Mundo

Un niño con una enfermedad rara consigue que un juzgado español falle en contra del hospital que le niega un fármaco

Un niño de 13 años que padece una enfermedad rara ha ganado a su hospital una batalla que comenzó a librar hace más de dos años. Un juzgado de Barcelona (España) ha fallado en contra del centro, que durante este tiempo le ha estado denegando un medicamento para luchar contra la patología que sufre.

El menor, identificado como César, sufre de distrofia muscular de Duchenne (DMD), una enfermedad que atrofia los músculos de manera progresiva y que tiene una esperanza de vida de alrededor de 30 años. El niño fue diagnosticado a los 6 años y en abril de 2018 dos neuropediatras del hospital San Juan de Dios, quienes le trataban desde 2015, aconsejaron el inicio de tratamiento con ataluren.

Ataluren es un principio activo que se comercializa bajo el nombre de Translarna. Cuenta con una aprobación no definitiva del Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos, emitida en 2014 y renovada en 2016, pero que está condicionada a la realización de un nuevo estudio, que debería concluir en 2021. Hasta ahora el CHPM ha determinado que ralentiza el avance de la enfermedad, aunque el Ministerio de Sanidad de España dictaminó que los ensayos clínicos no han demostrado ningún efecto sobre el curso natural de la enfermedad.

Sin unanimidad sobre su uso

De hecho, no hay unanimidad sobre este fármaco, como demuestra que 11 países de la Unión Europea (UE) lo incluyan en su cartera de servicios mientras que otros 14, no. Entre estos últimos se encuentra España.

El hospital alega que una comisión multidisciplinar farmacoterapéutica se pronunció en contra de la prescripción de este fármaco porque no había suficiente evidencia científica sobre su eficacia.

A pesar de ello, el tribunal de Barcelona ha fallado a favor de la demanda interpuesta por los padres de César en base al principio de igualdad. El juez instructor recoge que aunque el medicamento no está incluido en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, a día de hoy 47 pacientes con DMD tienen acceso a Translarna, por lo que su veto a César representa «un agravio comparativo en este caso particular».

Tanto el hospital San Juan de Dios, como el Servicio Catalán de Salud, ya han anunciado que recurrirán esta sentencia al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top