Entrevistas

Atlantis: «estoy enamorado de la lucha libre; el día que se me acabe el amor me retiro»

Entrevista: Enrique Calderón/EnLaLupa.com

Qué mayor satisfacción de un padre que ver a su hijo triunfar, y es que el mérito habla por si mismo, Atlantis junior es el primer luchador mexicano que debuta como profesional en la tierra del sol naciente Japón, en toda la historia de la lucha libre mexicana. Y Atlantis su orgulloso padre, su maestro, aún sigue activo luego de 40 años como una de las máximas figuras de la lucha libre nacional e internacional y campeón mundial del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y de la Asociación Internacional de Lucha Libre (IWA, por sus siglas en inglés)

Atlantis y Atlantis Junior en Japón

Y es que hablar de Atlantis “El ídolo de los niños” es hablar de un luchador que en casi cuatro décadas se ha ganado un lugar en el pancracio mexicano, al lado de leyendas como el Santo, Blue Demon, Rayo de Jalisco, Huracán Ramírez, Mil Máscaras, Canék y Tinieblas. Así lo dicen los títulos, los campeonatos mundiales, las máscaras y caballeras ganadas, las 45 veces que ha luchado en Japón, los enfrentamientos con luchadores de talla mundial como Tiger Mask, Rey Misterio, Ultimo Dragón, y, sobre todo, una carrera limpia, pulcra y sin escándalos.

La de Atlantis ha sido una carrera limpia, pulcra y sin escándalos

Un luchador que ha sabido formar una familia sólida con su esposa y en la que sus dos hijos son profesionistas, el mayor ingeniero, y el más chico que además de una licenciatura le ha dado a su padre el orgullo de portar su máscara dignamente y debutar como profesional en Osaka, Japón, en 2019.

Los comienzos

Todo comenzó en los Altos de Jalisco en 1962. Atlantis es el cuarto de diez hermanos de una familia humilde y trabajadora. Cuando contaba con 13 años, el chamaco, inquieto, travieso, con demasiada adrenalina en su cuerpo hizo que su padre, que de lucha libre no sabía nada, lo llevara al gimnasio del famoso Diablo Velasco para que conociera los secretos de la lucha libre sin saber que en unos años se convertiría en ídolo de las multitudes y que su presencia era garantía de atiborramientos en todas las arenas de la República Mexicana.

En la Ciudad de México el “Idolo de los niños” tuvo la fortuna de ser recibido por los “Hombres Bala”

“Como a los 17 años dejé el gimnasio del Diablo Velasco, me di cuenta que de un luchador de tercera lucha para abajo, no iba a pasar y un compañero me convenció de irme a la Ciudad de México a probar suerte. Era muy joven y en realidad no estaba muy seguro de lo que quería, en realidad venía a la aventura”, dice a EnLaLupa.com

“No me rajo”

En la Ciudad de México el “Idolo de los niños” tuvo la fortuna de ser recibido por los “Hombres Bala”,  Pirata Morgan, y los hermanos Ortiz, quienes, sin ninguna recomendación, lo arroparon y perfeccionaron los conocimientos de lucha libre, lucha olímpica, y lucha grecorromana que el jovencito había adquirido en el gimnasio del Diablo Velasco en Guadalajara.

“Siempre fui muy terco, muy testarudo, necio, y dije si ya estoy aquí no me rajo como buen jalisciense”

“Siempre fui muy terco, muy testarudo, necio, y dije si ya estoy aquí no me rajo como buen jalisciense”. El Hombre Bala lo llevó a la Arena México, al departamento de programación y le dieron la oportunidad de entrenar y fue observado detenidamente por ex luchadores que vieron en él un muchacho con excelente físico, gran actitud y en tres meses perfeccionó su máscara y su eligió su nombre de batalla para debutar como Atlantis en 1983, en una lucha semifinal de la desaparecida Arena Revolución. Fue tan buena su actuación que en la siguiente semana ya estaba luchando en la Arena México “La Catedral de la Lucha Libre mexicana”. Participó en la semifinal al lado de estrellas como Rayo de Jalisco Jr, Doctor Wagner, Blue Panther, Kung Fu, Felino. Negro Casas y el Hijo del Santo.

Paco Alonso Lutteroth, director de la Arena México

Atlantis señala que Paco Alonso Lutteroth, director de la Arena México, representó «todo para mi en la lucha libre.  Lamento profundamente su fallecimiento; siempre fue una fina persona conmigo, siempre me habló derecho. Paco fue un empresario nato, pues no es fácil mantener una empresa que acaba de cumplir 87 años, y yo en reciprocidad decidí no irme a la empresa Triple A, aunque me pagaban el triple de lo que ganaba aquí. Siempre estuve muy a gusto con Paco Alonso, quien me dio buen nivel, seguridad económica y, sobre todo, un trato de gran calidez humana.

“No pienso en el retiro”

Pese a la pandemia por el Covid, Atlantis no piensa en el retiro: “A pesar de que no hay funciones de lucha libre sigo entrenando, voy al gimnasio de lunes a sábado, nunca he estado a punto de tirar la toalla, estoy enamorado de la lucha libre, el día que se me acabe eso me retiro, pues todo lo que empieza termina, y me iré satisfecho con la lucha libre, no me debe ni le debo”.

