Entrevistas

Se equivocan quienes recurren al discurso de odio o descalificación: Granados Torres

Entrevista: José Antonio Gurrea C/EnLaLupa.com
Fotos: Enrique Contla/Agencia SieteFoto

 

De cara al inicio de las campañas electorales, este 4 de abril, Juan Martín Granados Torres, secretario de Gobierno estatal, dijo a EnLaLupa.com que ningún discurso de descalificación o de odio por parte de los actores políticos partidistas será redituable, no sólo debido a la madurez del electorado queretano, sino a que históricamente los comicios estatales han sido tranquilos, pacíficos y transparentes. «Quienes así lo hacen se equivocan, pues no tienen una lectura clara de lo que ocurre en el estado».

En una extensa entrevista, el funcionario estatal negó que exista impunidad en el tema de los feminicidios. Al respecto dijo que en 90% de los casos los responsables están sometidos a la competencia de los jueces o en la cárcel. Y destacó que especialmente en esta materia «no debe haber ni un solo caso sin esclarecer y sin que se castigue al responsable, ni uno solo».

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe), Querétaro ocupó el año pasado el tercer lugar del ranking nacional, con mejor percepción de seguridad entre sus habitantes. ¿Cuál es la clave para lograr esto en un contexto en el cual Guanajuato, nuestro vecino, fue el estado más violento durante 2020?

Desde que era candidato, el gobernador Francisco Domínguez definió que uno de sus temas esenciales iba a ser la seguridad y la justicia. Ya como gobernador electo, empezó a trabajar y hacer la gestión de un gran acuerdo político con todos los participantes institucionales.

Esa propuesta de trabajo tenía que ver con el hecho de fortalecer las instituciones. Había instituciones que no necesitaban fortalecerse sino más bien levantarse, había otras que estaban muy fuertes pero no en lo que implicaba la necesidad de trabajar en un proyecto de seguridad, de acuerdo con las condiciones que hoy estamos viviendo, porque no se trataba de solucionar el problema de 2015, sino de tener la visión del 2021. Un proyecto cualquiera que sea, y más el de seguridad, no puede ver las cosas en retrospectiva ni en el momento presente, sino en razón de las necesidades que un estudio de campo y un trabajo de expertos puede perfectamente predecir.

La planificación te da una visión, de esa visión surge una estrategia y aquí hay una estrategia. La primera parte de esa estrategia es qué se va a entender por seguridad. Entonces lo primero que hizo el gobernador fue enviar a la legislatura del estado una iniciativa de reforma constitucional que definió tres cosas: primero, que la seguridad es un derecho fundamental de los queretanos. En segundo, un mecanismo de trabajo que no existe (en el texto constitucional federal ) para la materia de justicia, y que es la coordinación interinstitucional. Esto implica que el acceso a la justicia empieza desde los policías, y que los ciudadanos tengan la posibilidad de ver resueltos sus problemas sin necesidad de tener que esperar un proceso ante un juez. Toda autoridad puede resolver un problema concreto si tiene las facultades legales, porque una cosa es el acceso a la justicia y otra la protección judicial.

Y tercero: ¿quiénes son los que tienen que trabajar en la corresponsabilidad de la coordinación y en la responsabilidad de dar el derecho humano de seguridad a los ciudadanos? Ahí es donde también esta reforma constitucional establece como instituciones de seguridad y de justicia no solamente a los cuerpos municipales y estatales de policía, sino también al sistema penitenciario, a procuración de justicia, a prevención del delito, a protección civil, incluso hasta el servicio de paramédicos.

Todo esto porque en la realidad que vive nuestro país, todas estas corporaciones tienen que estar comunicadas, compartir datos, tecnologías, procesos de atención al ciudadano. Los ciudadanos tienen un solo derecho, el acceso a la justicia, a la protección, al debido proceso, a la defensa.

Empezamos a hablar desde que se tiene que mejorar la atención, tener un solo expediente, una coordinación y comunicación entre los operadores para que cuando llegue el ciudadano a una instancia diferente no tenga que estar repitiendo lo que ya declaró en varias ocasiones.

Y para ello, esta estrategia define tres objetivos concretos: hacer una contención de los grupos de delincuencia organizada que vienen de otros estados; el control de la delincuencia local, común, que puede ser permeada por los grupos externos; la participación ciudadana que puede estar enfocada a la prevención del delito y a la generación de redes de ciudadanos para apoyo de la seguridad.

