Julio Figueroa - Vistas

Bagatelas de agosto – Julio Figueroa

Todos quieren subir, y arriba es donde están duros los putazos.

La política como el gran espectáculo mediático.

Y abajo y en medio cada una de las partes creemos saberlo todo y tener la razón absoluta.

¿No decíamos ayer que no había que litigar en los medios? Hoy todos lo hacemos, a favor y en contra. Gracias al uso y abuso de las redes de luz.

Pocos buscan el saber y el conocimiento hacia todos lados, duela lo que duela, más allá del partidismo y los prejuicios.

Pocos suspenden el juicio antes de saber con certeza.

Todos tiramos piedras contra los otros al primer indicio a nuestro favor.

—El dolor está arriba, no abajo. Y todos creen que el dolor está abajo. Y todos quieren subir. Porchia, “Voces”.

Y cuanto más alto, la caída es más estrepitosa.

López Obrador está creando con sus palabras un extraño poder que contra él se alza y tarde o temprano puede devorarlo.

—El Peje por la boca muere. Zaid, Reforma, 24-VI- 2018.

Con el poder a su favor López Obrador está generando un extraño poder que a todos puede aplastarnos.

¿Es usted un hombre de partido o un hombre de conciencia?

—Si su partido miente o traiciona…

—Si su buena conciencia lo engaña…

¿Qué hará cuando lo sepa, si es que lo llega a saber?

No pesan estas bagatelas. Leves, claras, insignificantes. No tienes potencia creadora, menos poder. Los efectos de tus actos son nulos. Tal vez sea mejor así. Pero sigue palabreando. ¿Qué otra cosa podrías hacer? Lucha contra tus demonios y resiste a tus dioses. Atento, registra lo que piensas y retírate. No esperes más. Traga mierda y silencio. Es tu examen de agosto.

La liga de las palabras te religa con el mundo. ¿Importa que no te pele? Importa, pero no demasiado.

¿Platicarán los muertos con los muertos y los vivos? Lo dudo. Los muertos pierden todo. Los vivos sí dialogamos con nuestros muertos. Hay que regarlos de vez en vez, o se secan. ¿Qué muertos cargas? Ay, crece melancólico el jardín fúnebre.

OSAMA / Dolores Pla. Desde hace días traía la película en la cabeza, tras el regreso de los talibanes, la fuga vergonzosa del imperialismo y las mujeres afganas otra vez en serios apuros. Si no recuerdo mal, vi la película en México en 2004, que Dolores Pla me recomendó casi con lágrimas, amorosamente. Es la historia de una niña adolescente bajo el yugo terrible del mundo talibán. Es realmente conmovedora. Por suerte la encontré en YouTube y he podido volver a verla.

—En el nombre de dios… Que el infierno se lleve a todos los talibanes…

—Y de paso también a los imperialistas y los mesías… Fraternalmente.

Ahora vuelvo a ver otra película no menos conmovedora: Buda explotó por vergüenza, otra niña que quiere aprender a leer y saber, en el cerrado y miserable mundo talibán. Un mundo aparte dentro del mundo. Lloro. Para eso sirve la creación y el saber: para ver de una patada lo que no vemos o no queremos ver. Decir sin decir lo indecible. Hambre de ver.

Osama: https://youtu.be/42vyhCunksQ /
Buda: https://youtu.be/JNmFOcd9jow / https://youtu.be/aMgKKJJad9g
Kabul: https://youtu.be/-Q2lC-s2jz8

Y el postre:

Religión y política y poder es la peor comunión.

Las golondrinas de Kabul (2019)… siguen volando libres, a pesar del regreso de los talibanes y la huida de los imperialistas cobardes y miserables. En nombre del bien, podemos hacer lo peor. ¿Qué puede salvarnos, dios o el amor? ¿Quién es el enemigo? La tradición de la ruptura es la crítica de la libertad. La vida. No acabar reproduciendo lo que condenamos. Solidaridad con las golondrinas de Afganistán.

El arte es el arte de darnos más con menos.

México 2021. La fiesta mediática de las buenas conciencias justicieras comiendo enemigos identificados.

¿Es posible alcanzar un buen contenido con malas formas? Es posible, no deseable. Los medios corruptos pervierten los mejores fines.

Los grandes dones pueden llevar al desastre. Las pobres virtudes obligan al trabajo constante o te hundes.

Guardar vigilia: andar y ver, leer y palabrear, guardar silencio. Una vez a la semana, al menos.

—Esta gente está trabajando y no es correcto que hagamos un día de campo frente a ellos. Ofréceles algo y vamos a otra parte. W.

El bien y el mal caminan de la mano y ambos pueden destruir lo que tocan. Sin crear algo nuevo que valga la pena. Mira los gestos del patriarca, cada vez más desfigurados, ágrios, amargos. Litigando en los medios.

—La lealtad que el Presidente exige a los suyos es una lealtad de ojos cerrados y cabeza gacha. JSHM.

La lealtad no es sumisión y el camino de la vida no es el camino del poder.

¿El poder pendenciero o el poder de la potencia creadora? Un líder puede ser amado por el pueblo y un pésimo gobernante de la sociedad. Combatir es crear. Al fin gobernar. Pelear de otro modo, haciendo.

¿El periódico crítico del poder, La Jornada, es ahora el defensor y vocero del buen poder en turno? Salvo contadas voces críticas.

La farsa de las buenas conciencias justicieras, a izquierdas y derechas.

Literatura justiciera, Historia justiciera, Política justiciera, Poder justiciero más mediático que efectivo.

Entre la justicia y la libertad, escojo la vida.

Según don Juan Matus, el chamán indio yaqui recreado por CC, como Platón creó a Sócrates en sus Diálogos, el hombre tiene cinco enemigos del conocimiento: el miedo, la lucha, la claridad, el poder y la vejez. Ni hablar de la muerte, siempre va con nosotros. Creo que AMLO está sucumbiendo ante el enemigo del poder, mal usándolo, y todavía le falta la vejez.

Qro. Qro., agosto 2021.
[email protected]

—Un hombre va al saber como a la guerra: bien despierto, con miedo, con respeto y con absoluta confianza. ¿Tiene corazón tu camino? —Las enseñanzas de don Juan.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top