Mundo

Abandona los cadáveres de sus padres en alta mar y nada con su novia por aguas infestadas de tiburones para salvar la vida

Ryan Oostryck tuvo que abandonar en una embarcación volcada los cadáveres de sus padres y nadar con su novia durante cuatro horas por aguas infestadas de tiburones para salvar la vida, informa el portal australiano News.com.au.

Esa pareja se fue a pescar con Bob y Jan Oostryck el pasado 16 de junio frente al arrecife Ningaloo, a tres kilómetros de la costa de Australia Occidental, cuando las olas dieron la vuelta a su bote y los jóvenes salieron despedidos.

Al regresar a la nave descubrieron a los integrantes del matrimonio atrapados bajo el agua e inconscientes, intentaron reanimarlos durante cerca de 30 minutos y, al ver que no tenían éxito, aseguraron sus cuerpos y se dirigieron a nado hacia la orilla.

Ambos náufragos alcanzaron tierra en un lugar remoto y tuvieron que recorrer seis kilómetros antes de encontrar a unos campistas, que les trasladaron en su vehículo hasta Coral Bay para avisar a las autoridades.

A la mañana siguiente comenzó una búsqueda por tierra, mar y aire, pero los rescatistas tardaron varias horas en encontrar la nave.

Posteriormente, la familia Oostryck comunicó que el bote estaba completamente equipado con dispositivos de seguridad, pero quedaron fuera del alcance de los fallecidos.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top