Jovita Zaragoza Cisneros - En Do Mayor

Guerrero pide a gritos un orden civilizatorio y de conciliación (y III) – Jovita Zaragoza Cisneros

La resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en relación con el retiro de la candidatura de Raúl Morón (Michoacán) y Félix Salgado Macedonio (Guerrero), ambos morenistas, pone fin a una larga controversia que este último, junto al presidente de la bancada , Mario Delgado, se empeñaron en mantener, a sabiendas que habían violentado leyes que descalificaron a conveniencia, pese a conocerlas.

La noticia es una bocanada de aire fresco en el ambiente que el mismo Salgado Macedonio, siempre avalado por Mario Delgado, enrarecieron con sus actitudes provocadoras hacia el organismo regulador electoral que no sucumbió a los embates, a ratos violentos de ambos y de la tan aguerrida, como beligerante, tribu morenista. Pero sobre todo, envía un mensaje claro a los partidos y ciudadanos de que el equilibrio de un país se sostiene por la debida aplicación de la ley. Y queda como recordatorio a nosotros, los ciudadanos, de la importancia de participar con la voz repudiando todo intento de someter a capricho de unos las instituciones que tanto hemos pugnado por construir y mantener.

Durante la deliberación en que se dio a conocer el dictamen, la magistrada Janine Otálora resaltó el deber que los juzgadores tienen de mantener su independencia, su autonomía y emitir resoluciones apegadas a derecho. “ Es el derecho el que debe regir a la política y no la política prevalecer sobre el derecho”. Por su parte, otro de los magistrados, Reyes Rodríguez, recordó que no presentar informes de precampaña “ impidió desplegar el sistema de fiscalización y, en consecuencia, no hubo una rendición de cuentas”.

ESTO TAMBIÉN TE INTERESA:

Guerrero: historia de despojos y abandono gubernamental (I) – Jovita Zaragoza Cisneros

Salvo el magistrado José Luis Vargas, quien siempre votó a favor de la candidatura de ambos candidatos, los seis restantes coincidieron en dejar claro que la cancelación del registro de sus candidaturas no tiene que ver con el monto de los gastos de precampaña , sino por la falta que conlleva en la rendición de cuentas, está última es una exigencia social y la ciudadanía tiene el derecho de saber la procedencia y uso de los recursos utilizados por los partidos y candidatos en sus campañas electorales.

En materia de legalidad, el asunto de las candidaturas de Salgado y Morón, concluye; pero no en cuanto a la voluntad de quien está obstinado a tener la gubernatura a costa de lo que sea. Salgado Macedonio parece haber encontrado inspiración en el presidente, su amigo, para hacer política. Sigue sus pasos de plantones y sostenerse en su golpismo. Orgulloso de su apodo, bufa, amenazando con boicotear las elecciones. Yo o yo, es el mensaje acompañado por una actitud que oscila entre el victimismo, al tiempo que advierte que no se quedará de brazos cruzados. Siempre intentando convencer a la opinión pública de que él cuenta con la aprobación de la mayoría guerrerense, mantiene su insistente narrativa de que la mayor parte del estado y todo el puerto le apoya y no ceja en repetirlo a donde va. Y aunque no le ha funcionado del todo, el continúa en su protagonismo y empeño en asumir la gubernatura de este estado profundamente lastimado y que chorrea sangre, agobio, miseria. Guerrero chorrea dolor y pide a gritos un orden civilizatorio y de conciliación. *

Para quienes conocen la realidad del país, y particularmente de Guerrero, Ayotzinapa, Chilpancingo, Iguala no son los únicos problemas del estado. Ni los más graves. El mal o problema es complejo y está en todo Guerrero. El narcotráfico se exhibe rampante por todos los rincones, a estas alturas ya incontrolable. Los grandes pueblos han tomado relevancia y notoriedad a causa de las ejecuciones constantes y disputas entre los líderes del narco. Comunidades enteras han abandonado su sitio, temerosos de estar en medio del fuego cruzado y también ante la imposibilidad de cubrir las cuotas que las bandas del narco les piden para no molestar. Traigo a recordatorio nuevamente las imágenes del pasado reciente de niños entre 8 y trece años armados con fusiles en las montañas de Guerrero, en un desesperado y último intento de defenderse del crimen organizado.

