Jorge Luis Montes - Psique Parlamentaria

Vuela, vuela palomita – Jorge Luis Montes Nieves

El PRI y PAN aún no consiguen entender el cambio radical ocurrido en la sociedad mexicana; en gran medida, como resultado del colapso de los medios tradicionales de comunicación controlados por el poder económico, y la irrupción de infinidad de canales digitales y de redes sociales, con contenido informativo difícil de manejar, lo cual ha generado una sociedad más crítica y menos proclive a ser manipulada por una línea editorial dictada desde los aposentos de los grandes consorcios comerciales, a capricho de los hombres del dinero y de políticos, como ocurría con los columnistas chayoteros. Siguen intentando volver al poder con las mismas prácticas como si nada hubiera pasado.

El día martes de esta semana se discutió en la Cámara de Diputados una iniciativa preferente del Presidente de la República en materia energética, por la cual se pretende recuperar la soberanía energética, y ellos, seguían pensando que con sus mismas mentiras iban a seguirnos engañando.

En el discurso de su defensa, quienes conformaron el Pacto por México y responsables de la catástrofe actual en los precios del gas, de las gasolinas y del diésel, claramente salía a relucir su frustración por el fracaso en sus intentos de evitar a toda costa, sostener los restos de sus “reformas estructurales”, intentaban una y otra vez asustarnos con los fantasmas de su pasado, que no los deja mirar hacia delante, argumentaban y argumentaban, vociferaban intentando en vano infundir la confusión con su propia experiencia: “el precio de la luz va a subir con esta reforma”, alegaban con las gargantas resecas, en su afán de sostener a toda costa los intereses particulares y extranjeros en contra del interés colectivo y del pueblo mexicano.

Con el guión reciclado de cuando impusieron las reformas estructurales, así intentaban convencernos a los diputados del bloque de izquierda y para fortuna de México, mayoritaria en esta ocasión. Parecieran no caer en cuenta del desastre que representa la dependencia de nuestro país al extranjero, en la generación de nuestra energía eléctrica, para el colmo llevaban por delante, precisamente, al ejecutor de las políticas del gobierno peñista en esta defensa colmada de cólera, al que posteriormente fuera sepulturero del PRI, Enrique Ochoa Reza.

Su convicción por defender a toda costa lo indefendible, sólo tiene una respuesta, y viene acompañado de varios ceros. No olvidamos las maletas de dinero que un senador, hoy gobernador, recibía a cambio de apoyar aquella Reforma Energética.

O quién no recuerda el discurso de Ricardo Anaya, alabando la reforma energética durante la promulgación de la Reforma Energética en 2013 en Palacio Nacional, cuando, en torno a la crema y nata de la política de ese viejo régimen, se relamían los bigotes por el botín obtenido en esas votaciones, levantando la mirada hacia el horizonte, con gallardía describía un futuro prometedor concluyendo:

…vienen tiempos mejores para el país… podremos mirar a nuestros hijos a los ojos con plenitud interior con la plenitud que da el deber cumplido.

No sin antes decir:

y la historia sólo confirmará que hicimos lo correcto cuando la reforma energética se traduzca de manera concreta, en inversión productiva, crecimiento económico, generación de empleos, soberanía energética y disminución en el precio de los combustibles, empezando por el precio de la luz, habremos triunfado, cuando la reforma se traduzca en que mejore la calidad de vida de las mexicanas y los mexicanos…

Vuela, vuela palomita,

ve y diles a panchito y al canayita,

que su reforma energética ha fracasado,

Pero ha llegado Morena a recuperar lo que nos fue robado.

 Jorge Luis Montes Nieves

Twitter: @jorgeluismn

FB: @JorgeLuisMontesN

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top