Los especiales de Enlalupa.com

Surge en Tabasco brigada acuática de vacunación antiCovid

Crónica y fotos: Luma López/EnLaLupa.com

Villahermosa, Tabasco, 23 de marzo de 2021.- La extensa región hidrográfica de Tabasco, que representa el 75.22 por ciento del territorio estatal, obligó a las autoridades de salud a implementar una nueva estrategia en el Plan Nacional de Vacunación: la creación de brigadas acuáticas en la región de los ríos.

Jonuta, con poco más de 29 mil 500 habitantes, fue el primer municipio en aplicar este plan anfibio con embarcaciones que navegaron sobre los ríos San Pedro y San Pablo, en los límites de Tabasco y Campeche.

En este municipio fronterizo, la Secretaría de Salud aplicó 728 dosis de la vacuna de Pfizer que fueron distribuidas en tres sedes y 15 poblaciones a donde sólo se llega en lanchas con motor fuera de borda.

La brigada anfibia anti Covid-19 llevó el antígeno de la fórmula de Pfizer a los adultos mayores a través del río San Pedro y San Pablo, a pueblos marginados situados a seis horas de Villahermosa.

En esta área viven más 700 familias dedicadas a la pesca y a la agricultura, y por increíble que parezca, no han reportado ni un caso de coronavirus.

La inusual estrategia sorprendió a los habitantes de los poblados de el Chochal, Esquipula, Hidalgo y Tamarindo, donde algunos de sus pobladores le ganaron la carrera a los enviados acuáticos, pues ya habían partido al encuentro en distintas sedes de inoculación.

El equipo de empleados de la salud fue bautizado como la brigada «pejelagartos», en honor a la zona rica en pesca de ese monstruoso pez escurridizo, ligeramente parecido a una lagarto jurásico.

Doña Candy, que en 65 años sólo había recibido la vacuna contra la viruela, fue la primera en recibir la dosis.

«Ojalá Dios quiera y se pueda proteger a todos», dijo la vecina de Benito Juárez.

Freddy, el hijo menor, se dijo sorprendido con el paso del equipo acuático y agradeció el esfuerzo de este.

«Nadie ha venido hasta acá a poner esa vacuna y en lancha menos (…) es muy difícil perder una familia y se supone que con ésta (dosis) tenemos la esperanza. Aquí la gente no tiene conciencia de esto, pues parece que no tiene ganas de vivir», manifestó en referencia a aquellos que no respetan las restricciones sanitarias.

Don Atilo es padre de Freddy y exesposo de Candelaria. Un día antes, había decidido no vacunarse, pues no cuenta con recursos para trasladarse, pero al ver a la cuadrilla sanitaria decidió hacerlo.

«Nos gastamos mucho dinero en gasolina y prácticamente ayer dije que no iba a ir, pero bendito Dios que ustedes se acercaron por acá y eso es una bendición para mí y una esperanza», comentó a los enviados del Plan Nacional de Vacunación.

Tres médicos, dos enfermeras y dos auxiliares de salud navegaron por un par de horas -ida y vuelta- para lograr su objetivo.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top