Cartas desde la cuarentena

Yactura de mi psique en tiempos de pandemia- David Castellanos

A veces pienso que la situación actual es un borrador, un mal episodio de una serie llamada vida. Pero conforme pasan los días me doy cuenta de lo real que es, de los estragos verdaderos de una pandemia que vino a sacudir la vida cotidiana para empaparla de cambios, de caos y poner en perspectiva nuestra finitud ante un evento de esta magnitud.

En lo personal, he sentido aguijones de la depresión rozar mi alma. Ver las calles vacías, y los lugares de entretenimiento cerrados me provoca nostalgia. Ni hablar de la distancia social, no estoy acostumbrado a la soledad y me he visto afectado en sobremanera por el aislamiento. ¿Será que debemos replantearnos nuestra forma de vivir y de amar, ahora más que nunca? ¿Cuántos “te quiero” hemos callado?, ¿cuántos abrazos hemos guardado para luego? La distancia social cambia mi perspectiva sobre como amo a los demás y muy importante, cómo me amo yo.

“¿Será que debemos replantearnos nuestra forma de vivir y de amar, ahora más que nunca? ¿Cuántos “te quiero” hemos callado?, ¿cuántos abrazos hemos guardado para luego? La distancia social cambia mi perspectiva sobre como amo a los demás y muy importante, cómo me amo yo.”

Me he dado cuenta que no sabía lo insoportable que puedo llegar a ser, cuando dentro de mi habitación sólo estoy yo con mis demonios. Hay días que ni yo mismo me soporto y es parte de lo que considero aprender en medio del desastre. Aprender a conocernos, a identificar nuestras fortalezas, nuestras debilidades, apreciar nuestras virtudes y reconocer nuestros errores, pues a fin de cuentas tenemos la posibilidad de salir de esta pandemia siendo mejores personas, mejores ciudadanos, mejores familiares o salir igual o peor que antes de la crisis. He podido mirar cuánto amor propio me falta. Soy demasiado duro conmigo mismo, no me perdono y trato de evitar las confrontaciones. He de trabajar en ello, porque de una cosa estoy seguro, nadie merece morir sin ser amado y el amor empieza por uno mismo, por abrazar nuestras cicatrices, valorar nuestros defectos y salir distintos de esta pandemia. Con más amor para nosotros y para los demás.

“Soy demasiado duro conmigo mismo, no me perdono y trato de evitar las confrontaciones. He de trabajar en ello, porque de una cosa estoy seguro, nadie merece morir sin ser amado y el amor empieza por uno mismo, por abrazar nuestras cicatrices, valorar nuestros defectos y salir distintos de esta pandemia.”

A fin de cuentas, esta crisis me ha demostrado que los lazos que establecemos, lo que aprendemos y lo que enseñamos es lo perenne de la vida; Y a pesar de la yactura de la psique y del corazón, estoy convencido de que la solidaridad, fraternidad, la esperanza y la fe, harán del caos una oportunidad para ser una mejor humanidad.

Somos frágiles, somos vulnerables pero ahora más que nunca creo con certeza que construir vínculos afectivos positivos fortalecerá la resiliencia que necesitamos para salir adelante en estos tiempos de pandemia. Como dije, lo importante sigue su curso, el sol sigue saliendo, la lluvia sigue cayendo, la luna brilla en las noches oscuras, los pajarillos siguen cantando en las mañanas y nuevas flores siguen brotando.

“Somos frágiles, somos vulnerables pero ahora más que nunca creo con certeza que construir vínculos” afectivos positivos fortalecerá la resiliencia que necesitamos para salir adelante en estos tiempos de pandemia.

Y no, esta situación no es el mejor escenario, ni el mejor episodio, pero podemos hacer de esto, el mejor piloto para una historia de nuevos comienzos, nuevos lazos, nuevas aventuras y sobre todo demostrar que ante el miedo y el caos, se impone con entereza la esperanza y denuedo las ganas de ser mejores personas.

David Castellanos es egresado de Comunicación y Periodismo por la UAQ, Diplomado en Comunicación Organizacional e Imagen Corporativa. Productor audiovisual, poeta y artista. EnLaLupa.com escribe la columna “Lo que un día fui”

Facebook : David Caste

Instagram: davidcastea

¡SI QUIERES LEER TODAS LAS CARTAS DE LA CUARENTENA, HAZ CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE!:

Cartas desde la cuarentena

El ojo que todo lo ve

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top