Estos objetivos son operados por las instituciones de seguridad pública, y de ahí surgen las líneas de acción estratégica: una muy importante, el saneamiento que hicimos de los cuerpos de seguridad.

¿A cuántos elementos involucró este proceso?

Te puedo decir que el saneamiento involucró a un poco más de 500 elementos, entre municipales y estatales.

¿De un total de cuántos integrantes?

De un rango cercano a los 4 mil. Este es un ejercicio (la depuración) que se mantiene de manera permanente, porque hay una evaluación del desempeño y hay un mecanismo de control en ese sentido. Esta es una de las tareas donde no se puede cejar, y en donde la depuración es un ejercicio interinstitucional. Cada uno de los operadores de los modelos de operación rebota información de evaluación, y entonces estamos monitoreando y tratando de hacer la corrección preventivamente, no después.

Aquí es muy importante la denuncia del ciudadano. Si el ciudadano denuncia a malos elementos, inmediatamente ponemos atención y muchas de esas denuncias, si son correctas, acaban en la sanción o la expulsión de esos integrantes.

¿Después de la primera depuración, cuántos casos de malos elementos han existido?

Prácticamente una vez que se dio el saneamiento, todo lo que ha surgido ha sido capacitación. Hay un código de ética común para todas las corporaciones. Además, ya llevamos dos concursos (por parte de policía estatal) en donde los grados a los que se asciende –y por lo tanto los mejores sueldos– son definidos por la producción del trabajo, por la capacitación, por una evaluación del desempeño que tiene que ver con disciplina, puntualidad, trabajo, hasta la imagen se está evaluando. Si existen quejas, ya sean ante los órganos de control interno, ya sea ante la Defensoría de los Derechos humanos, o denuncias por un actuar ilegal, en automático ese elemento queda excluido de los concursos y empieza un proceso de seguimiento de la responsabilidad.

El tema es que también tenemos que cuidar a quien nos cuida. Un policía tiene que tener la certeza de que si sale en la mañana a defender a los queretanos, va a haber instituciones que lo apoyen, lo respalden por su trabajo profesional, honesto y valiente.

¿De qué salario estamos hablando para un policía de base, por ejemplo?

Un policía que acaba de salir de la academia gana más o menos entre los 12 mil y los 15 mil pesos. Pero inmediatamente empiezan los concursos. Dependiendo la corporación, al año puede concursar para mejorar el escalafón, otros lo tienen que trabajar durante 2 o 3 años, y existen algunos concursos que se realizan cada 5 años, y son sólo para mandos.

¿Cómo va Querétaro en relación con la contención del crimen organizado? Hay focos rojos alrededor, en Guanajuato o en el estado de México colindando con San Juan del Río?

La primera línea estratégica tiene que ver con los cuadros operativos, la segunda con la tecnología y la tercera con la participación ciudadana.

¿Qué necesitamos hacer y qué estamos haciendo? Primero, mantener permanentemente abiertos los ojos con la depuración, la disciplina, la supervisión del personal operativo. Segundo, mantener los equipos de análisis de todas las secretarias, de la fiscalía, de todo el sistema de seguridad en permanente comunicación, alerta y el intercambio de información sensible. Y, en tercer lugar, es que nos mantenemos en un buen lugar de seguridad, porque la gran estrategia a la que se apuesta es que los ciudadanos denuncien. Somos el estado que tiene mayor número de denuncias, mucha gente dice que entonces tenemos la mayor incidencia delictiva. No, somos el estado con menos cifra negra, más bien.

Te puedo decir que Querétaro, si revisas las cifras del secretariado nacional, aparece con un registro de denuncias arriba de estados como Veracruz, Chiapas, y en algunos rubros arriba de Guerrero, Tamaulipas, Michoacán.

Cuando tú ves la encuesta de Envipe, nosotros estamos arriba de todos estos estados en la percepción de seguridad. “Oye, pero los números de esos estados son menores a los que tú tienes”, pues sí, porque cada gente que va y denuncia está dándonos la confianza, pero además de darnos la confianza nos da información, nos da datos, nos da una serie de elementos que están listos para ser analizados, y entonces las instituciones son más eficaces. A partir de ahí se realizan cateos simultáneos, todos con un resultado positivo: delincuentes detenidos, aseguramiento de sustancias indebidas, de armas.

