Los especiales de Enlalupa.com

«Desaparecer fideicomisos, regresión de décadas»: científicos, investigadores, cineastas y deportistas alzan la voz

Reportaje: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

Ilustración: Alejandro Mascarúa/EnLaLupa.com

La extinción de 109 fideicomisos y fondos por parte del Congreso federal provocaría un retroceso de décadas para México en sectores fundamentales como la ciencia, la tecnología, la ecología, el deporte, las artes, así como la protección a la defensa de los derechos humanos y a los periodistas, afirmaron especialistas de las diferentes áreas afectadas.

Protesta de integrantes del Cinvestav afuera de San Lázaro

El científico Eric Rosas, los periodistas Raúl Trejo Delarbre y Rogelio López Hernández, los cineastas Víctor Ugalde y Gladys González, así como la medallista paralímpica Patricia Valle negaron que existan graves irregularidades o corrupción en esos fondos, porque la liberación de recursos y su ejecución pasan por una revisión de la Secretaría de Hacienda, sociedad civil y diversos organismos que realizan una vigilancia constante.

Al conversar, por separado, con EnLaLupa.com, se dijeron abiertos a la reestructuración y perfeccionamiento de los programas y dudaron, en caso de su desaparición, que existan garantías de una mejor distribución de los más de 68 mil millones de pesos de los fideicomisos, porque se corre el riesgo de aplicarlos de manera discrecional y hasta opaca, a lo que se suma la tardanza en cumplir con los trámites burocráticos que implica el ejercicio de una partida presupuestal.

Para los entrevistados, regresar al gobierno la facultad de darle dinero a quien elija, suena a un “truco clientelar”, cuando el dinero no debe ser una cuota que se entrega a investigadores, artistas, deportistas, defensores o periodistas. Como ejemplo de las implicaciones de la desaparición, más de 60 proyectos en curso relacionados con las posibles curas y vacunas para Covid-19 tendrían que ser suspendidos.

Estas desapariciones, explicó Víctor Ugalde, representan una regresión de 20 años en la historia de la sociedad mexicana, “una regresión a las prácticas políticas de (Carlos) Salinas de Gortari y de (Ernesto) Zedillo, porque ambos administraban los recursos públicos de forma vertical y autoritaria: tú sí, tú no, tú sí, tú no y eso provocó gran corrupción y que sólo se apoyara a los cuates y a los obedientes. Por eso se construyó un andamiaje democrático por parte de la población y ahora se quiere administrar de la forma en la que estábamos huyendo”.

“Se prevén amparos para defender fideicomisos”

Eric Rosas, integrante de la Red Prociencia en México, aclaró que muchos de los fondos relacionados con la ciencia y la tecnología cuentan con recursos de la iniciativa privada, no sólo con presupuesto público, porque hay grandes compañías que aportan dinero para realizar investigación científica con los mecanismos legales para hacer donaciones.

Muchos fideicomisos también cuentan con recursos autogenerados, donde los servicios de asesoría y capacitación de los investigadores en los diferentes centros generan pagos que se ingresan a los fideicomisos, así que al no ser todo dinero público pueden presentarse procesos legales de entidades privadas que no tienen por qué entregar su recurso a la federación.

Eric Rosas. Foto: Niels Rosas

Otro tema es que los proyectos científicos son multianuales, de manera que los fondos deben asegurarse por varios años y para eso sirven los fideicomisos, al ser flexibles y garantizar recursos sin importar el cierre del año fiscal. Eso permitió que el Gran Telescopio Milimétrico de Puebla participara en el gran proyecto internacional para tomar la primera fotografía del primer agujero negro.

“El hecho que desaparezcan esos fideicomisos hace que los científicos de México ya no puedan participar en proyectos de esta envergadura, porque no van a tener cómo garantizar esa participación. Los fideicomisos también sirven para financiar a los estudiantes, si estás estudiando algo en el mar y debes desplazarte a alguna playa de México, ese dinero sale de los fideicomisos, puedes revisar ahora la cuenta del Cinvestav, donde cuelga testimoniales de jóvenes en sus programas de maestría y doctorado y debido a la extinción de los fideicomisos, pues no podrán continuar con sus estudios de campo, esos chicos van a ver truncados sus proyectos”, alertó Rosas, quien es físico y doctor en Ciencias.

