Julio Figueroa - Vistas

Juicio político 2021 – Julio Figueroa

Tal vez el patriarcado político que ahora tenemos en el país es posible por el patriarcado social que prevalece desde el tiempo prehispánico del tlatoani y el tiempo colonial católico. De ahí el desconsuelo, diría Paz, de una parte del país de no haber tenido una monarquía verdadera, ni con Iturbide ni Maximiliano. Y antes tuvimos virreyes, no reyes.

La paradoja de la historia es que hoy sea posible esa “monarquía” sexenal, no por el lado conservador o del PRI, sino por la izquierda con el patriarca moreno llamado AMLO.

El carisma del patriarca es el efecto y no la causa de algo más hondo, diría Andrés Pola en el blog de Nexos (“¿Hora cumplida?”, 25-V-2021).

La causa más profunda puede ser esa sociedad patriarcal prevaleciente en México y expresada hoy políticamente. “La nostalgia de un poder terrenal y espiritual absoluto”, diría Krauze. Tiene razón Andrés Pola, nos falta más ciudadanía y menos autoridad presidencial.

¿Cómo curarnos del carisma, la fantasía, el fervor, el miedo, el pavor, que provocan los grandes hombres, de los genios y los santos a lostiranos, malvados y criminales? ¡El aura sagrada de los papas, los generales y los presidentes! Así “el aura presidencial” de López Obrador.

Wilhelm Reich diría, para empezar, hay que despojarlos de su aura sagrada e imaginarlos como nosotros, simples mortales, en los actos más naturales. En el baño, por ejemplo.

Economía presidencial en Palacio, historia politizada por el presidente, presidencialismo cultural, política social patriarcal, y el activismo del peleador contra la mafia, los corruptos, los traidores y los privilegiados del poder, los otros, desde el propio poder.“ Todo vuelve a empezar” con AMLO.Tercer año de gobierno.Patriarcado social y patrimonialismo político. ¿Gobernar es pelear o hacer lo posible frente a los problemas acumulados? Economía, política y sociedad. ¿Y luego el diluvio?

“El patrimonialismo del cartujo” / Jesús Silva-Herzog Márquez:

—Se escucha al caudillo y se ponen en práctica sus deseos.
—Detrás del llamado a la austeridad se revela una convicción patrimonialista que no puede ser anticipo de buena gestión.
—El Presidente decide qué hacer con la casa presidencial como si ésta le perteneciera.
—Estamos en presencia de un nuevo experimento patrimonialista.
—López Obrador se acerca a la administración pública como un hacendado se relaciona con sus peones.
—Puede tronar los dedos y moviendo un dedo ordenar a sus criados…
—El peón, ante todo, debe mostrar su lealtad.
—Aunque se da ínfulas de cartujo, López Obrador ejerce un liderazgo patrimonialista que, seguramente, terminará siendo una nueva fuente de derroche, ineficiencia y corrupción.
(JSHM, Reforma, 23 de julio 2018, en el mes del triunfo presidencial de AMLO).

El México político y el México real y complejo y diverso.

Por suerte, el México real de todos los días no gira en torno al presidente Andrés Manuel López Obrador, presidente democrático y legítimo de México para el periodo 2018-2024.

El país es más grande que su mejor y su peor clase política en el poder y en la oposición. Somos millones de mexicanos con pies, manos y cabeza que trabajamos y padecemos y soñamos día y noche todo el año. Hombres y mujeres de diferentes colores, creencias, ideas, convicciones y prejuicios que convivimos, bien o mal, con diferencias y coincidencias, en todo el territorio nacional, de frontera a frontera y de costa a costa.

Mexicanos rojos, verdes y blancos, azules, morenos y negros, amarillos y bicolores haciendo la comunidad mexicana luchona y pacífica, no usando la violencia civil, ni política ni criminal.

Ciudadanos entregados a hacer su tarea como el señor presidente hace su trabajo político. Lo que hace o no hace un presidentes, es importante; pero “el país vive por lo que hace la gente, no el presidente”.

AMLO, el preciso actual del país también tiene defectos y errores, creencias y prejuicios, convicciones e ideas fijas y falsas, otros datos que son discutibles, no absolutos. Manías, incontinencia verbal. Adicto a la idolatría y alérgico a la crítica. ¿Exagero, me equivoco, miento?

Anoche en sueños escuché a Amlo decirme irónico, generoso, relajado:

—Yo tengo 30 millones de votos del pueblo, ¿cuántos tienes tú, ilustre palabrero?

Entre el llamado pueblo y la llamada sociedad abierta, este palabrero se queda con los ciudadanos de la calle. Lejos de los precisos del poder.

Necesitamos más ciudadanía crítica y democrática, no emocional y fanática de la política, como otra es fanática del futbol o de la religión.

¿Por qué pedir el voto para Morena es bueno y pedir el voto para la oposición es malo? ¿Porque ellos son el mal absoluto y nosotros el bien supremo? ¿Quiénes diablos son ellos y quienes santos nosotros?

En la democracia los otros son parte del nosotros y no hay nosotros sin los otros.

—En la democracia, si no todo es el bien deseable, se procura al menos el menor daño posible, repartido el poder, dicen lo que algo saben.

1997 abrió puertas y expectativas democráticas.

¿2021 las abre más o las cierra o las manda al carajo?

¿Democracia o patriarcado, democracia o patrimonialismo, democracia ocaudillismo? ¿El país de todos o el país de AMLO, el preciso en turno?

¿Qué ciudadanía tenemos?

¿Aprobamos o reprobamos a la actual clase política en el poder y en la oposición?

¿Qué ciudadanos somos?

Brindis. Por Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín (hermanos antípodas), por Gabriel Zaid y JSHM, por José Agustín (el narrador más narrador de México, antes de su trilogía política mexicana), mis clásicos contemporáneos mexicanos, con los que he crecido, dialogando y discutiendo, defiriendo.

Solidaridad. Con la inteligencia y los ovarios de Denise Dresser, un abrazo de luz, querida Denise. Las diferencias de clase no impiden mi solidaridad, como otros la han tenido conmigo.

Edgar Morin en vísperas de su centenario vivo:

—Deberíamos buscar una vacuna contra la rabia específicamente humana, porque estamos en medio de una epidemia.

¡La peste emocional de que hablaba Wilhelm Reich en la primera mitad del siglo XX, el estalinismo en la URSS, el nazismo en Alemania y el macartismo en Estados Unidos! El mal es humano.

No todo está permitido, los medios no son inferiores a los fines.

____________________________________________________

MÉXICO ELECTORAL

Muy temprano voy a votar.
Suspendo el juicio.
Cuentan los votos y valen las palabras.
Ciudadano palabrero JFM
Qro. Qro., Col. Presidentes, domingo
6 de junio 2021.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top