Talento 100% Qro

La muerte de una enfermera por Covid impulsa a jóvenes a fabricar caretas de PET para el ISSSTE

Reportaje: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

Una serie de consejos en redes sociales para hacer caretas económicas en casa y protegerse en contra del Covid-19, llevó a 5 jóvenes de Querétaro y de Celaya a elaborar y donar 400 caretas a los hospitales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en esas dos ciudades, en sólo un mes y una semana .

Hija de un médico, Hilda Sánchez Aguilar, conoció las necesidades del personal de esos hospitales y con la ayuda de la enfermera Ivonne, se hizo una lista sobre quiénes necesitan más la ayuda. La muerte de la enfermera y de sus padres por Covid-19 en Celaya, motivó al grupo de jóvenes a llevar la donación hasta el final por una responsabilidad y compromiso hacia ella.

Víctor Arturo Chávez Guzmán aportó su experiencia en la elaboración de las caretas; Alejandro Covarrubias, Paulina López de Nava y Luis Enrique Caballero fueron parte fundamental para hacer realidad la elaboración y donativo de las caretas de PET para brindar protección sanitaria al personal de salud, como una manera de agradecer el esfuerzo por ayudar a la población..

Las caretas se entregaron al personal del ISSSTE que tiene el primer contacto con la derechohabiencia usuaria ,como el personal de limpieza y de vigilancia, entre otros, que están en contacto también con médicos y enfermeras.

La responsable de Redes Sociales y Medios de Comunicación del ISSSTE Querétaro, Rossi Santos, señaló que el grupo de estudiantes se puso en contacto con la delegación del instituto a través de redes sociales, para donar las mascarillas, como lo hicieron con personal del hospital de Celaya.

Las mascarillas faciales son reutilizables y diseñadas específicamente para proteger de manera efectiva los ojos, nariz y boca del contacto de la saliva de algún posible infectado.

Del hágalo usted mismo a la campaña altruista

El grupo de estudiantes tuvo la idea de ayudar al personal médico al ver las opciones del Grupo de Mascarillas Querétaro en Facebook para elaborar sus propias caretas. En el grupo se ofrecían cortadoras y servicios para hacerlas con diferentes características.

Hilda Sánchez, hija de un médico, platicó con el resto de los jóvenes sobre las necesidades del personal que labora en los hospitales, porque no solo se debía proteger a médicos, enfermeras y administrativos, también requerían esta ayuda a los trabajadores de limpieza y de seguridad.

El grupo de jóvenes contactó a Arturo Chávez Guzmán, uno de los integrantes de la página de Facebook, para desarrollar el modelo aprobado por el sector salud, que es totalmente de PET y facilita la desinfección y la limpieza. Conocieron también a la enfermera Ivonne, del hospital del ISSSTE de Celaya, quien los ayudó a cristalizar la ayuda al identificar a los más necesitados.

“Empezamos a hacer una campaña para financiar las caretas que donamos y solo ocupar el PET para el corte. Empezamos cuando se dio el primer aviso de la cuarentena, entonces iniciamos la campaña en la plataforma Donadora, que se hace para ayuda social, en lugar de 30 días, la hicimos por 15 días porque urgía brindar ayuda. El PET lo compramos en el Estado de México, después de que recaudamos 12 mil pesos, en Querétaro salía muy caro, nos vendían plantillas de 300 pesos y sólo salían 20 caretas”, señaló Hilda.

Como mucha gente compraba caretas, la demanda del material era muy alto, así que recurrieron a comprar PET reciclado en bobinas o rollos industriales para que saliera más económica la elaboración de caretas.

El cortador les dejó a 10 pesos la careta, un precio muy por debajo del mercado y así fue posible hacer 150 caretas para el ISSSTE de Querétaro y 250 para el Hospital del ISSSTE en Celaya. Era un compromiso y una responsabilidad, afirma.

La enfermera Ivonne, del hospital de Celaya, fue de las primeras que los motivó a realizar la donación al ISSSTE. Ella les dio la lista del personal que más necesita la ayuda por el riesgo que corrían.

La enfermera falleció el pasado lunes 25 de mayo por Covid-19, un día después de la muerte de su mamá por la misma causa y el mismo día que su padre por el mismo virus. Los estudiantes decidieron seguir adelante con las donaciones.

“Ella nos estuvo ayudando con la lista de personas que veía que necesitaban más apoyo, ella fue nuestro contacto y sentimos la responsabilidad de terminar, de no dejarlo pendiente, por eso hicimos la entrega en Celaya el jueves de la semana pasada y luego en Querétaro”, explicó Hilda.

Los jóvenes pusieron todo su empeño, “nos empeñamos en demostrar la credibilidad y la honestidad de nuestro proyecto, buscamos en la solidaridad de la gente para enfrentarnos a esto tan grande. Ivonne fue la que estuvo al pendiente de las enfermeras, con los doctores y el personal de menos rango, ella fue una pieza bien importante y teníamos que terminar”.

A Hilda le gustaría hacer una segunda campaña para continuar con la ayuda al personal médico y a personas que no pueden protegerse porque algunas caretas alcanzan precios muy altos. Cada careta que se entregó cuenta con un instructivo que elaboraron los jóvenes y con un mensaje de solidaridad y agradecimiento.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top