El también colaborador de EnLaLupa.com –donde escribe su columna «La Onda Plana»– consideró que asegurar que ahora el gobierno dará dinero de manera directa “suena más bien a un truco para generar clientelas electorales, pues no tiene mucho sentido, habla más bien del desconocimiento que se tiene de la actividad científica” para proponer una cuota a los investigadores.

“Desaparecer los fideicomisos implicaría detener más de 60 proyectos en curso que tienen que ver con la investigación de las posibles curas y vacunas para Covid-19, esos proyectos que están en curso, en 3 meses van a tener que ser suspendidos. Cuando más necesitamos responder a estas problemáticas, le quitamos dinero a los proyectos de investigación que podrían darnos soluciones”, declaró el presidente del Clúster Mexicano de Fotónica y director ejecutivo de Bright Science México.

Frente al argumento de que la extinción de los fideicomisos permitirá destinar 68 mil millones de pesos para la salud, recordó que las pérdidas por la cancelación del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México son de 120 mil millones de pesos, casi el doble de los recursos que se pretende conseguir; el presupuesto para la refinería de Dos Bocas es de 160 mil millones de pesos, y en el primer trimestre de 2020, Petróleos Mexicanos reportó pérdidas por 562 mil millones de pesos.

“Es un atraco y un enorme abuso de carácter político”

El periodista e investigador de la UNAM Raúl Trejo Delarbre lamentó la pretensión de desaparecer los fideicomisos del país, porque “han sido un recurso de México para garantizar la provisión financiera a actividades e instituciones, a servicios, a grupos que requieren que el dinero del Estado no dependa de evaluaciones del gobierno, de vicisitudes políticas, sino que esté garantizado”.

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Trejo Delarbre destacó que, por ello, desaparecer un fideicomiso es atentar contra el principio de que los financiamientos no dependan de los vaivenes políticos, además que muy pocos de los fideicomisos pueden tener opacidad, toda vez que la mayoría cumple con absoluta transparencia, desde el origen del dinero hasta su ejercicio y se nutren con una inyección inicial del gobierno, pero también con el dinero que cada organización e institución recaba.

Raúl Trejo Delarbre

“Hay muchos casos de dinero que viene de fundaciones extranjeras o de otros países, de tal suerte que si se llegara a aprobar la extinción, es quedarse con recursos que no son, en todos los casos, de un origen fiscal, se trata de un atraco, aparte de un enorme abuso de carácter político”, puntualizó Trejo Delarbre, quien también es profesor en el posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Ante la promesa de que el gobierno sí podría proveer de recursos financieros a estos sectores, el autor de más de una veintena de libros dijo que existe el riesgo de que lo haga de manera discrecional, y advirtió que ni siquiera hay garantía de que se destinen esos recursos que ahora se retiran.

“Mentira que no exista transparencia”

El cineasta Víctor Ugalde calificó como una mentira que exista falta de transparencia en el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y en el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine), porque los dos subían toda su información a la página web del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), donde aparecen los nombres y montos de los beneficiarios, así como quiénes decidieron brindar el apoyo, todo con la revisión de la Secretaría de Hacienda.

“Si se descubrieron casos de corrupción, tendrían que actuar de inmediato, si no, los omisos son ellos y eso también es punible. Pero, primero, es falso que hubiera corrupción. Segundo, se nos acusa que hubo un exceso escandaloso, pero todas las sesiones están documentadas, que actúen en consecuencia, pero en Fidecine sólo hay 10 películas perseguidas en este momento, se les levantó una demanda y se les exige la reparación del daño, pero son 10 películas de 226”, subrayó Ugalde quien es director, guionista e investigador cinematográfico.

Víctor Ugalde

A través del Fidecine y Foprocine se impulsaron más de 600 largometrajes en casi dos décadas de existencia y  se trató de un cine plural (con cintas comerciales y de autor). Frente a las críticas de que estos fideicomisos apoyaron solamente al cine comercial, Víctor Ugalde recordó que en el año 2000 la Secretaría de Hacienda argumentó que se apoyaba solamente a películas de arte que nadie veía y existió un primer intento por desaparecer los apoyos.

