Julio Figueroa - Vistas

Extraños frutos y la vida política delante – Julio Figueroa

Es normal la fuerte crítica al gobierno moreno de López Obrador y al patriarca del sexenio, el presidente López Obrador; tienen el poder.

Como fue natural la crítica dura a los gobiernos de Enrique Peña y de Felipe Calderón, en su momento, cuando tuvieron el poder.

La crítica política, por mala que sea, es parte de nuestra democracia.

Lo que no parece normal es tener a un presidente activista peleando todos los días contra sus enemigos ideológicos reales y fantásticos, como si fuera un candidato y no un presidente frente a los problemas del país, que no son pocos. El nuevo estilo personal de gobernar de AMLO.

Si el presidente hablador es víctima es también verdugo mediático.

Pero la oposición política al gobierno no tiene madre, ni memoria ni conciencia, ni líderes que valgan la pena, nadie quiere ver toda la mierda detrás que está saliendo de sus tiempos de gobierno en el poder.

Sin examen histórico, sin conciencia crítica autocrítica, sin creatividad, sin vergüenza los sinvergüenzas del PAN, PRI, PRD.

Los angelitos azules, rojos y amarillos bajan del cielo a pedirnos otra vez el voto ciudadano para arrojar al infierno a los demonios de AMLO, y volver a su estado natural de corrupción y simulación institucional.

En su décimo artículo de su Visión de Túnel publicado en un medio queretano “Un presidente víctima”, escribe la doctora Marcela Ávila-Eggleton:

—El presidente López Obrador está convertido en especialista de todo y desde su superioridad moral, académica, técnica, intelectual y jurídica toma decisiones… que nos tienen a medio camino entre el desastre y el ridículo.

—Desprecia a los especialistas y hace su voluntad.

Sintetizo interrogando el punto central de la doctora:

—¿Estamos pasando de la condición histórica del país de un hombre [Porfirio Díaz] a la Nación de instituciones y de leyes, como quería Elías Calles en 1928, el hombre fuerte de entonces, o de la Nación de instituciones y de leyes volvemos al país de un solo hombre? AMLO.

Es el punto.

—Día tras día se acumulan declaraciones sin sentido, verdades a medias y mentiras absolutas.

—El presidente López Obrador es víctima de sus prejuicios y México, víctima del presidente.

Duras ideas de Marcela. ¿Ciertas o falsas? Discutibles. Sobre el tiempo político que vivimos, ¿dónde están los artículos críticos de opinión de los otros académicos de la UAQ? Pienso en Martagloria Morales, Efraín Mendoza, Blanca Gutiérrez, entre otros pocos. Enriquecerían el debate.

La crítica que no confronta a la mejor crítica, es una pobre crítica.

Yo veo un desmadre con patriarcado.

La oposición no tiene madre y el poder tiene demasiado padre.

Demasiada suciedad humana a uno y otro lado, azul, morena, tricolor, blanca, negra, amarilla, café. Es lo que veo. No hay otra clase política.

Así es el mundo en que vivimos y la condición humana, no hay más. No hay hombre nuevo y todos los mundos están en este mundo.

¿Y nuestra ciudadanía política? Poca y pobre, desarticulada, más emocional que reflexiva, poco democrática y muy patriarcal. Es lo que hay. Somos el paisaje que hacemos, mientras no inventemos otro.

Quiero y me duele todo el país.

Con estos bueyes que somos nosotros tenemos que arar entre las piedras y la tierra seca, haciendo crecer, no los extraños frutos colgando de los árboles ideológicos, sino los prodigios de la vida ante sí.

Nocturno de México 2021

“El bien, quisimos el bien: / enderezar al mundo. / No nos faltó entereza: / nos faltó humildad. / Lo que quisimos no lo quisimos con inocencia. / Preceptos y conceptos, / soberbia de teólogos: / golpear con la cruz, / fundar con sangre, / levantar la casa con ladrillos de crimen, / decretar la comunión obligatoria…” (Y los dineros públicos en los bolsillos privados).

—El mal camina junto a la inocencia. No quiero decir que la inocencia se transforma en mal, ni que el mal puede ser inocente. ¿Qué quiero decir entonces? No sé. El mal camina al lado de la inocencia. Se cruzan, se miran, se tocan. “La culpa que no se sabe culpa”… la inocencia que no es nada inocente… (Desperté sudando, me bañé con agua fría).

Q, Presidentes, jueves 29 de abril 2021.
[email protected]

Posdata.- No veo los Maquíos panistas queretanos, ni Obradores tricolores, ni Tatianas morenas, puros cartuchos reciclados. Ni movimientos ciudadanos trascendentes.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top