Talento 100% Qro

En Conalep Querétaro los alumnos viven la experiencia laboral desde la escuela

Historias: Jesús Arriaga/EnLaLupa.com

Fotos: Enrique Contla/Agencia SieteFoto

La voz de Abraham Morales Olvera, estudiantes de electromecánica industrial, es alegre. Detrás de la mascarilla se adivina una sonrisa que se confirma en sus ojos, cuando habla de la formación dual que recibe en el Conalep Querétaro, sistema que le permite pasar tiempo en los salones de clases aprendiendo la teoría, pero también aplicar ya en una empresa los conocimientos para su vida profesional.

La formación dual permite a los alumnos del Conalep vivir la experiencia laboral desde la escuela, pues gracias a los convenios que tiene con diferentes empresas asentadas en Querétaro los estudiantes pueden poner en práctica los conocimientos adquiridos en las aulas.

Samantha Covarrubias, licenciada en Gastronomía, con especialidad en innovación empresarial y que trabaja en Conalep desde hace 11 años como docente, explica que este tipo de aprendizaje “es un modelo de educación donde trabajamos en equipo empresa y Conalep. Primero partimos del modelo del Conalep. Vemos todas las materias. De ahí vamos con la empresa, se hace una planeación con la empresa… tienen la formación teórica y práctica real”.

Explica que los estudiantes trabajan en la empresa. Unos días van a la empresa, algunos días en el plantel educativo, para fortalecer la teoría en algunas materias prácticas, pero los alumnos están en la empresa, donde llevan un rol de programación acorde a las materias de acuerdo a cada una de las áreas donde los alumnos estarán y los aprendizajes que van a lograr en ese sitio.

Covarrubias explica que en el área de alimentos y bebidas es ya la segunda generación que aplica este método de aprendizaje, pero en este momento todos los proyectos que tienen que ver con alimentos están detenidos por la emergencia sanitaria causada por el Covid-19, que vino a retrasar todos los proyectos.

Abraham, en tanto, explica que labora en la empresa Siemens, en donde tuvo que pasar por el proceso de selección para ingresar, junto con sus compañeros.

“Es bastante agradable, porque vas y conoces lo que hacen, no sólo es la teoría. Te dan la herramienta y tú empiezas a aprender más allá de lo que te dicen en los libros. Son tres días en la empresa, y dos días en la escuela donde te dan la formación básica y refuerzas la teoría. Es bastante agradable”, explica.

Comenta que en la empresa está en un área de calidad, donde les enseñan desde cómo medir una lámina, sus tratamientos, la terminación, así como mantenimiento a motores eléctricos.

Dice que esta forma de estudiar le parece muy buena, pues aprende más con una herramienta en mano, ya que estando en la empresa, en la práctica, descubre cosas que en la teoría son distintas, tiene que usar la creatividad para resolver los problemas que se presentan en el día a día.

“Allá nos tratan como si fuéramos un empleado más. Comemos y convivimos con todos los empleados. Nos tratan bastante bien, el ambiente es bueno. Te enseñan desde lo más básico. Te dan tu cosas allá para fijar un área. Te facilitan todo”, asevera.

Destaca que lo que más disfruta de este modelo de estudio es la práctica, tener las herramientas en las manos.

Nora Alejandra Nava Roa, jefa de Vinculación y Capacitación del Conalep Querétaro, dice que la educación dual en este sistema educativo se implementó desde hace alrededor 20 años, pero con la Cámara México-Alemana desde 2015 se inició con el Conalep y en Querétaro en 2016.

“Las ventajas son muchas, porque los alumnos obtienen una visión y un panorama muy amplio de lo que se hace en una empresa, de cómo se manejan y los conocimientos que adquieren de los módulos que tienen que ver con su formación profesional. En el sitio se van enfrentando a los problemas de la vida real desde muy temprana edad, lo que les da un enriquecimiento, tanto académico, profesional y personal que los hace madurar a muy corta edad. Esta es una plataforma para que ellos puedan incursionar muy fácilmente en una empresa. Es empezarlos a formar y que las empresas contribuyan con la formación de los chicos y la educación del país, de sus jóvenes y que salgan mejor preparados”, sostiene.

Nava Roa precisa que la formación dual se implementa en distintas áreas como la manufactura, servicios, así como administrativas. En el caso del Conalep estatal está en máquinas y herramientas, electromecánica industrial, que son carreras en las que se puede implementar la educación dual, al igual que alimentos y bebidas, mecatrónica e informática. Actualmente sólo están en activo mecatrónica, electromecánica y alimentos y bebidas, pero próximamente se abrirá en máquinas y herramientas.

Se busca que el modelo dual de formación se implemente a nivel estatal en todos los subsistemas de bachillerato para que todos puedan implementar este modelo.

La emergencia sanitaria afectó en buena medida el desarrollo y aprendizaje de los jóvenes, pues al parar actividades dejaron de acudir a sus centros de trabajo, quedando sólo con las clases presenciales. Casi todas las empresas, por seguridad de los jóvenes y junto con el colegio, se determinó que no acudieran a trabajar, con el fin de salvaguardar su salud y la de sus familias. Han estado en casa, han recibido algunas pláticas con sus formadores en línea y se está intentando que este semestre puedan regresar cubriendo con todas las medidas de seguridad para evitar contagios entre los jóvenes en formación, como implementar un sistema de transporte, para evitar que los chicos recurran al sistema público.

Actualmente el Conalep Querétaro es el subsistema como más número de jóvenes inscritos al método dual, aunque por la pandemia este número se redujo. Actualmente sólo se tiene a tres estudiantes de la generación pasada y acaban de ingresar seis a la empresa Nestlé.

Nava Roa precisa que es frecuente que los estudiantes se queden a trabajar en las empresas a donde entran como estudiantes, aunque ello depende también de las vacantes con las que cuente la firma, que sean las adecuadas a los perfiles. Sin embargo, los estudiantes ya van con una buena carta de recomendación diciendo que estuvieron en educación dual, en empresas reconocidas y que les brinda una facilidad para ingresar a trabajar en otros lugares. Se busca que en sus certificados de estudios se incorpore esta particularidad.

Mientras, Samantha afirma que el grado de madurez que ella puede observar en sus alumnos que incursionan en el plano laboral mediante el método dual es notorio, dándoles una experiencia a muy corta edad y que los hace estar en mejores condiciones para enfrentar el mundo fuera de las aulas.

Abraham dice que sus sueños son llegar a un posgrado en tres ingenierías: aeroespacial, mecánica cuántica y electromecánica. Tiene la motivación y las herramientas para lograrlo.

ESTO TAMBIÉN TE INTERESA:

La UTEQ, escuela y empresa en un mismo lugar; 3 estudiantes narran su experiencia con el modelo dual

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top