Norman Pearl - Poder popular

¡Competir por la Secretaria General del CEN en Morena, una obligación moral ineludible! – Norman F. Pearl

Marzo de 2018 me ofrecía una disyuntiva: registraba la candidatura -cuya encuesta había ganado- por el distrito III local en el estado de Querétaro, o aceptaba el cargo de representante propietario de Morena ante el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Querétaro. Decidí por la segunda opción, pues me daba la posibilidad de hacer una defensa del partido y sus candidatos, en un entorno hostil y despiadado. No me equivoqué, era el reto que el partido esperaba de mí.

Un año después, ante la partida del presidente del Comité Ejecutivo Estatal en Querétaro, hacia su destino actual (Embajada de México ante la República Dominicana) fui invitado permanente del CEN, en representación de mi estado, para participar en todas las reuniones que los Comités Ejecutivos Estatales mantenían periódicamente con el Comité Ejecutivo Nacional.

Mi circunstancia era similar a muchos compañeros cuyos nombramientos en los estados eran impedidos por un boicot permanente asumido por los secretarios afines a la presidenta del Consejo Nacional que tenían como objetivo final la inmovilización del partido y su consecuente ineficacia.

 

Finalmente, en los primeros días de enero del año en curso, por una decisión personal llena de valentía y congruencia en la compañera Brenda L. Reyna Olvera, se rompe el cerco de Bertha Luján y sus secretarios, activándose la vida institucional del partido. Unos días después, soy nombrado por el CEN como Secretario de Educación, Formación y Capacitación Política del propio Comité Ejecutivo Nacional de Morena. El día 23 de enero, en busca de la necesaria reanimación del partido, se hicieron los nombramientos vacantes en todos los Comités Ejecutivos Estatales, que quedarían en un limbo construido por Alfonso Ramírez Cuéllar.

El 26 de febrero, los avances construidos en ese pequeño periodo se fueron a la basura, pues de forma sorpresiva, un congreso inédito sin legitimidad probada, regresaba el control del partido a Bertha Luján y sus asesores.

El resto de la historia la conocen muchos: El “interino”, que fue designado por un periodo de 120 días para instrumentar el padrón y convocar a la necesaria renovación de las dirigencias, no hizo absolutamente nada, dedicándose a la tarea NO impuesta de recorrer el país ofreciendo cargos y candidaturas.

Mis experiencias anteriores, que iniciaran con la creación de múltiples comités de base en el norte de la ciudad de Querétaro, me permiten hacer un diagnóstico integral de Morena en su conjunto. Nada me es ajeno, conozco el estado que guarda cada entidad y sus problemáticas derivadas del boicot perpetrado por los enemigos del partido.

Propuestas:

Hay todavía algunos militantes cuyos líderes consideran el partido les pertenece y por ello se oponen a las encuestas sugeridas por el presidente López Obrador y mandatadas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Ellos deberán dimensionar su circunstancia y olvidar la grandeza fácil, fusionando sus esfuerzos con las mayorías para consolidar una UNIDAD inquebrantable ante los desafíos que el futuro inmediato nos convoca.

Para poder consolidar un padrón que sea confiable, deberemos retomar la reafiliación de militantes con la aplicación del INE buscando la necesaria coincidencia de números y personas.

La renovación de dirigencias es urgente y no debe estar supeditada necesariamente a las asambleas distritales que en el pasado han dejado una estela de corrupción y de amargura. Debemos prospectar opciones que sean tan novedosas como razonables.

Una vez constituidos los Consejos y distintos Comités Ejecutivos, se deberá elegir una Comisión de Encuestas con perfil técnico, el Consejo Consultivo, la Comisión Nacional de Elecciones y la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia.

Existen trabajos acuciosos sobre la actualización de nuestro estatuto, será el momento de exponerlo.

¡Si tocan a tu puerta por la encuesta, Norman Pearl es la respuesta como Secretario General!

Norman F. Pearl

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top