María Alemán - Punto y Coma

Cierre de precampaña, siempre adelante – María Alemán

Estos 28 días de precampaña han sido clave para conocer las necesidades y las preocupaciones de la gente de la ciudad de Querétaro en medio de esta pandemia y de los pocos resultados de las autoridades municipales.

Agradezco enormemente su disposición y apertura para compartir su sentir acerca de la ciudad que todas y todos conformamos, como me lo dijeron, estamos pasando por un momento en donde las oportunidades se ven cada vez más lejanas y los problemas se nos acercan más.

Bien dicen por ahí que todos los retos son aprendizaje y nos muestran el camino de lo ya no queremos. Ahora más que nunca sé que necesitamos retomar el rumbo de nuestra ciudad, crear las oportunidades que nos permitan volver a vivir bien.

Les quiero compartir que al inicio de la precampaña, mi intención era visitar las colonias; sin embargo, la pandemia nuevamente se recrudeció en contagios y tomé la decisión de trasladar todas mis actividades a una agenda digital, al principio tenía temor de no poder estar en contacto con la gente, pero sorpresivamente las reuniones tuvieron más participación de la esperada y los diálogos fueron más cercanos viviendo todos en común los mismos problemas.

Ahora que ha terminado la precampaña puedo decir que gracias a la decisión de la agenda digital, se evitaron 1,400 contagios potenciales directos y 4 mil 875 indirectos, como lo señalé desde un principio nada es más importante que la salud y la vida de la gente, y así lo sigo afirmando.

Las plataformas digitales se convirtieron en la sala de nuestras reuniones, y desde ahí, jóvenes, adultos mayores, vecinos de 65 colonias me compartieron su visión de ciudad, los problemas que están padeciendo y sobre todo lo que han esperado de las autoridades municipales y no han obtenido respuesta.

Problemas como la inseguridad, el transporte público, el desempleo, el sobrecosto de servicios prevalecieron en la mayoría de los encuentros. La falta de planeación en la ciudad poco a poco se va traduciendo en un dolor de cabeza para los habitantes de esas zonas quienes tienen que caminar hasta una hora para llegar a la primera parada del transporte público.

Hay casos de adultos mayores donde no sólo se han tenido que encerrar por la pandemia, sino que no tienen ni oportunidad de ir por sus medicinas porque subirse a una ruta representaría un alto riesgo de contagio, es decir, es un sector casi olvidado. No podemos continuar así.

Las quejas más frecuentes se las llevó el transporte público, los pocos horarios, la falta de mantenimiento en las unidades y su saturación representan un verdadero problema para la mayoría de los queretanos; no obstante, como en muchos otros temas tampoco hay respuesta por parte de las autoridades.
Estos días de encuentros y diálogos me llenaron de fuerza y aliento para trabajar por Querétaro y por cada uno de todas y todos quienes habitamos esta maravillosa ciudad, aunque hoy estemos desalentados por la falta de compromisos y empatía de las autoridades, tenemos la gran oportunidad de poder trabajar de la mano para cambiar el rumbo.

Siempre adelante es a donde tenemos que ir. Agradezco la participación de todos quienes compartieron conmigo sus preocupaciones y me están brindando su confianza, pronto vamos a tener la ciudad que estamos esperando y vamos a vivir mucho mejor. Sé que tenemos un largo camino por recorrer pero también sé que estamos listos para hacerlo. Muchas gracias.

María Alemán Muñoz Castillo

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top