Entrevistas

El desafío logístico de la vacuna antiCovid requiere un consenso que involucre federación, estados e IP

Entrevista: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

México necesita un gran consenso nacional que garantice la adquisición de las vacunas contra el virus Covid-19 y que permita recuperar la gran experiencia del país en los procesos de vacunación, señaló el presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, Jesús Felipe González Roldán.

El especialista rechazó los temores frente a las vacunas que circulan en México, porque las 3 son efectivas y seguras, pero advirtió que todas ellas requieren de 2 dosis y si no se garantizan, la efectividad puede pasar del 90% a sólo el 50%. Para garantizar que se tendrán las dosis necesarias, urgió a lograr un consenso que involucre a los gobiernos estatales y a la iniciativa privada.

González Roldán consideró impostergable lograr un gran consenso nacional para evaluar y mejorar, con la estructura sólida de vacunación que existe en México desde hace 40 años.

“La política nacional de vacunación anti Covid debe ser una política alejada de cualquier tema ideológico-político de interés de grupo partidista o de grupo en específico y en esto requerimos la conjunción de esfuerzos bajo la rectoría del gobierno federal, pero tiene que haber mucha comunicación y coordinación entre el gobierno federal, los gobiernos estatales, la iniciativa privada y la población en general”, puntualizó.

¿Podemos confiar en todas las vacunas que se ofrecen y llegaron a México?

México tiene registradas 3 vacunas, una es la de AstraZeneca, otra la de Pfizer y otra es la Sputnik, la rusa. Las 3 tienen buena efectividad, las 3 son seguras, han probado efectividad y seguridad en términos de los estudios de fase clínica 3. Se tenían algunas dudas respecto a la rusa porque no se habían publicado resultados, pero una vez que se publicaron éstos se vio que es una vacuna que tiene una adecuada eficacia, por arriba del 91% y se convierte en una alternativa más para el proceso de vacunación.

Es importante que en este proceso de vacunación entendamos todos que es la política más trascendente en materia de salud pública, por lo menos en este siglo y seguramente del siglo pasado, porque al final vamos a cumplir un año de que la pandemia está presente en México, que ha cobrado ya la vida de más de 169 mil mexicanos, estamos llegando a los 2 millones de casos confirmados y al final esto ha generado un problema importante en términos de la parte de enfermedad y muerte en nuestro país.

Por ende, la política nacional de vacunación anti Covid debe ser una política alejada de cualquier tema ideológico, político de interés de grupo partidista o de grupo en específico y en esto requerimos la conjunción de esfuerzos bajo la rectoría del gobierno federal, pero tiene que haber mucha comunicación y coordinación entre el gobierno federal, los gobiernos estatales, la iniciativa privada y la población en general y ponernos de acuerdo en cosas sustantivas porque en esto no podemos errarle, necesitamos tener seguridad de que el proceso de vacunación anti Covid va a ser exitoso en México.

Esta vacuna se tendría que estar aplicando a alrededor de 100 millones de mexicanos; es decir a toda persona mayor de 18 años y donde al final, para esos 100 millones de personas que hay que vacunar pues hay que recuperar la expertise, que México tiene en el tema de vacunación, porque tiene una experiencia cercana a los 40 años de tener una política sólida de vacunación, este país tiene una cartilla de vacunación sólida y consistente a nivel mundial. Tan sólo para la vacuna contra influenza cada año se vacunan alrededor de 34 millones de mexicanos en un periodo de entre 3 y 4 meses. Así que sí es factible lograr un proceso de vacunación, pero hay que respetar la estructura que tiene México para ello y por eso llamo la atención a algunas situaciones. La regulación sanitaria en salud establece un Consejo de Salubridad General que debe pronunciarse y se establece que hay un centro que tiene la responsabilidad de llevar a cabo las políticas públicas y las recomendaciones de vacunación, que es el Consejo Nacional de Vacunación que debe sesionar.

México ya tiene, entonces, 3 vacunas registradas y hay cosas que son necesarias, que las vacunas sean seguras, que sean eficaces, lo que ya cumplieron estos 3 laboratorios y seguramente en días y meses lo cumplirán otros biológicos.

¿Cuáles son los siguientes pasos a partir del registro de estas vacunas?

Hay que definir cuáles van a ser las estrategias, los grupos objetivos a vacunar, qué vacunas le vas a aplicar a cada grupo objetivo. Un ejemplo: ya se sabe que la vacuna de AstraZeneca pudiera no ser tan eficaz en personas mayores de 75 años y por ende, no es una vacuna recomendable para aplicar en los mayores de 75 años, por eso tienes que hacer el uso de alguna otra vacuna disponible. Estas 3 vacunas con las que México cuenta, son vacunas de aplicación de 2 dosis. Hoy ya sabemos que hay 3 millones y medio de adultos mayores registrados en la plataforma MiVacuna del gobierno federal. Estamos hablando que necesitarías por lo pronto 7 millones de dosis de vacunas para aplicar y respetar sus 2 dosis de vacuna y eso tiene que ver con cuándo te va a llegar la vacuna, en qué cantidad, cómo la vas a distribuir, cómo lo vas a almacenar en caso necesario, qué tipo de refrigeración o proceso de conservación tiene la vacuna, para que tengas toda la logística que permita tener la vacuna de manera oportuna y aplicársela a los grupos poblacionales objetivo. Eso requiere de la coordinación del gobierno federal con los estatales, que la iniciativa privada pueda participar y la parte organizada de la sociedad civil para que en el menor tiempo posible la vacuna llegue a la mayor cantidad de la población, siempre que tengamos esa disponibilidad de vacuna.

