Mundo

Un preso escapa de la cárcel en EE.UU. con solo ponerse mascarilla facial y hacerse pasar por otro recluso

En el condado de Cook (Illinois, EE.UU.), un prisionero logró escapar de la cárcel al cubrirse la cara con una mascarilla facial y hacerse pasar por otro recluso. El FBI ofreció este jueves una recompensa de 2.000 dólares por información que conduzca a su captura y advrtió que el hombre debe ser considerado como «armado y peligroso».

El incidente tuvo lugar el pasado sábado y fue en extremo simple: Jahquez Scott, de 21 años, aparentemente le ofreció 1.000 dólares a otro recluso que estaba por ser liberado —Quintin Henderson, de 28 años— a cambio de asumir su identidad y abandonar la prisión en su lugar, recogen los medios locales.

Según las autoridades, la ‘transacción’ se cumplió en un túnel que los prisioneros transitan cuando ingresan o salen de esa instalación carcelaria, y fue incluso captada por una cámara de vigilancia. Henderson fue visto cuando entregaba su información personal a Scott y luego ambos presos intercambiaron sudaderas.

Cuando un oficial correcional llamó a Henderson por los altavoces, Scott dio un paso adelante. Llevaba una máscarilla que cubría sus tatuajes faciales, y firmó los documentos de liberación del otro preso para luego salir tranquilamente de la cárcel. Previamente, la oficina del sheriff del condado de Cook había recibido una orden de un juez federal para proporcionar máscarillas faciales a todos los reclusos, por cualquier motivo que allí estuviesen, debido a la pandemia de coronavirus.

Poco después que Scott salió, el verdadero Henderson se acercó al personal correccional y, alegando que se había quedado dormido, preguntó si su nombre había sido llamado. Al darse cuenta del error, los oficiales emitieron una orden urgente de arresto contra Scott, que había sido detenido el día anterior por un cargo de armas mientras estaba en libertad condicional por agresión a un oficial.

Este martes, durante una audiencia de libertad bajo fianza, Henderson confesó que Scott le prometió dinero a cambio del «favor» y, según el acuerdo, la cantidad estipulada le sería entregada en un encuentro posterior. Ahora Henderson, que estaba a punto de ser liberado por un caso de drogas, está detenido y sujeto a una fianza de 25.000 dólares por cargos de ayudar e incitar a escapar a un delincuente.

«La naturaleza del delito no es solo ayudar e incitar. Es a quién ayudó e instigó, una persona violenta y una persona peligrosa en libertad condicional, y eso pesa mucho contra usted», dictaminó la jueza Mary C. Marubio.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top