Entonces se propuso crear el Fidecine, para hacer películas que sí viera el público. “El cine tiene que ser plural como la sociedad misma y los resultados así lo muestran. Apoyar a figuras como Derbez no fue un pecado, sino algo que posibilitó que regresara dinero al fideicomiso, con 15 millones de espectadores, se le prestaron 7 millones y entraron de regreso unos 50 millones de pesos. Ese dinero se aplicó para apoyar cintas como El Violín, una película de ficción sobre la represión en Guerrero, intemporal y con un espíritu de lucha”, añadió el presidente del Observatorio Público Cinematográfico.

Desaparecer esos fideicomisos para que el gobierno determine qué proyectos sí se apoyarán, implica “una regresión de 20 años en la historia de la sociedad mexicana, es una regresión a las prácticas políticas de Salinas, de Zedillo, porque Salinas y Zedillo administraban los recursos públicos de forma vertical y autoritaria: tú sí, tú no, tú sí, tú no y eso provocó gran corrupción y que sólo se apoyara a los cuates y a los obedientes. Si eras crítico y contestatario no te daban apoyo, por eso se construyó un andamiaje democrático por parte de la población y ahora se quiere administrar de la forma en la que estábamos huyendo”.

Foto: Cuartoscuro

También negó que los fideicomisos tengan mucho personal o aviadores, sólo en el Fidecine, con 18 años de crecimiento, hay 5 o 6 trabajadores y lo mismo sucede con otros fondos. Si se desaparecen los fideicomisos, advirtió, el Congreso de la Unión violentaría la Constitución, el Pacto Internacional de los Derechos Humanos Sociales y Culturales y el Acuerdo para la Diversidad Cultural, porque no puede existir regresividad en los avances en la cultura, así que se analizarían medidas legales.

“Nos tomaron el pelo”

La nadadora Patricia Valle aseguró que con la desaparición del Fondo del Deporte para el Alto Rendimiento (Fodepar) se da un gran golpe al deporte mexicano, pero también a los planes de pacificación del país y de la lucha contra las adicciones. “Es ir en contra de la esperanza de México”.

“El Presidente actúa en contra de la esperanza de México, porque la esperanza de México tiene que ver con el deporte, porque generamos una sociedad saludable, no sólo física sino emocionalmente, personas con metas, con retos, con ideologías de autonomía, con el auto reto de querer siempre ser mejor”, subrayó.

Paty Valle

La medallista paralímpica dijo que al lado de las acusaciones de corrupción, hay un constante saqueo a la Comisión Nacional del Deporte (Conade) y si antes, con reglas claras, no se daban suficientes apoyos a los deportistas, ahora, si desaparecen los fideicomisos y sólo hay compromisos de palabra no habrá posibilidades de impulsar al deporte.

“Si con papeles donde está escrito el apoyo (el Presidente) no ha podido responder, imagínate con algo que fue simple frase en una mañanera. Si no ha podido respetar toda una estructura que se hizo, se estudió y se dijo cómo y por qué, ahora ¿a quién va a dar esas becas? ¿Qué va a determinar su entrega? Estamos quedando a la deriva, sin estructura, sin certeza, sin proyección, es un gran golpe al deporte mexicano”, insistió la ganadora de más de una docena de medallas en Juegos Paralímpicos de Verano.

Patricia Valle cuestionó la mesas de trabajo, los diálogos y las promesas para evitar la desaparición del Fodepar, sobre todo cuando “el 27 de septiembre de 2018 (el Presidente) dijo que iba a apoyar el deporte, que tenía que sacar a las personas de los malos hábitos a través del deporte. Nos enviaron cartas, no sé si para darnos atolito con el dedo, y los diputados de Morena hicieron reunión tras reunión con los deportistas y (al final) nos tomaron el pelo”, dijo la también regidora en el municipio de Corregidora, Querétaro.

Como ejemplo de esa incertidumbre, denunció que por un supuesto problema administrativo, desde septiembre ya no se pagaron las becas a los deportistas, pero si desaparece el Fodepar ya no creen contar con ellas, además de que no habrá seguridad frente al ciclo olímpico y en la iniciativa privada será difícil conseguir apoyos.