Tenemos ciudadanos participando, tenemos un laboratorio ciudadano que nos habla sobre el tema de género y como se construye este tema en la sociedad queretana. Nosotros tomamos esa información y la incorporamos a la estrategia que se ha diseñado. Tenemos un observatorio ciudadano en seguridad que nos dice lo que está sucediendo.

¿En qué puntos hay rezagos o hace falta mejorar?

Se necesitan atender algunos puntos que requieren de una atención estructural más profunda, como el tema de la migración interna, de la evolución social. Tenemos comunidades donde los abuelos son campesinos, los papás trabajan en las zonas urbanas y los hijos están con sus abuelos, y ahora con la pandemia, tiene problemas para la educación.

Tenemos que atender varios temas que tienen que ver con los contextos locales, con los fenómenos nacionales, regionales, evidentemente hasta con el asunto mundial de la pandemia.

Algunos grupos feministas aseguran que los feminicidios siguen al alza, de que no se les da atención.

Lo único que te puedo decir es que los homicidios donde la persona agraviada es mujer o niña, prácticamente todos están resueltos. Debe haber uno o dos casos que están en proceso de investigación, todos los demás están esclarecidos y los responsables están sometidos a la competencia de los jueces o en la cárcel.

¿Cuándo hay responsabilidad del Estado? Cuando los homicidios, los feminicidios en particular, no se investigan y el Estado se convierte en cómplice por omisión o por protección a algunos de sus funcionarios que son omisos, o a veces como lo llegamos a ver, hasta los responsables directos de estos comportamientos. En Querétaro, la respuesta está arriba del 90% de resultados, de eficacia.

El otro tema que es del orden social es la violencia, es un tema donde tenemos que revisar no solamente el resultado de daño final, pues para que haya un feminicidio antes hubo una estela de violencia previa hacia la persona.

El fenómeno de la violencia de género es multifactorial y esa es una tarea que tenemos que atender como comunidad, como sociedad, todos. No podemos dividirnos, no podemos vernos como antagónicos, no podemos entender esto como buenos y malos. Es lamentable que no haya sensibilidad en este tema porque el punto no es la manifestación, sino las causas que provocan las manifestaciones, y en eso nos debemos ocupar todos.

Me parece que es necesario puntualizar estos dos datos que son distintos, no existe en Querétaro una impunidad si observamos el resultado de más del 90% de responsables de homicidio sometidos a juicio. Los casos que faltan deben de seguirse trabajando y deben de darse resultados, porque muy especialmente en esta materia no debe haber un solo caso sin que se esclarezca y se castigue al responsable, ni uno solo, pero no hay que confundirlo con el tema social. Ahí hay un trabajo que necesitamos, primero, entenderlo, conocerlo y evitar el discurso de odio, evitar la simulación, evitar el ignorar una realidad que está presente.

Por tercer año consecutivo Cosmos ha sido calificado como el mejor sistema de justicia penal, ¿en qué estado se encuentra Cosmos? ¿Es perfectible, es ya un proceso acabado?

Cosmos es la materialización del diseño estratégico que se plantea en la Constitución local, que significa que también en justicia debe haber coordinación entre las instituciones, que si hablamos de acceso a la justicia, entonces hablamos de que todo empieza desde que el policía le toma la denuncia al ciudadano y termina cuando el sentenciado es juzgado por un juez con el debido proceso, y después en el centro de detención se le facilitan las condiciones para que dentro de su dignidad humana se convierta en una persona con utilidad pública.

Cosmos es un modelo de gestión que a través de un sistema informático que es transversal a todas las instituciones, no solamente va generando la comunicación dentro de los operadores, sino que está propiciando que los derechos de los ciudadanos se vayan respetando conforme se va avanzando en el proceso. Pero también este modelo informático nos permite medir la actividad de los operadores, sus retrasos, sus aciertos. Somos el estado que tiene menos audiencias diferidas en todo el país. México Evalúa nos coloca en el rango del 0.6% de audiencias diferidas, y cuando revisamos este tema nos damos cuenta que fueron audiencias diferidas por causas externas a los operadores.

Tenemos a los mejores juzgadores a nivel nacional, tenemos fiscales también con una capacidad muy notable, igual los defensores de oficio, los representantes jurídicos, la autoridad supervisora de las personas que salen en libertad condicionada. Me parece que tenemos el mejor modelo nacional. El sistema penitenciario tiene dos reconocimientos por la CNDH en términos de que tanto las instalaciones como el personal y los procedimientos que aplican, son los que mejor respetan los derechos humanos de las personas detenidas.

