Cartas desde la cuarentena

Política, música y medicina. Cruces en cuarentena – Carlo Daniel Aguilar González

Jueves 16 de abril. Ha pasado un mes, con exactitud, de la reunión de la familia en San Luis Potosí. La despedida tras la reunión para celebrar el nonagésimo cuarto aniversario del abuelo Ildefonso. Representantes de Querétaro, Aguascalientes, Culiacán (Sinaloa) y San Luis Potosí asistieron para agasajar el domingo 15 al “doctor Poncho”, bajo la música de mariachi y las cucharadas del “guiso borracho”.

Música y medicina entrelazadas a mediados de marzo. Los acordes y la voz del mariachi eran escuchados por el festejado, cuatro de sus hijos, también médicos de profesión, y otro familiar que ejerce como galeno. El festejo y la visita llegaron hasta el lunes 16, en el «puente». Después, el regreso … y confinamiento.

Tarde de abril. Villa Corregidora, Querétaro. Las melodías de «Wish you were here», «Wonderwall», «Layla» y «Enter sandman» del devedé que incluye versiones acústicas en vivo ambientan la lectura de mensajes de lo que tienen la opinión de pediatra infectólogo ante el contexto de la pandemia Covid -19 en México.

El autor posa en su estudio con los 4 Fab como testigos

El talento y la música de David Gilmour, Noel Gallagher, Eric Clapton y Metallica, tranquilidad y serenidad, igual que leer la aprobación y la estrategia anunciada por Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en el país El ‘visto bueno’ lo da el médico de profesión e infecólogo especialista, más allá de cualquier partido o ideología.

*******
Han transcurrido más de 25 días que comenzó el período de «clases en línea». Trabajar como docente en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y en Liceo Estudios Superiores tiene un desafío en la época de la pandemia: buscar crear entornos de aprendizaje significativo para los estudiantes, vía la combinación de internet, la distancia, una aplicación en el entorno digital y la creatividad.

La lectura de Carlos Monsiváis, a través de Entrada libre. Crónicas de la sociedad que se organiza  (ediciones de bolsillo Era), conduce al lector los movimientos que operaron y se articularon desde el interior de la sociedad en los ochentas.

Disidencia en el magisterio, costureras, habitantes de multifamiliares y edificios en Tlatelolco que sufrieron pérdidas de patrimonio en el sismo del 85, aficionados al fútbol y el mundial del 86, entre otros grupos, empezaron a dar muestras al régimen del PRI que el ocaso o fin político se aproximaba.

Los sismos del 85, presentes en las crónicas de Monsiváis

La palabra «nacionalismo» aparece en los relatos. La vigencia del término, en el discurso y acciones del Presidente de la República, con sus veces más detractores y críticos, conllevan un pensamiento en similitudes del régimen priista del siglo XX con el inicio del sexenio de Morena en el poder.

Política y docencia, otra combinación durante la época de contingencia.

*********************
Los 15 escalones que separan la planta baja de los cuartos ubicados en el segundo piso, uno de ellos con balcón y vista hacia la Pirámide de El Pueblito, son el tiempo perfecto para afinar ideas de las clases o de los artículos de opinión.

Los 15 escalones que separan la planta baja de los cuartos ubicados en el segundo piso, uno de ellos con balcón y vista hacia la Pirámide de El Pueblito, son el tiempo perfecto para afinar ideas.

Desde el 18 de marzo, primer día que ambas instituciones solicitarán continuar las clases o la impartición de materiales vía el uso de tecnologías digitales, subir y bajar los escalones ha sido el ejercicio de lunes a domingo, al menos 6 veces por día.

En ocasiones la mirada o el acompañamiento de “Milka” y “Burbuja”, perritas french poodle y mestiza con parecido a schnauzer, respectivamente, han convertido los instantes por la escalera en un tipo paseo.

Las salidas del hogar, una o dos al día en promedio, gracias a las mascotas. Caminar dos calles al jardín o pequeño parque de la colonia, con las medidas de higiene que indica la contingencia, para llevarlas a hacer sus necesidades. Están acostumbradas a respetar la casa.

Las salidas del hogar, una o dos al día en promedio, hijo gracias a Milka ya Burbuja, las mascotas.

