Historias de la Metrópoli

Con el programa de empleo temporal, El Marqués atiende dos emergencias: la pandemia y el desempleo

Texto y fotos: Santos Mendieta/EnLaLupa.com

La pandemia de Covid-19 significa no sólo una crisis sanitaria, sino que también ha impactado de manera importante a la economía de las sociedades, como en el municipio de El Marqués, una localidad de vocación industrial, sector que se vio obligado a reducir producción, personal o bien suspender actividades.

Ante esta situación, la presidencia municipal de El Marqués, a través de la dirección de Protección Civil, lanzó una convocatoria de empleo temporal, dirigido a especialistas en salud, protección civil o urgencias médicas, para lograr un beneficio doble: ampliar su capacidad de operación para atender la contingencia y ayudar económicamente a quienes se quedaron sin empleo o no lograron encontrar un trabajo.

Tal es el caso de Verónica Ofelia Torres Guerrero, una joven recién egresada de la ingeniería en Nanotecnología, quien debido a la contingencia no encontró empleo.

“No estaban contratando por lo mismo de la contingencia, porque iban a cerrar las industrias”, comparte Verónica Torres, quien al ver la convocatoria de Protección Civil de El Marqués y gracias al título que tiene como Técnico en Urgencias Médicas (TUM), estudios que realizó en la Cruz Roja Querétaro, decidió aplicar.

Verónica reconoce que este programa es benéfico para su familia, pues algunos de sus integrantes sufrieron el recorte de hasta el 50 por ciento de su salario. Por lo cual ella ahora lleva un sustento más a su hogar.

Desde el primer día, los nuevos integrantes fueron recibidos por los directivos de Protección Civil de El Marqués, encabezados por Alejandro Vázquez-Mellado Larracoechea, quienes explicaron la dinámica de trabajo y las funciones a desempeñar como son inspección, rescate urbano, atención de incendios, entre otras tareas.

También han recibido capacitación en cuanto a Protección Civil y especialmente sobre el virus SARS-Cov-2 que produce la enfermedad Covid-19, así como el abordaje de pacientes sospechosos de Covid-19.

“Es un alivio durante esta contingencia”: José Gustavo Lara

Josué Gustavo Lara tiene 26 años y trabajaba como bombero en una empresa dedicada al mantenimiento de aeronaves de líneas comerciales. Al iniciar la contingencia ya no hubo vuelos, ni aeronaves que ingresaran al mantenimiento preventivo y correctivo. Esto derivó en un recorte de presupuesto y, posteriormente, de personal.

“Desgraciadamente me quedé sin empleo, pero vi la convocatoria en las redes sociales de Protección Civil de El Marqués, apliqué y a los dos días me marcaron. Fue así que me integré”.

Josué vive sólo con su abuela, por lo cual es el único sustento de su hogar. “La oportunidad que me están brindando aquí es un alivio durante esta contingencia”.

Además de ser bombero, Josué Gustavo es TUM Básico y reconoce el nivel que tiene el personal de Protección Civil El Marqués y, sobre todo, el recibimiento cálido y el ambiente de trabajo.

Trabajar en Protección Civil es un beneficio triple: Fabiola Díaz

Al iniciar la jornada, el equipo de Protección Civil revisa los signos de cada uno de los compañeros para garantizar que no tengan síntomas de Covid-19. Después verifican que el equipo cuente con el material necesario para atender las emergencias y que las unidades estén limpias y en condiciones óptimas para la atención.

Fabiola Díaz López tiene 27 años, es TUM Básico y actualmente se encuentra estudiando Enfermería. Ante el cierre de muchos sectores comerciales, derivado de la contingencia por Covid-19, Fabiola encontró muchas puertas cerradas.Sin embargo, vio la convocatoria de Protección Civil de El Marqués, envió sus documentos y fue aceptada.

“Es una materia interesante, Protección Civil engloba muchísimas cosas, no sólo la atención de emergencias como TUM Básicos, sino que también es apoyo a la sociedad y medidas preventivas”.

Fabiola encuentra un beneficio triple en este programa de empleo temporal: el profesional, pues está aprendiendo de gente humana y capacitada; el poder apoyar a la ciudadanía en esta contingencia, resguardando su integridad; y el tener un ingreso para su hogar, especialmente cuando su familia sufrió una reducción de ingresos.

“Soy la única que está aportando a mi casa. A mí mamá le cerraron su negocio y no está percibiendo ingresos, porque es actividad no esencial. Yo soy la que está apoyando ahora durante la contingencia. Mi mamá está muy contenta. Siempre le ha gustado que me desenvuelva en lo que me preparé. Aunque le gustaría verme del lado del hospital, ahora estoy en preparación y estamos contentos”.

La misma situación vive Fernando Eber Alvarado Padilla, quien anteriormente trabajaba en una empresa privada de emergencia y en un restaurante; sin embargo, tras la cancelación de eventos, el cierre de negocios y la baja del 50% del personal, se quedó sin empleo.

Duró más de un mes sin trabajo y estuvo buscándolo para ayudar a su familia a salir adelante, pues su papá también se quedó sin ingresos.

Fue así que encontró la oportunidad en Protección Civil de El Marqués, donde Fernando busca aportar sus conocimientos, ayudar a la sociedad durante esta contingencia y llevar un sustento para su hogar.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top