Andrea Sosa - Navegando entre Letras

Las letras revolucionarias de… Octavio Paz – Andrea Sosa

No habrá palabras suficientes para mostrar orgullo al hombre que, con sus extraordinarias palabras, marcó y sigue marcando a miles de generaciones a nivel mundial, aquél que pudo transparentar las alianzas entre la cultura y la lengua; sin embargo, en la subsección de Las letras revolucionarias, me atrevo a compartir su semblanza.

Octavio Paz Lozano nació el 31 de marzo de 1914 en Coyoacán, México; sus padres fueron Josefina Lozano y Octavio Paz Solórzano, este último junto con su abuelo paterno, inculcaron a Octavio desde muy temprana edad al ámbito literario, debido a que ambos se dedicaban al periodismo político.

Consecuencia de esta crianza fue que el joven Paz a sus diecisiete años de edad fundó la revista Barandal, y en 1933 publicó su primer libro (con el mismo nombre de la revista), así como la creación de los Cuadernos del Valle de México, el segundo proyecto editorial de Octavio junto con otros jóvenes escritores donde se exponían diferentes artículos políticos; sin embargo, el último proyecto de estas revistas fue Taller, pero no saldría a la luz hasta el año1939.

El año de 1937 fue uno de los más significativos para la historia de Octavio, a causa de que se empieza a relacionar con poetas reconocidos a nivel mundial como Thomas Stearns, Pablo Neruda y Paul Valéry; empezó a impartir clases en los campos de Yucatán; publicó dos obras, Raíz del hombre y Bajo tu clara sombra; y en este mismo año se casó con la novelista Elena Garro, matrimonio que duraría hasta 1959.

A la edad de 30 años y gracias a su trabajo literario, ganó la beca Guggenheim para pasar un año en Estados Unidos, esta beca es otorgada cada año a algún experto en algún campo del saber con excepción de las artes escénicas; terminando su tiempo en el extranjero, entró al Servicio Exterior Mexicano, lo cual le permitió ir a Francia y conocer a Benjamín Péret, André Bretón, Albert Camus, y a otros intelectuales que habitaban en el París de la posguerra; estas experiencias le permitieron a Paz encontrar nuevos ideales culturales y políticos, haciendo que se acercara al surrealismo.

Durante los años 50 se hacen públicos diferentes libros primordiales en la vida y obra de Octavio Paz; El laberinto de la soledad, una ventana que permite conocer la unión del mexicano con su cultura; El arco y la lira; Piedra de Sol, poema que expone la sensibilidad del humano ante diferentes situaciones, el ejemplo más significativo es cuando el hombre conoce a la mujer; Libertad bajo palabra; y ¿Águila o Sol?, exposición de las visiones del lenguaje de la conciencia.

A sus casi 50 años de edad, ganó el Gran Premio Internacional de Poesía; un año después contrajo su segundo matrimonio con Marie José Tramini. A mediados de la década de los sesenta y hasta el final de la misma, publicó cuatro ensayos sobre Luis Cernuda, Fernando Pessoa, Ramón López Velarde y Rubén Darío; Puertas al campo, Corriente alterna; y fundó la revista Plural, con la participación de diferentes escritores trascendentes de la siguiente generación.

En 1981 logró el Premio Cervantes y un año después, sale a la luz Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fé, relato sobre la monja mexicana, así como el contexto de la sociedad del siglo XVII; finalmente en 1990 se le otorga el Premio Nobel de Literatura.

Tristemente, Octavio Paz falleció a causa del cáncer, el 19 de abril de 1998; a pesar de ello, Octavio nos deja las más de 60 obras que realizó, entre ellas 20 antologías; pero lo más importante, su vida es la exacta definición de que si se trabaja arduamente en algo, las recompensas serán infinitas.

Andrea Sosa Rosas

 

“Aprender a dudar es aprender a pensar”

Octavio Paz

 

REDES DE NAVEGANDO ENTRE LETRAS

IG: @NAVEGANDO_LETRAS Y @ANDREA.SR02

TW: @NAVEGAND_LETRAS

YT: NAVEGANDO ENTRE LETRAS

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top