Mundo

Medallista olímpico trabaja como repartidor de comida para sobrevivir durante la cuarentena por el Covid-19 en Japón

Con los Juegos Olímpicos de Tokio pospuestos debido a la pandemia del coronavirus, el esgrimista japonés Ryo Miyake ha tenido que cambiar su máscara y florete por una bicicleta y una mochila para trabajar como repartidor de comida a domicilio, informa Reuters.

Miyake, quien ganó una medalla de plata en la prueba por equipos en la modalidad florete en las Olimpiadas de Londres 2012, desde hace un par de semanas forma parte del personal de la plataforma Uber Eats en la capital japonesa. El atleta asegura que este trabajo, además de generarle ingresos económicos, le ayuda a mantenerse en forma durante el confinamiento.

El esgrimista, de 29 años, tenía patrocinadores que lo respaldaban en el período previo a los Juegos en Tokio, pero con todas las competiciones canceladas decidió que no podía aceptar dinero de patrocinios. «Pensé que era un poco descarado recibir apoyo en tal situación, así que les dije [a los espónsores] que esperaran por el momento», relató Miyake.

Bajo riesgo de contagio

Sin poder acceder a un gimnasio debido a la cuarentena impuesta en Japón por el coronavirus, el deportista se puso a buscar alternativas y optó por la repartición de comida, actividad de la que disfruta por la flexibilidad del horario y porque suda mientras trabaja. Solo gana alrededor de 2.000 yenes (menos de 19 dólares) al día, pero Miyake afirma que, sumando sus ahorros, le basta para sobrevivir sin patrocinio.

La pandemia ha aumentado la demanda de pedidos de alimentos a domicilio en el país nipón, y el esgrimista afirma que el riesgo de contagio es bajo, porque no tiene contacto con los clientes dado que deja los encargos junto a las puertas de sus casas.

Miyake, que estaba en proceso de clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio cuando ese evento deportivo se aplazó para julio de 2021, no sabe cuándo volverá a entrenar con sus compañeros. «La esgrima es un deporte que no encaja con la actual situación, porque no podemos practicar sin tener gente reunida», lamentó.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top