María Pérez Rojas - Una Mirada

En México, la libertad de expresión es una realidad – María Pérez Rojas

Es normal, sano y deseable que la mayoría de los medios hablen, opinen o critiquen el tema que hoy transita en la política mexicana: el caso Lozoya, por ejemplo; Covid-19; INE; “La nueva normalidad”; y muchos otros temas coyunturales y creativos que tienen un sentido y un para qué propositivo en el contexto político, social, económico y cultural.

Hemos de reconocer y celebro que en México la libertad de expresión es una realidad. Pero cuando te encuentras con títulos como: (falta mes y medio) “Pese a Covid-19; AMLO confirma Grito de la Independencia y desfile militar”, sin importar si en el contenido aclara que será con gente o sin gente, el título ahí está; o como el de Hiriart, “El engaño de los ineptos”, que quien tiene un poco de conocimiento del pasado y un poco de decencia se dará cuenta que se echa un tiro al pie o se lo echó a quienes cubre… Otro tema que abunda en los articulistas: el avión presidencial y toda posible asociación con cualquier tema, hasta de la frustrada subasta de un lote de ropa interior Victoria Secret encontrada en los Pinos se difunde más… Tampoco cesan las calumnias y la desinformación, lucrando inclusive, políticamente y mediáticamente con los estragos de la pandemia por Covid-19.

¡Uff y lo que nos espera por los tiempos electorales!

Pero, ¿quiénes o cuántos hablan del gran avance que representa para el país la entrada en vigor de la Norma 051 que regula el etiquetado en alimentos y bebidas procesadas?

¿Cuántos periodistas se atreven a escribir sobre la resistencia por años a la modificación de esta regulación?

¿Cuántos periodistas hablan de los beneficios a la salud pública en un país con altos y alarmantes índices de mortalidad por hipertensión, obesidad y diabetes? Consecuencia de la mala alimentación y producto del consumismo promovido por empresas que no tienen interés alguno en la salud pública, que según la OCDE, la obesidad en México representa ya un gasto del 5% del PIB para atender la enfermedad.

La pandemia puso en evidencia la mala alimentación y las enfermedades que padecemos los mexicanos por consumir productos altos en azúcares y grasas ( refrescos y comida chatarra, frituras galletas, etc…).

El 71% de los decesos por Covid-19 reportan una o más comorbilidades: hipertensión el 42.4%, el 37.1% padecía diabetes y el 24.8% tenía obesidad.

Y las empresas responsables, ¿qué opinan? ¿A qué periodistas les ha interesado entrevistarlos al respecto?

Además de que tenemos honrosos primeros lugares a nivel mundial en obesidad infantil, en la adolescencia y menos grave en los adultos.

La Norma 051 establece parámetros, estándares que garantizan que el consumidor conozca si un producto es saludable, por ejemplo, establece el máximo de kilocalorías saludables por 100 gramos de producto sólido que será de 275 mientras que para bebidas será de 70, y se librarán de la etiqueta “Alto en azúcares”. Después se regulan los parámetros para las grasas y así progresivamente varios factores hasta 2025. Desgraciadamente esta regulación no es una panacea para disminuir o erradicar el problema, intervienen muchos otros factores de las diferentes dimensiones de nuestra existencia, la emocional, la física, la mental, que se puede reducir en una buena e integral educación.

De igual manera, ¿cuántos periodistas han hablado del proyecto de pensiones que representa un gran impacto en la falta de seguridad social de los trabajadores informales y equilibra los contratos leoninos anteriores?

¿Quiénes han hablado positivamente de la disciplina del gasto?

¿Cuántos han difundido del saneamiento de las finanzas públicas?

¿Cuántos han hecho periodismo de investigación y difundir la lucha real contra la corrupción?

¿Cuántos han aplaudido y reconocido la lucha contra la evasión fiscal?

¿Cuántos han mencionado el impacto positivo en la creación de empleo y en la disminución de la pobreza de la zona con el Tren Maya?

¿Cuántos han hablado del nuevos sistema financiero que pretende bancarizar al mayor número de personas en zonas rurales. Eso sí es desarrollo, no crecimiento del PIB basado en deuda.

¿Cuántos han hablado del gran impacto económico y competitivo que impulsará el Corredor Transístmico?

¿Cuántos hablan de que en México se están reforestando más un millón de hectáreas?

¿Cuántos han hecho un análisis de los impactos que están transformando a México con las pocas pero sustanciosas reformas legales?

Hay tanto que mirar y reconocer en el rumbo de esta administración y que muy pocos lo difunden. Paradójicamente el mundo sí lo está viendo y ya en algunos casos imitando.

María Pérez Rojas

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top