¿Qué pasa con el personal médico que recibió la primera dosis pero no ha recibido la segunda?

Aquí es importante el hecho de respetar todo en ese proceso, lo que nos tiene que llevar la experiencia es que debo garantizar que las personas que voy a vacunar reciban su 2 dosis en tiempo y forma, porque si empiezo a posponer la vacuna porque no me llegaron o porque hubo un retraso es lógico que exista un efecto y en ese efecto puede visualizarse una disminución de la efectividad. En vez que una vacuna me dé por encima de un 90% de protección, pueda caer esa protección hasta un 50% o 60%, por eso es importante esa logística, esa parte gerencial para poderlo brindar. Los datos duros a nivel nacional son muy claros: llevamos más de 700 mil personas vacunadas y sólo 84 mil han completado su segunda dosis. Estamos a la espera de que vuelva a llegar la vacuna y se distribuya, porque aparte tiene que ser la vacuna que les aplicaron en una primera dosis que es la de Pfizer.

Cada vacuna tiene un comportamiento diferente, hay lo que nosotros llamamos ventana, entre cuántos días es recomendable, cada laboratorio da su recomendación, porque es lo que han probado en su fase clínica y al final lo que uno busca es tener la mayor efectividad, la mayor seguridad y seguir las recomendaciones que los productores de la vacuna dan. Si la empiezo a aplicar de manera más tardía, puede tener efectos en términos de rendimiento y eficacia de la vacuna.

¿Nos ha fallado la logística?

Yo diría que lo que tenemos que hacer es sentarnos y establecer un gran consenso nacional en torno a esto, para que no pase lo que nos está pasando. Siempre hay oportunidad de mejorar, siempre y cuando estés abierto a evaluar, a visualizar la evidencia científica que te va presentando esto a nivel mundial y a nivel nacional y poder establecer las mejores pautas de vacunación. Por ejemplo, algo que sucedió en el país y que no fue lo más atinado es la vacunación a los maestros en Campeche, al final no protegiste a todo el personal de salud de la misma entidad, pusiste ciertas dosis a los maestros y a la semana siguiente los profesores no iban a estar en posibilidad de regresar a dar clases. Todos tenemos el mismo objetivo que es que los mexicanos tengamos acceso a la vacuna lo más pronto posible y con la mayor eficacia y seguridad posible y aquí hay que reconocer que el gobierno mexicano ha sido proactivo para salir a buscar las vacunas en el contexto internacional en un entorno complicado porque hay más de 190 países que están buscando tener la vacuna en el menor plazo posible y contra ellos competimos. Hay que reconocer el esfuerzo del secretario de Relaciones Exteriores en términos de ir a buscar las vacunas en el mercado internacional.

¿Qué tan compleja es la adquisición de las vacunas, considerando que los estados ya lo intentaron?

Por eso necesitamos un gran acuerdo, porque si nosotros necesitamos vacunar a 100 millones de personas tenemos que ver con qué vacunas para saber cuántas dosis totales necesitamos y tener las características y condiciones en precios y entregas, para tomar la mejor decisión. En todo caso, bajo la rectoría federal poder decir: si voy a comprar 200 millones de dosis de vacunas, a lo mejor 120 millones las va a pagar el gobierno federal, 60 millones los gobiernos estatales y las restantes la iniciativa privada, pero ya tienes una gran bolsa y puedes ir a negociar con las empresas productoras de estos biológicos.

¿Qué pasará con la vacunación para niñas y niños?

No hay estudios todavía, se tiene que estar todavía evaluando, investigando.  Se sabe que el grupo de menores de 18 años es donde mayor número de casos asintomáticos hay, con menos repercusiones en términos de condiciones graves y defunciones. Por eso aquí lo importante es proteger de manera prioritaria a quien más afectación tiene. México es el país donde el personal de salud está teniendo mayor número de enfermos y mayor defunciones, por eso la prioridad número uno debe ser el personal de salud, en todos sus ámbitos, tanto su parte pública como privada. En segundo lugar los grupos de mayores de 70 años, que se ha visto que tienen mayor número de enfermos graves y de defunciones. Tercero, los enfermos crónicos no transmisibles, sobre todo de diabetes y de ahí los grupos poblacionales objetivo. Está visto y hay demostraciones, por ejemplo, Israel, cómo una buena campaña de vacunación logra disminuir las hospitalizaciones y los casos graves y las defunciones.

Insistió que para que México tenga un esquema de vacunación exitoso, se necesita del gran consenso entre el gobierno federal, los gobiernos estatales y la iniciativa privada, con el único fin de garantizar las dosis de vacunas que se necesitan con la mayor rapidez posible.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top