Juan José Arreola - Código Político

Entre el aislamiento y la reactivación – Juan José Arreola

Las últimas cifras que conozco sobre la situación que guarda el estado de Querétaro en cuanto al Covid-19 son de la noche del domingo 17 de mayo de 2020. Según puedo interpretar, nos indican que no estamos en las mejores condiciones para avanzar hacia la “nueva normalidad” como lo propone el gobierno federal.

No solamente se mantiene al alza los casos de personas infectadas, sino que también registramos mayor cantidad de pérdidas humanas y el avance del virus a todo el territorio de la entidad.

Los números

El reporte oficial emitido por la Secretaría de Salud en el estado, la noche del domingo referido, consigna el fallecimiento de seis personas más para hacer un total de 50. Los últimos tres días se ha reportado la mayor cantidad de muertes durante la pandemia: el viernes, siete personas; el sábado seis y el domingo seis más.

También en estos tres días se registró la mayor cantidad de personas infectadas: 21, 45 y 23, lo que da un acumulado de 460 en la entidad. Casi 20 por ciento del total.

Si cruzamos esta cifra con el total de casos detectados de ciudadanas y ciudadanos infectados por el nuevo coronavirus, tenemos un porcentaje de 10.86 de fallecimientos.

¿Qué tan trascendental es esta cifra? En México, este dato es de 49 mil 219 contagiados y 5 mil 177 muertos; esto es, 10.51 por ciento, mientras que en el mundo suman 4 millones 731 mil 987 infectados y 315 mil 496 fallecimientos. Resulta en un porcentaje de 6.66.

Un segundo dato es el del avance territorial del virus. Hasta el domingo se había esparcido en 14 de los 18 municipios. En los cuatro restantes (Arroyo Seco, Huimilpan, Landa de Matamoros y Pinal de Amoles) había casos sospechosos (no confirmados) de Covid-19.

Esto significa que en Querétaro no hay de los llamados “Municipios de la esperanza” (sin casos de contagio y sin vecindad con municipios con contagios), que son en los que, ayer lunes, podían reanudar actividades “normales”.

El tercer dato es para reflexionar. Del total de casos reportados, 285 (62 por ciento) corresponden a personas de entre 20 y 49 años de edad. Esto significa que en el referido rango de edad se ubica la principal cadena de contagio de Covid-19.

Cuarto y último. La estadística oficial nos indica que cada 11 días (hasta el domingo) se duplicaban los casos de personas infectadas. Este promedio prácticamente coloca a Querétaro en alerta roja, impropia para retornar a la “normalidad”. Para dar ese paso, es menester que los casos de Covid-19 se dupliquen a una frecuencia de entre 18 y 30 días.

La realidad

A pesar del esfuerzo que hizo el gobierno del estado y varios municipales, entre ellos el de la capital, para pedir a la población se quedara en casa, el fin de semana del 10 de mayo salieron para la celebración del Día de las Madres y, por supuesto, a comprar regalos.

El siguiente fin de semana, se reportó una afluencia “normal” en Central de Abastos y el mercado de El Tepetate, entre otros, a pesar de las medidas extraordinarias aprobadas por el congreso del estado para reducir la movilidad, con todo y los llamados a quedarse en casa. Simplemente mucha gente puso oídos sordos y salió.

Prudencia

 Los números y la realidad nos demandan prudencia. Como bien dijo el gobernador del estado el pasado sábado: el regreso y la reactivación económica no dependen de fechas, sino de las debidas condiciones y de la participación responsable de nuestra sociedad.

No hay condiciones porque no toda la sociedad ha tenido una participación responsable.

Ése es el tema: mientras la sociedad no asuma el papel que debe jugar, no habrá fecha que se alcance, plazo que se venza, ni fases que se cumplan.

Una vez más, la decisión la tiene la sociedad.

 

Juan José Arreola

Lic. en Periodismo Digital

Twitter: @juanjosearreola

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top