Historias de la Metrópoli

Perdieron el trabajo por la pandemia, pero con Ocupación Temporal han recobrado la esperanza

Historias y fotos Santos Mendieta / EnLaLupa.com

El Covid-19 le afectó en dos frentes. Por un lado, derivado del cierre de negocios y de actividades, Alma Delia Lázaro Palacios, vecina de la comunidad de La Palma, en Tlacote, se quedó sin trabajo; por el otro, su pareja dio positivo a coronavirus, por lo cual estuvo 40 días de incapacidad.

“Yo me dedicaba a hacer limpieza en el hogar con una maestra. Empezó todo esto de repente y paró todo. Yo me quedé sin empleo desde marzo. Mi pareja también se enfermó y duró 40 días de incapacidad. Sobrevivimos nada más con sus puras incapacidades”.

Cambió la dinámica diaria. Él se tuvo que aislar y también los niños. En este contexto tuvieron que “apretarse aún más el cinturón”. Sin embargo, después de estos meses complicados, una vecina le informó sobre el Programa de Ocupación Temporal, por lo que Alma ingresó a la página del Municipio de Querétaro, envió sus papeles y esperó la respuesta.

Después de unos días le llamaron a su teléfono para confirmarle que había sido aceptada. Ahora lleva más de una semana trabajando en este programa desempeñando tareas de jardinería, poda y riego en diversas partes de la ciudad.

“Está muy tranquilo. Hay muy buen ambiente. Todos los compañeros nos llevamos bien”, comparte Alma Delia, quien en esta ocasión fue asignada a trabajar en la Alameda Hidalgo. “Como ciudadanos nos enteramos de lo que realmente pasa y cuál es la labor que hacen. Uno nada más ve bonito y verde, pero la verdad uno no sabe ni quién, ni cuándo limpia. Trabajando aquí uno se da cuenta de lo que hacen. Y ahora uno valora más todo lo que hacen en el Municipio”.

“Comíamos dos veces al día; ya no nos alcanzaba para más”: Cecilia Rodríguez Arias, vecina de Tlacote

Cecilia Rodríguez Arias es ama de casa y se dedica a las labores de limpieza. La contingencia por el Covid-19 la dejó sin empleo y no tuvo ingresos durante tres meses, por lo cual buscó alternativas para poder sobrevivir.

“La viví mal. Sí me afectó mucho. Yo soy ama de casa, me dedico a la limpieza. Ya no pude trabajar. Estuve tres meses sin trabajo. Tuve que vender cosas, dulces y otras cosas, porque tengo una bebé. Comíamos dos veces al día, ya no nos alcanzaba para más. Busqué empleo, pero fue difícil y sigue siendo difícil”.

Una vecina de la comunidad le informó del programa, se inscribió y en pocos días le hablaron. “Fue un trámite sencillo”, asegura Cecilia, quien dice sentirse contenta por esta oportunidad que les brindó el gobierno municipal de Querétaro.

“Es una buena oportunidad en lo que encontramos algo más estable”: Andrea Padilla, vecina de Azteca

Cuando inició la pandemia, Andrea Padilla se desempeñaba como auxiliar de barra en un restaurante. Sin embargo, conforme se fueron endureciendo las medidas, los negocios comenzaron a reducir la capacidad de gente, a reducir sueldos, recortar días de trabajo hasta finalmente cerrar los negocios.

“A principios de abril el restaurante cerró para cumplir con las medidas sanitarias. Hasta junio decidieron despedirme y así estuve hasta que salió esta oportunidad”.

Desde el momento en que escuchó sobre la pandemia, Andrea empezó a ahorrar y fue así que logró sobrellevar estos meses hasta que vio en el Facebook de Municipio de Querétaro la convocatoria del Programa de Ocupación Temporal. Se registro, ingresó sus datos y consultaba constantemente el estado de su solicitud, hasta que le confirmaron que fue aceptada dentro del programa.

“Me parece muy bien el Municipio de Querétaro realice este tipo de programas, porque hay muchos negocios que aún no están en condiciones para contratar gente. Es una buena oportunidad que el Municipio nos de trabajo en lo que encontramos algo más estable”.

“Es un trabajo relajante”: Andrea Rosalba, vecina de El Tepe

Andrea Rosalba es comerciante y ama de casa. Vendía ropa, zapatos o lo que fuera en el tianguis de “El Tepe” hasta que la contingencia la obligó a quedarse en casa y a no poder trabajar más.

“Rosita”, como cariñosamente le llaman, había ahorrado para un viaje, pero al cancelarse éste, el dinero le sirvió para poder sobrellevar estos meses en los que se vieron reducidos sus ingresos.

Su hermana entró al equipo de Vigilantes Ciudadanos y fue ella quien la invitó a inscribirse en la convocatoria del Programa de Empleo Temporal. Rosita realizó su registro y a los pocos días le confirmaron vía telefónica que había sido aceptada dentro del Programa. Ahora lleva poco más de una semana trabajando en labores de jardinería.

“Es mi zona favorita. Este trabajo es relajante estar con la naturaleza, regando, quitando plantas. A veces es pesado, pero entre las compañeros y compañeros se hace más fácil y luego hacemos comida entre todos”.

“Trabajas de siete a una. Descansas sábados y domingos. Luego me van a pagar 5 mil. ¿Dime si no está chingón?”, explica Rosita quien reconoce esta iniciativa del gobierno municipal para apoyar a la gente que tuvo afectaciones económicas durante la pandemia. “Está muy padre para los que la pasamos mal en esta temporada. Está muy bien este tipo de apoyo”.

“Me gusta el trabajo porque son cosas que sabemos hacer”: Ana Lorena Serna

Ana Lorena Serna trabajaba en un local en Tlacote donde vendían dulces y maquinitas; sin embargo, después de varias semanas sus patrones tuvieron que cerrar el negocio.

Su esposo corrió con la misma suerte, pues le redujeron días de trabajo y el sueldo. En su casa habían empezado a construir y tuvieron que parar la obra. Afortunadamente, tras enterarse de la convocatoria, Lorena se registró en la página y fue aceptada en el programa.

“La pandemia nos afectó a mucha gente. Mucha gente se quedó sin trabajo, pero este programa está muy bien. Me gusta el trabajo porque son cosas que sabemos hacer”.

Nueva convocatoria

El Programa de Ocupación Temporal benefició a casi dos mil personas en una primera etapa, pero a partir de esta semana se abrió una nueva convocatoria para reclutar a 600 personas más.

El formato de inscripción al programa está disponible en el portal oficial www.municipiodequeretaro.gob.mx donde también pueden conocer los requisitos como son: residir en el municipio de Querétaro; presentar INE/IFE vigente con domicilio; exponer CURP; tener entre 18 y 55 años de edad; manifestar bajo protesta de decir verdad que ha tenido efectos negativos en sus ingresos por la pandemia Covid-19; firmar la solicitud de apoyo, y no haber participado en algún programa de apoyo económico del municipio con anterioridad.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top