Recuerda que el consejo que le dio a su hijo cuando le dijo que quería ser luchador fue que a la lucha libre tenía que amarla y respetarla

Recuerda que el consejo que le dio a su hijo cuando le dijo que quería ser luchador fue que a la lucha libre tenía que amarla y respetarla, y que tuviera presente cuatro puntos fundamentales, respeto al público, fraternidad con sus compañeros luchadores, responsabilidad con la prensa, y la lealtad a la empresa que te da trabajo. «Si pierdes uno de esos puntos puedes perder todo», comenta el enmascarado.

Atlantis y Octagón al cine

Bajo la producción de Ramón Cerro, de Arena Films, Atlantis protagonizó su única cinta cinematográfica hasta la fecha La revancha, de 1990, al lado de Octagón. Fue una época en que la lucha libre mexicana tuvo un “Boom” y en la que surgieron figuras como el Vampiro Canadiense, Konnan, Pierroth, Porky, Rayo de Jalisco Jr, Villano III.

Atlantis fue galardonado con el codiciado premio Arena

También por esa época fue galardonado con el codiciado premio Arena que otorgaba la famosa revista Arena de Lucha libre publicada por Editorial Ejea de los famosos directores y hermanos Jaime y Germán Flores. Para la ocasión, la Arena México se vistió de gala con la presencia de bellas actrices de la televisión mexicana como Maribel Guardia, Lina Santos, Olivia Rex, y las integrantes del grupo de moda Garibaldi con su publirrelacionista y ahora famoso chef Nicolás Martín del Campo.

El mejor luchador de México

Para Atlantis el mejor luchador de México de todos los tiempos es, ha sido y será por mucho tiempo Mil Máscaras:  “Hace 40 años fue el primer mexicano que fue a luchar a Japón y abrió las puertas para muchos de nosotros. Fue un luchador que innovó al cambiar de máscara en cada función, cada una caracterizada por su famosa ‘M’ en la frente». Mil Máscaras luchó contra enormes figuras internacionales como el luchador francés André «El Gigante», el japonés Antonio Inoky (quien luchó contra Mohamed Alí) e innumerables figuras de la lucha libre internacional.

«Traté de seguir el ejemplo de Mil Máscaras, un señorón de la lucha libre mundial»

“Traté de seguir el ejemplo de Mil Máscaras, un señorón de la lucha libre mundial y me dediqué a entrenar y a brindarme en cada lucha, así fuera en un pueblito o en arenas de Nueva York, Chicago, Los Angeles, Dallas, Las Vegas, San Antonio, Japón (donde fui más de 36 veces), Francia, España, Alemania, Holanda, Bélgica y Portugal.

Atlantis durante una de sus visitas a París

“Soy un hombre afortunado», confiesa Atlantis, «privilegiado por la vida, desde que gané mi primera máscara a Talismán el 12 de junio de 1983, seguirían máscaras de gran tradición como la de Kung Fu, Mano Negra y hasta la del mismísimo Hombre Bala, la Sombra, y la máscara más importante, sin duda, en una pletórica Arena México le gané  en una sangrienta batalla al rudísimo luchador Villano III en un lleno total de más de 17 mil personas en el coloso de la colonia de los Doctores, la Arena México”.

Ídolo en Japón

En sus más de 36 giras a la tierra del sol naciente, Atlantis ha enfrentado en torneos internacionales a enormes figuras de la lucha libre japonesa y estrellas del pancracio oriental como Tiger Mask, Kendo Kashin, El Samurai y Yoshitsune.

El luchador también puso sus huellas en la Plaza de las Estrellas y tuvo el honor de aparecer en una de las series de la Lotería Nacional

Reconocido también en México, Atlantis ha sido homenajeado por la Filmoteca de la UNAM como una de las máximas figuras de la lucha libre mexicana, en tanto el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro publicó una serie de fotografías de este personaje en la estación del Centro Médico. El luchador también puso sus huellas en la Plaza de las Estrellas y tuvo el honor de aparecer en una de las series de la Lotería Nacional.

Consejo de vida

“He visto a muchos compañeros lesionarse por no entrenar bien, por no tener disciplina, a otros que ya no pueden ni caminar de tantas lesiones. He tenido la tristeza de ver a compañeros enfermarse como mi amigo Pierroth, otros que han fallecido de enfermedades que pudieron prevenir como la diabetes, otros muchos que desaprovechan la oportunidad y despilfarran su dinero y su carrera se viene abajo. A mi hijo Atlantis junior trato de aconsejarlo e inculcarle el amor y el cariño a su profesión (la lucha libre), que la ame y que la respete, que vea a los luchadores como su familia y que sea un hombre responsable y honesto”, destaca Atlantis “El Idolo de los niños”.

A mi hijo Atlantis junior trato de aconsejarlo e inculcarle el amor y el cariño a su profesión (la lucha libre)

Una carrera extraordinaria

  • CAMPEON PESO SEMICOMPLETO CMLL
  • CAMPEON DE PAREJAS CMLL
  • CAMPEONATO MUNDIAL DE TRIOS
  • CAMPEON DE PESO MEDIO NWA
  • CAMPEON MUNDIAL DE PESO SEMICOMPLETO DE NWA
  • CAMPEON UNIVERSAL CMLL
  • Atlantis Junior

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top