Los especiales de Enlalupa.com

Inician colecta para allegarse de insumos médicos de protección para enfrentar al Covid-19

Nota: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

A los odontólogos les enseñan que el cubrebocas debe cambiarse cada dos horas para que sirva de protección, pero en los hospitales, el personal llega a pasar toda una jornada laboral sin cambiarlo porque no hay más, advierte Karen Maylet Martínez Hernández, trabajadora del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, que inició una colecta de cubrebocas, guantes y material de limpieza para este lugar para enfrentar al Covid-19.

Odontóloga de profesión, desde hace 7 años cubre el turno de los fines de semana en el hospital y le preocupa que sus compañeros no puedan cambiarse el cubrebocas tan seguido como marcan los protocolos, porque los insumos no son suficientes para enfermeras, médicos, camilleros y personal de limpieza y administrativo.

Karen Maylet Martínez Hernández

Explica que la atención se centra por ahora en proteger al personal del Hospital General, donde concentran a los pacientes con Covid-19, pero el Materno Infantil necesita prevenir cualquier situación, sobre todo porque “si un niño da positivo a coronavirus o una embarazada, sería complicado enviarlos al Hospital General y que los pediatras se muevan para allá o los niños con cáncer, es difícil que los niños se muevan para allá”.

Por eso, junto con otros compañeros ajenos al hospital, decidió iniciar un esquema de prevención para que no falten insumos, como los cubrebocas, los guantes y material de limpieza. La semana pasada algunas personas donaron 90 cubrebocas N95, otras llevaron cloro, jabón y hasta comida, pero se necesita más ayuda.

“Se consiguió una donación de caretas y se está viendo la posibilidad de conseguir los equipos de protección como overoles, aquí en el Hospital hay varios turnos, matutino, vespertino, nocturno y especial de sábados y domingos, yo estoy en el especial y tan solo en este turno pasamos los 500 trabajadores, entre semana son más. Los cubrebocas es algo que el personal está guardando como si fuera oro, los desinfectan para volverlos a utilizar o los usan debajo de los azules que nos entregan aquí”, afirma.

Aunque existe la posibilidad de donar también en efectivo, Karen y sus compañeros todavía deben cotizar con proveedores de otros estados, porque los precios se elevan, así que reciben donativos en especie que permitan ayudar a  los trabajadores.

Los donativos se pueden entregar en el Hospital, aunque Karen organiza la colecta para proteger a los trabajadores de su turno, en cada uno de los turnos hay un encargado que hace lo mismo. Los cubrebocas N95 oscilan entre los 70 y los 130 pesos cada uno, pero es difícil encontrarlos en este momento.

Para el personal de los hospitales es indispensable contar con esos insumos, porque a los odontólogos les enseñan que el cubrebocas debe cambiarse cada dos horas, “en consulta los odontólogos usamos los cubrebocas más gruesos, de hasta 5 capas y el tiempo máximo de vida, nos lo enseñan en control de infecciones, es de dos horas, prácticamente entre paciente y paciente se deben cambiar, pero la verdad es que aquí las enfermeras la usan toda la jornada”.

“Todos tenemos miedo, pero aquí estamos, le pedimos a la gente que se cuide y no salga de sus casas, porque hay  mucha gente que no cree, pero esto es cierto y debemos cuidarnos”, insiste.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top