputados y senadores desde hace 15 días hizo un conjunto de propuestas para cuidar la salud y el empleo de los mexicanos, pero no escuchó a la primera fuerza política de oposición ni al sector productivo del país, recordó.

“Tampoco escuchó a los científicos que le pedían más pruebas para mitigar el coronavirus ni a los empresarios que demandaban medidas específicas para cuidar los empleos de millones de mexicanos».

El dirigente del PAN expuso que la falta de apoyos suficientes a las empresas que generan los empleos hace inevitable una debacle económica.

Además, da una mala señal porque deja a su suerte y le pasa la carga a las micro, pequeñas y medianas empresas, que son las que generan la mayoría de los empleos.

Cortés Mendoza recordó que los gobiernos del PAN han sido responsables, y si no fuera por ellos estaría entregando peores cuentas. Mencionó que en 2019, el 36 por ciento de los empleos totales a nivel nacional fueron generados en administraciones panistas.

En contraste con las medidas de López Obrador, el PAN ha propuesto ayudar decididamente a las micro, pequeñas y medianas empresas para que nadie pierda su trabajo, posponer el pago de impuestos, otorgar un seguro de desempleo y cancelar el Aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, a fin de que con estos recursos se atienda la crisis de salud y se evite un golpe brutal a la economía.

En las redes sociales, otros sectores mostraron su desacuerdo con las medidas anunciadas por el presidente de la República:

El plan de acciones presentado por AMLO también tuvo algunas manifestaciones de apoyo en las redes sociales:

México requiere un verdadero plan de rescate, no un informe de actividades: Imco

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top