ESTO TAMBIÉN TE INTERESA:

Figueroa Alcocer, sucesor de una estirpe de caciques (II de III) – Jovita Zaragoza Cisneros

A lo largo de la carretera de Acapulco a Zihuatanejo se extiende aún el paisaje majestuoso de la naturaleza que se niega a sucumbir bajo las ráfagas de sangre. El mar ruge, las rocas se yerguen haciendo su papel de contención de las aguas. Pero el Guerrero de hoy ya no está poblado por los costeños de antes. Dicharacheros, ocurrentes, prestos a la risa, al desparpajo. En medio de una pandemia y una bestialidad que se pasea mostrando su rostro de impunidad, el priismo , el de siempre, se ha replicado. El más reciente y quizá el que mejor lo representa en su esencia es Morena. Nos guste o no, es una verdad que hemos de aceptar si queremos enfrentar esta realidad.

Con un censo poblacional de 3,millones 540 mil habitantes, de ellos 773 mil en Acapulco, Héctor Astudillo Flores, está a punto de concluir su mandato. Siempre fue considerado una figura débil. Arribó al poder en 2015 y pronto saldrá, dejando un Estado en constante ebullición y más dolido, más violentado, más desesperanzado y no sabemos si resignado. Astudillo flores sale con mucha pena y nada de gloria de su mandato.

Elecciones nada calmas

Guerrero parece estar a merced de una sola voluntad en el escenario. Y, sin embargo, surgen en el panorama candidatos razonables, apoyados por los principales partidos que, aunque debilitados, parecen dispuestos a recuperar terreno en medio de una de las contiendas electorales más delicadas y decisivas para su futuro hasta hoy incierto. 28 diputaciones de mayoría relativa, 18 diputaciones de representación proporcional, 80 presidencias municipales y alcaldías, 85 sindicaturas y 580 regidurías y la gubernatura del estado.

No todo parece estar perdido. Se busca rescatar al estado del caos y estamos viendo alianzas impensables, pero con candidatos con cierto peso, también.

Por la coalición PRI-PRD a la gubernatura, Mario Moreno Arcos (N. 1958 en Izotepec, Guerrero) .

Una mujer por el Partido Acción Nacional (PAN), maestra Irma Lilia Garzón Bernal, ex titular de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH), con buena aceptación.

Y por Movimiento Ciudadano, la debilitada figura de una candidata que goza de cierta simpatía por la limpieza en su hacer, hasta hoy, la de Ruth Zavaleta Salgado quien contiende por un partido dirigido por Dante Delgado, una figura ya oscura como los demás. Hay desconfianza hacia él. Va sólo y se cree —no sin razón— que está aliado con Morena.

Por lo menos en las diputaciones y algunas gubernaturas. No es el único, en iguales condiciones están los demás partidos, satélites —dicen— de Morena.

El perfil de estos candidatos hace ruido. Tienen buen aval curricular y están haciendo ardua y seria campaña. Ya veremos qué pasará. Las opciones allí están. Tocará a los guerrerenses decidir el rumbo a tomar.

* N. de la R.: Este sábado 1 de mayo, se dio a conocer que Evelyn Salgado Pineda (39 años), hija de Félix Salgado Macedonio, fue elegida para sustituir a su padre en la boleta electoral. La ahora candidata ha asegurado que el compromiso, si gana, es el de gobernar los seis próximos años y no allanar el camino para que su padre acabe en el cargo. “No me llamo Juanita, me llamo Evelyn.» Usuarios de redes sociales coincidieron en su mayoría que Evelyn solamente fungirá como prestanombres de Salgado Macedonio en la campaña, así como en la gubernatura si ganara las elecciones de junio.

ESTO TAMBIÉN TE INTERESA:

Evelyn Salgado, hija de Félix, será candidata a la gubernatura de Guerrero

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top