Juan José Arreola - Código Político

La negativa oposición – Juan José Arreola

La reacción primera del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, frente a los hechos violentos del jueves pasado con motivo de la protesta en la ciudad de Guadalajara por la muerte de Giovanni López, fue errónea y me parece que dibujó lo que hasta hoy -con honrosas excepciones- es el comportamiento de la oposición.

Acusó al presidente de México, Andrés Manuel López, de ser quien orquestó, a través de infiltrados, esos hechos violentos que terminaron con destrozos en el palacio de gobierno y en varios locales de la ciudad y con la detención de 27 personas.

En un segundo mensaje, emitido el viernes y después de que el presidente lo retara a presentar pruebas de su dicho, Alfaro matizó y endilgó a Morena y a sus líderes, la responsabilidad de estos hechos, aunque pidió a López Obrador que interviniera para detener esta forma de actuar.

Todo no y el posmorenismo

Esta reacción muestra claramente en qué condición se encuentra la oposición a Morena y a Andrés Manuel con miras a las elecciones del 2021: sustentada en una política del “no”: no al tren Maya, no al nuevo aeropuerto, no a la refinería de dos bocas, y en acusar de todos los males a la llamada 4T y a sus integrantes.

Más allá de que podamos debatir y deslindar responsabilidades al respecto, lo que me parece que realmente importa es el tipo de mensaje que se está enviando y, en consecuencia, la forma en que lo está recibiendo la ciudadanía.

La gran mayoría de los opositores (líderes de partido, senadores, diputados y gobernadores) no salen de este esquema. Pocos (pero de verdad, muy pocos) han planteado con seriedad una propuesta alternativa de gobierno.

¿Por qué lo refiero?

Porque de acuerdo a las encuestas hasta ahora realizadas, López Obrador y su partido conservan, más o menos, 50 por ciento de las preferencias ciudadanas, cantidad más que suficiente para reivindicar su mayoría en la cámara baja del Congreso de la Unión y para poder triunfar en varias de las 16 gubernaturas que estarán en juego.

Sin embargo, a diferencia de las elecciones de 2018, en las del 2021 habrá un factor nuevo: el posmorenismo, esa franja de ciudadanas y ciudadanos que votaron convencidos por López Obrador y por los candidatos de Morena, con la esperanza de que México cambiara y se acabara el prianismo.

Son estos clasemedieros, intelectuales, feministas, luchadores sociales y por la igualdad, entre otros muchos, que hoy muestran su decepción, su cansancio o simplemente su indolencia ante un gobierno que hasta el momento no ha concretado ese cambio y sí ha incurrido en varios errores que los han lastimado.

Sin embargo, esta franja de la población (¿8, 10 millones de ciudadanos?) no tiene otro referente. No encuentra en la oposición un liderazgo que le proponga no regresar al pasado corrupto y avanzar hacia un México mejor al propuesto por Morena y Andrés López, con acciones reales y concretas.

Justo es referir que en 2021 la elección girará en torno a liderazgos locales; será una contienda estatal, municipal e incluso de barrio por barrio, colonia por colonia y con mayor peso en la campaña digital.

Ahí es donde quizá la oposición lleve una ligera ventaja por encima de los morenistas que, ahora sí, deberán hacer un esfuerzo y realizar campañas y no sólo confiarse en el nombre de Morena y del presidente.

Claro, este escenario es factible, siempre y cuando el referendo por la permanencia o no de López Obrador se realice en el 2022 y no se adelante, como es su pretensión del mismo, al 2021, junto con los comicios de junio.

Dados marcados

El pronunciamiento “con el hígado” del gobernador de Jalisco retrata, hasta ahora a la “biliosa” oposición. A un año de distancia de los comicios el discurso debe cambiar con rumbo positivo hacia el futuro y con deslinde del pasado. López Obrador no debe ser su objetivo, sino la ciudadanía que vota, que escucha mensajes y que conoce los liderazgos locales. Ahí es en donde deben concentrarse.

 

Juan José Arreola

(*) Periodista

Lic. en Periodismo Digital

Twitter: @juanjosearreola

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top