Los especiales de Enlalupa.com

La ventaja de México ante Covid es que ya conoce la ruta del virus, dice desde Alemania el barítono Juan Orozco

Historia: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

La solidaridad entre la población mexicana y el conocimiento de cómo se transmite el coronavirus, son las mejores armas ante la contingencia por el Covid-19, asegura el barítono Juan Gabriel Orozco Muñiz, quien desde hace 12 años vive en Alemania, donde realiza presentaciones en diferentes teatros.

Para el barítono, el arte es el otro gran aliado de México y el mundo en la lucha contra la contingencia , porque el arte distrae, alivia y anima, así que desde Alemania participa en los proyectos de teatro digital, con el fin de que la gente pueda acceder a ellos.

Lejos de México, pone su esperanza en que toda tragedia trae algo bueno y esta situación generará consecuencias positivas, porque es una pausa para que la humanidad se reencuentre en el aislamiento y la reflexión.

Juan en una escena de Tosca, una ópera de Giacomo Puccini

“La ventaja que tenemos en México es que conocemos el camino que ya pasó Italia, que pasó China, se conoce el virus y se sabe cómo no se puede contagiar, qué se debe hacer para prevenir contagios, que es muy difícil y las medidas que se deben tomar, estamos partiendo de un punto ya conocido, pero esa es la ventaja si se pone toda la atención y las restricciones. En México la gente es muy solidaria y sale adelante, esa misma solidaridad, cuidándose uno mismo, para no contagiarse ni propagar el virus, eso es lo que nos debe ayudar”,  agrega.

La situación en Alemania

Juan vive desde hace 12 años en Alemania y actualmente se ubica en la zona sur, en la frontera con Suiza y Francia, una zona complicada por el coronavirus, ya que “estamos en medio de las zonas problemáticas. En Milán, que es cerca de donde empezó todo, en Lombardia, estamos a cuatro horas de Milán en carro y a una hora de la zona de Francia donde se desarrolló mas el virus, la zona más afectada, estamos a la vuelta de la esquina”.

Desde diciembre llegaron las noticias de lo que sucedía en China, pero en Alemania se veía como algo que pasaba del otro lado del mundo, “como una cosa desconocida y externa. “No nos imaginábamos que iba a llegar a estas dimensiones y conforme fue pasando el tiempo y se fue acercando, desarrollando en Italia, sobre todo en la zona cercana de aquí, ahí empezaron los focos rojos”, recuerda Juan Orozco.

Alemania inició las restricciones a la gente hace casi casi un mes, cuando emitió varias recomendaciones a la gente para que no saliera y tomara varias precauciones ante lo que pasaba en Italia, donde se centraba la atención. A diferencia de Francia donde hay un toque de queda que obliga a tramitar permisos para salir a comprar víveres o pueden recibir una multa, en Alemania se permite salir pero como máximo 2 personas y mientras estén alejados metro y medio.

El barítono mexicano en una escena de Nabucco, de Verdi

Tampoco se permiten reuniones en parques ni en casas y desde hace días se cerraron las escuelas, los teatros y algunos establecimientos, aunque siguen abiertos el servicio de correos, los bancos y lo supermercados, pero “todo lo demás está completamente paralizado y eso es en toda Alemania”.

Admitió que cada país es diferente, sin embargo si en México se toman la mayor parte de las medidas posibles, podrían evitarse los extremos que alcanzaron otros países.

La afectación en la cultura

El barítono reconoció que por ahora se cancelaron todas las presentaciones y ensayos teatrales y operísticos, de manera que sí es de preocupar la situación que enfrentan.

Orozco también ha intervenido en Parfisal, la obra sacra de Wagner

Como una manera de paliar esta situación, “estamos creando un programa de teatro digital, grabar algunos videos y subirlos a la plataforma”, porque implica aprovechar la página que tiene casi cada teatro alemán.

“Se suben en vivo algunos videos, algunas ideas de cada uno, de cantantes de ópera y músicos. Es preocupante, como en todos ahorita, con la incertidumbre y estando al pendiente de los que ya pasaron por este camino, como China e Italia, en China ya está el virus bajo control, han parado los contagios, la mayoría de la gente está recuperada y en Italia el número de contagios está a la baja, cada día es menos el porcentaje, pero sigue habiendo contagios y muertes, pero son menos”, detalla.

En Alemania todavía crece la cura de contagios, pero se espera que en estos días se alcance el tope para empezar a disminuir. Mientras eso pasa, confía en que las plataformas logren transmitir algo de la calma que puede dar el arte, que sirve “como distracción, como un alivio, como algo que anima el ambiente”.

A pesar de este periodo de cancelaciones, dice confiar en que una vez que todo pase, y se espera que sea para finales de abril o mayo, podrán recuperarse todos los proyectos artísticos y musicales que se tienen para la población alemana.

“El mensaje que se debe dar a México es pensar lo que pasó acá: en China empezó todo esto en diciembre, la época invernal y cuando empezó no sabíamos ni de qué se trataba, no había información, por eso creció muy rápidamente. En Italia todavía pasó así, alguien se sentía mal, empezaba a toser, no sabía del virus, no había información como la que hay ahora. La ventaja que tenemos en México es que conocemos el camino que ya pasó Italia, que pasó China, se conoce el virus y se sabe cómo no se puede contagiar, qué se debe hacer para prevenir contagio y las medidas que se deben tomar, partimos de un punto ya conocido”, confía.

Juan Orozco se dice abiertamente preocupado por la situación que enfrentará México, donde viven familiares y amigos, aunque sabe que la gente es solidaria y “toda tragedia tiene su lado bueno, el lado bueno es que hay una pausa para la humanidad, para pensar, para reflexionar, para estar en aislamiento pero encontrándonos”.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top