Entrevistas

Tribuna de Querétaro vivirá lo que los alumnos quieran; es su laboratorio de formación: Jaramillo

Entrevista: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

*Fotos: Guillermo González

Por primera vez en sus 23 años de existencia, el semanario universitario Tribuna de Querétaro modificó su esquema de trabajo para hacer periodismo a distancia y proteger a sus estudiantes del Covid-19. Desde el pasado 17 de marzo, toda la gente que colabora en el semanario se enfoca en mantener vivo este laboratorio periodístico estudiantil, que busca contribuir a una sociedad informada.

El director de Tribuna de Querétaro, Víctor López Jaramillo, señaló que todos los becarios trabajan a distancia, tras el cierre de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) por la contingencia, así que en lugar de que cada reportero entregue un reportaje el fin de semana, por el momento se establecieron roles de trabajo en los que cubren actividades un día por semana.

“Toda la universidad está trabajando a distancia y muchos lugares también, así que para proteger la salud de los alumnos, decidimos trabajar así en lo que pasa el pico más alto de la pandemia, en cuanto eso pase, regresaremos a trabajar normalmente”, explicó.

Víctor López Jaramillo no recuerda otra ocasión en la que se trabajara así desde que asumió la dirección de Tribuna en 2009, aunque antes fue subdirector, bajo el mando de Carlos Dorantes, el fundador del proyecto universitario, que tenía el objetivo de crear un laboratorio para estudiantes de periodismo, igual que Química o Física tienen sus propios espacios de formación.

Al semanario todavía faltan dos años para cumplir un cuarto de siglo y saben que igual que la pandemia, hay diferentes elementos que pueden cambiar la manera de hacer periodismo, incluso en los proyectos es universitario, pero para Víctor López “Tribuna vivirá lo que los alumnos quieran, ellos son los que le dan vitalidad, a este laboratorio lo mantiene la fuerza de los jóvenes”.

Tribuna fue parte del cambio de piel de la facultad

Tribuna cuenta con 12 reporteros, dos editores, dos web master, un jefe de información y un responsable de diseño editorial que sostienen al semanario, además del director y cada año se modifican los colaboradores, aunque algunos tienen más experiencia en el ejercicio de esta profesión.

La creación de Tribuna coincidió con “el cambio de piel de la facultad”, porque antes era Facultad de Sociología y la Escuela de Periodismo estaba aparte. La Escuela de Periodismo editaba Reportero UAQ, ,que era el órgano informativo de esta unidad académica, bajo la dirección de Francisco Garrido Guzmán.

En 1997 se creó la licenciatura en Periodismo y Comunicación, se agregó la licenciatura en Ciencias Políticas y se mantuvo Sociología, así que la facultad se transformó en Ciencias Políticas y Sociales y se propuso la creación de Tribuna de Querétaro como una manera de marcar agenda en temas que no se mostraban tanto, como la defensa a las minorías, los derechos sexuales, el transporte y la misma universidad.

“Ese mismo año nace Tribuna, el 24 de febrero, el aniversario de la UAQ, para celebrar doble fecha ese mismo día. Esta es escuela de enseñanza, trata de implementar el periodismo de investigación, que no es fácil, es laborioso, es muy costoso, a veces se logra, a veces no, porque se enciman las técnicas, pero es un lugar donde pasan los alumnos, aprenden y luego se van a otros medios a desarrollarse”, explicó López Jaramillo.

Aunque reconoció que muchos de los temas que abordan son cíclicos, destacó que siempre se mantiene la línea editorial gracias a la relación con exdirectores de la facultad y exdirectores de Tribuna, así como a Luis Fernández, como profesor decano, entre otros universitarios.

Aportan innovación y aprovechan la experiencia

Los estudiantes que colaboran en Tribuna saben que se les brinda una oportunidad de aprender prácticamente las necesidades del periodismo queretano y poner en marcha todo lo que escuchan en clases.

Iván García Ramírez tiene más de dos años de colaborar en Tribuna como reportero y más recientemente como coordinador de contenido audiovisual, con miras a darle continuidad al contenido en las redes sociales.

David Jiménez tiene 5 años de pertenecer a Tribuna y desde hace un año y medio es el jefe de información del semanario.

“Se aventó toda la carrera aquí, los estudiantes suelen quedarse por mucho tiempo para aprender”, señaló López Jaramillo. Para los alumnos, Tribuna no solo es un espacio para aprender a hacer bien las cosas en su profesión, sino una oportunidad de comprometerse con la sociedad en los temas que le importa poner en la discusión pública.

El trabajo es demandante, porque los días de cierre pueden pasar muchas horas en las instalaciones y ahora, durante la cuarentena, se pusieron en marcha otras formas de trabajar, que incluye entregar 4 notas por día de guardia, mientras se regresa a la normalidad.

Los estudiantes y su relación con el periodismo

Desde el primer día del curso propedéutico de la carrera de Comunicación y Periodismo de la UAQ, se la aclara a los estudiantes que no van a ser youtubers ni influencers, porque el área de comunicación tiene un enfoque de ciencias sociales y el área de periodismo se enfoca a la investigación, sin dejar de lado el periodismo digital.

El proceso de selección es uno de los más difíciles de la universidad y cuando llegan a sexto semestre deben elegir el área en la que van a especializarse, si en periodismo o en comunicación, ya sea en los campus de Querétaro o de San Juan del Río, para que estén convencidos de quiénes van a ser periodistas.

Tribuna tiene abiertas las puertas para todos los estudiantes de la facultad, no solo periodismo, pero los alumnos entran desde cuarto o quinto semestre, muchos aguantan los cierres los fines de semana y se forman como editores. Tribuna tiene el mismo papel que la UAQ: docencia, investigación y extensión, que es donde entran Tribuna o los laboratorios de ciudadanía digital y seguridad, nuestro papel es incidir en la realidad a través del periódico”, insistió.

La intención es que todos los temas “se discutan hacia afuera”, por lo que los estudiantes deben involucrarse en aquellos aspectos que inciden en la población abierta. Uno de los mayores retos es hablarle a los estudiantes sobre las realidades del periodismo mexicano.

“No se niega la realidad. Se les explica que hay una crisis en los medios que está llegando a México, sucedió en Estados Unidos con la crisis de papel, los periódicos en papel están pasando por malos momentos, no es un secreto. Incluso nosotros tuvimos que recortar tamaño, eso se explica, se les dice, que estamos en el cambio digital, yo siempre seré un defensor del papel, pero también entramos en lo digital. En las situaciones laborales también se les explica lo que sucede en las redacciones y a ellos les tocará enfrentar la realidad del mundo laboral, con la formación que les dimos aquí”, abundó López Jaramillo.

*Las fotos de Guillermo González fueron tomadas antes de la cuarentena

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top