Historias de la Metrópoli

La de los jardineros, una importante labor que no se detiene en la capital queretana

Historia y fotos: Santos Mendieta/EnLaLupa.com

Las calles están desoladas debido a la contingencia por Covid-19; sin embargo, hay personas cuya labor no puede parar. Tal es el caso de los jardineros del Municipio de Querétaro, quienes día a día mantienen en condiciones óptimas los parques y jardines de la capital queretana.

Es el caso de don Eleazar Olguín Luna, quien trabaja como jardinero en el gobierno capitalino desde hace 18 años. Él comparte con EnLaLupa.com un poco de su día a día. Su jornada laboral inicia a la siete de la mañana, junto con su equipo ven el programa de trabajo, pasan lista y alistan la herramienta como las “arañas” para barrer, las carretillas para cargar la hojarasca, entre otras máquinas utilizadas en el trabajo.

Hoy, debido a la pandemia de Covid-19, los jardineros toman medidas de prevención sanitaria como el uso de cubre bocas, guantes y gel antibacterial. Una vez listos, don Eleazar y su equipo se trasladan a la zona a intervenir y comienzan a trabajar. “Lo que más me satisface es venir y ver a los compañeros, porque es mi segunda casa y pues darle gracias a Dios, porque día con día me da licencia de despertarme con los ojos abiertos y ver la luz del día”.

José Manuel Moya también es parte de este equipo encargado de los parques y jardines de la zona centro. Él reconoce que este trabajo le gusta porque puede estar en la calle, libre, en lugar de estar encerrado en una oficina. Además, una de las mayores satisfacciones es recibir los agradecimientos la gente por el trabajo que hacen.

“A veces los encargados, los compañeros, o la misma gente nos ha dicho que les es gusta nuestro trabajo. Nos agradecen y eso se siente bonito”.

El más experimentado del grupo es don Roberto Salinas Salinas, quien lleva 26 años trabajando en la Secretaría de Servicios Públicos Municipales y quien sostiene que lo mejor de este trabajo es la convivencia con los compañeros, pero también ver florecer el resultado de su labor.

“Me gusta ver arregladitos los jardines, me gusta ver limpio y me gusta ver verdecitos los prados”.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top