“Pueden cambiar criterios, pero no desaparecer”

El periodista Rogelio Hernández López cuestionó las versiones de corrupción sobre los fideicomisos, porque estas figuras de operación se enfrentan a una revisión constante por parte de la Secretaría de Hacienda, de consejos de la sociedad civil y otros organismos. Esas revisiones cuentan con informes, análisis financieros y justificaciones constantes de la manera en la que se gastó el recurso.

En el caso del Fideicomiso del Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas el riesgo de desaparición adquiere una gravedad mayor, porque aquí los recursos se usan en emergencias y si se empiezan a aplicar de otra manera podría perderse mucho tiempo en brindar la ayuda inmediata, dijo Hernández López, quien fue consejero fundador del Mecanismo de Protección a Periodistas de la Secretaría de Gobernación federal hasta diciembre de 2014.

Rogelio Hernández López, segundo de izquierda a derecha. Lo acompañan Miguel Ángel Granados Chapa (+), Virgilio Caballero (+) y Javier Solórzano.

“En caso de emergencias se requiere tener disponibilidad de recursos para hacer traslados de una o varias personas de lugares en donde estén en alto riesgo. El mecanismo tiene mil 304 personas que están protegidas, la tercera parte de ellos (418) son periodistas, de ellos 111 mujeres y 307 hombres, con diferentes medidas y si no se tienen esos fondos emergentes para utilizarlos de manera urgente y pronta, no se va a poder hacer el trámite rápido porque las partidas presupuestales tienen como 20 pasos burocráticos para poder usar los recursos. Alguien en situación de riesgo no puede esperar a que se giren oficios”, subrayó.

Rogelio Hernández, quien es cofundador y primer director ejecutivo de la Casa de los Derechos de Periodistas, A.C., subrayó que lo que sí puede hacerse es revisar los criterios de protección para los periodistas que ya están en el mecanismo, porque en ocasiones algunos ya pueden dejar las medidas más duras y reinstalarse en sus vidas.

“A algunos de los desplazados los están señalando de vividores o corruptos, pero eso no es necesariamente corrupción, sino que a lo mejor ya no necesitan las medidas de protección y, tal vez, deban pasar a otro nivel de su vida. Ese sí es un problema del mecanismo, que no tiene bien medidos los criterios para cuando deban abandonarse las medidas de protección cuando ya no se requieran”, aceptó Hernández López, autor de la columna «Miradas de Reportero», que publica en más de 10 medios, entre ellos EnLaLupa.com

Fuera de eso, aseguró, no hay señales de corrupción, sobre todo porque el consejo ciudadano del mecanismo tiene sesiones regulares, un principio de pluralidad, acciones de vigilancia ciudadana y en esas condiciones, “es muy difícil que alguien pueda usar los recursos de manera inadecuada”.

“Es una decepción”

Para la cineasta queretana Gladys González con los apoyos federales se lograron hacer muy buenas piezas de producción audiovisual que ganaron premios internacionales, por lo que dijo que la posible desaparición de los fideicomisos representa una falta de respeto para quienes se dedican al cine.

Gladys González Foto: Diego Mateos

“Dicen que va a haber una reestructuración, que desaparece Fidecine y que se va a sustituir por otro, pero no nos consta, no sabemos cómo se van a dar los apoyos y a quién se le van a dar”, señaló González, directora de los cortometrajes Silencios y La vena del henequén, entre otros proyectos cinematográficos.

De no conservarse los apoyos, se deja sin oportunidad al desarrollo cinematográfico mexicano, porque, dijo, una producción audiovisual independiente está entre los 6 y 20 millones de pesos, una cantidad lejos del alcance de los cineastas.

Gladys González recalcó que todo esto es una decepción, sobre todo porque los apoyos siempre se concentraron en el centro del país y, precisamente, cuando se estaban logrando acuerdos para que llegaran a los estados, “los fideicomisos desaparecen”.

 

LEE TAMBIÉN:

Posponen votación de fideicomisos, luego de que oposición «reventó» la votación

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top