En el trayecto, que sirve para relajar las piernas, no estar sentado y observar el azul del cielo por la mañana o la puesta del sol en el municipio, también dejan ver las construcciones que no tuvieron interrupción (albañiles en una casa que edifican en la esquina) y que otros vecinos también sacan a sus mascotas.

Durante el día, podemos escuchar los gritos de quienes venden “¡Agua Cieeel!”, “Caamote”, “esssquites. ¡Lleve sus esquites! ”, O con jingle incluido:“ el panadero con el pan ”. Esta zona de “El Pueblito” cuenta con sombra por momentos y aleja del entorno de la ciudad: caballos transitan por las calles del fraccionamiento, con el jinete arriba, y mini-tractores que se usan en arados o en la siembra también se pueden detectar desde las ventanas .

El estudio, ubicado en el primer piso de la casa junto después de la entrada, es el lugar donde el huésped puede redactar vía teclazos en la vuelta, mientras escucha melodías acústicas de rock en inglés y mirar por la ventana el paso de un equino que da vuelta en la esquina. Así puede ser un momento en esta época.

Del estudio a la cocina y al comedor, también ubicado en el primer piso de la casa, cambia el chip o las circunstancias: los diálogos con el cónyuge, los acuerdos para la preparación del desayuno, comida o cena, y los recuerdos de viajes, con la ayuda de los celulares, amenizan la ocasión.

Del estudio a la cocina y al comedor, ubicado en el primer piso de la casa, cambia el chip o las circunstancias.

Otro elemento que marca el mes de confinamiento han sido las videollamadas con familiares. Desde inicios de abril, el “doctor Poncho” de San Luis Potosí tiene tranquilidad cuando ve, a través de esa “cosa del demonio” –celular-, a sus hijos o nietos que no viven en San Luis Potosí.

Miércoles o jueves, y domingos, a la hora de la comida, son los días que corresponden a la videollamada con el abuelo paterno. Sortea las dificultades para escuchar con la ayuda de su hijo Augusto, exclama y grita de sorpresa cuando ve una perrita en la pantalla del celular, relata los placeres del paladar y pregunta “¿no te ha mordido el animal ese (SARS cov-2) ? ”.

Las videollamadas, ese vínculo más cercano a la comunicación verbal con alguien que está fuera del hogar, también se hacen una casa de la hermana y los sobrinos en el centro de la capital. Santiago y Sebastián preguntan por «Milka y Burbuja», mientras que «el abu», médico de profesión por cierto, recuerda las medidas de higiene y la necesidad de no salir más que lo indispensable, por el virus.

Plática a distancia con Mariana, don Aníbal, Santiago y Sebastián. El fútbol como deporte de práctica y conversación con los sobrinos. El deporte que había provocado marcar en la agenda el domingo 22 de marzo, con los Gallos Blancos contra “Chivas” de Guadalajara. Antes de la suspensión del torneo. El «bonogallo» tendrá que esperar a junio o julio.

La música de Eric Clapton vuelve en esta tarde noche de abril. Primero a la memoria, mientras se avanza en la lectura de un texto publicado por Gatopardo . Después en el devedé que trae «Layla» y en el celular con un video donde toca junto con Jeff Beck. Los acordes evocan el programa «Universo sonoro», de Radio Universidad cada sábado. Faltan dos días para la próxima emisión.

La música de Eric Clapton vuelve en esta tarde noche de abril. Primero a la memoria; después, en el devedé que trae «Layla» y en el celular con un video donde toca junto con Jeff Beck.

Mientras, la música y la lectura serán la medicina para sobrellevar este encierro que, según lo anunciado por López-Gatell, continuará hasta finales de mayo.

 

Carlo Daniel Aguilar, periodista por 14 años, es coordinador del Centro Universitario de Periodismo de Investigación (CUPI), profesor de la FCPyS de la UAQ y maestro en Comunicación por la UNAM. EnLaLupa.com escribe su columna «Trinchera Mediática / Una Mirada a los Medios».

Facebook: Carlo Daniel Aguilar González

TW: @carloaguilarg

¡SI QUIERES LEER TODAS LAS CARTAS DE LA CUARENTENA, HAZ CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE!:

Cartas desde la cuarentena

El ojo que todo lo ve

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top