Inegi nos ha reconocido como el mejor sistema de registro de victimas a nivel nacional, tenemos un sistema informático que también está reconocido internacionalmente como de los 17 mejores. Ahora mismo estamos trabajando con la gente de la embajada de Estados Unidos para que podamos procesar un modelo que hemos elaborado, y poderles compartir a varias entidades nuestra experiencia.

¿Qué entidades ya han seguido el modelo Cosmos o están por seguirlo?

Prácticamente más de 20 estados, e incluso de otros países, han venido a ver el modelo. En estos momentos estaríamos por iniciar un trabajo con una decena de entidades que están interesadas no solamente en conocer, sino ya en arrancar un proceso de intercambio de experiencias que permita que la transferencia del conocimiento que nosotros hemos logrado en estas entidades genere su propia proyección, su propia metodología y su propio expertise.

En relación con los índices delictivos, ¿cuáles son los focos rojos o los delitos que hay que atender con mayor atención?

En otros estados lo que les preocupa es el enfrentamiento de los grupos de delincuencia organizada, aquí estamos atentos y al tanto. Aquí entramos al segundo objetivo que es el control de la delincuencia común y esto no significa que solamente estemos hablando de delincuentes que viven aquí o que aquí habitan, estamos hablando de cualquier persona que comete un delito del fuero común y puede venir de Puebla, del Estado de México, de Guanajuato o, como ahora ha sucedido, gente que llega de Guerrero, de Morelos y está siendo detenida.

El tema tiene que ver con nuestro contexto, tiene que ver hasta con las condiciones económicas y tiene que ver con fenómenos sociales como la movilidad que se está dando. Querétaro es un lugar de trabajo, es un lugar que para muchas personas representa una oportunidad de mantener una calidad de vida, o bien de lograr esta aspiración personal, familiar, de estar viviendo en paz y con un desarrollo.

Si tú pones en el tema que todas las escuelas públicas han sido regeneradas, que tenemos un hospital de primer mundo para la salud pública de los queretanos, si pones en el tema que la sierra tiene anillos carreteros que comunican comunidades que nunca habían estado comunicadas, que somos de las entidades que se encuentran entre los primeros tres lugares reportados por el IMSS con un empleo formal, pues es evidente que estamos hablando que no solamente hay trabajo, sino que hay trabajo que paga impuestos, que hay un trabajo formal, hay un crecimiento en la demanda de vivienda, de servicios, evidentemente que todo esto juega y es lo que se analiza y es lo que estamos revisando semana con semana, mes con mes, con todas las áreas de seguridad, de protección civil, de prevención del delito, las áreas regulatorias.

Lo que se viene, y es un tema importante, es trabajar mucho más en la cuestión de la comunidad, que las personas que lleguen a nuestro estado, pronto se queretanicen, que se sientan orgullosas de vivir en este estado y que nos ayuden denunciando los comportamientos sospechosos de las personas, que no llamen al 911 de broma, que respeten la legalidad, que respeten sus vecindades, eso es lo que nos distingue, eso es la queretaneidad.

Los partidos políticos firmaron en semanas recientes un pacto de civilidad, y usted mismo llamó a evitar la guerra sucia. Sin embargo, ya hemos sido testigos de acusaciones y golpes bajos entre algunos actores políticos. ¿No enciende esto los focos rojos?

Si cualquier actor político partidista revisa la historia de las elecciones de nuestro estado, se va a dar cuenta que en Querétaro se elige con mucha racionalidad; segundo, que somos de los estados que mayor participación tiene en el día del sufragio; tercero, que participan igual personas de la tercera edad que jóvenes que recién recogieron su credencial de elector, y que prácticamente en la historia las elecciones han sido tranquilas, pacíficas y transparentes.

Creo que si los actores políticos partidistas no tienen una lectura clara de la madurez del electorado queretano, y piensan que el discurso de odio, de la disputa, de la descalificación les va a abonar, me parece que se estarían equivocando porque en Querétaro la gente que llega de otro estado llega viendo para el futuro, y los que nacimos aquí y aquí vivimos tenemos muy claro que queremos un futuro que cuando menos se garantice con un piso como el que hoy conocemos.

Ningún debate público de descalificación, de odio, de enjuiciamiento público que no tenga una propuesta razonable y posible hará congruencia con esta visión que se tiene en Querétaro de seguir siendo la tierra que tenemos.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top