Historias de la Metrópoli

Idaly: con «Ellas Hacemos la Diferencia» logré independencia económica y seguridad propia

Historia: Patricia López Núñez/EnLaLupa.com

Fotos: Ricardo Arellano/EnLaLupa.com

Idaly se siente orgullosa de ganar su propio dinero. Sabía que tenía talento para organizar adornos, centros de mesa y productos decorativos para fiestas, pero no pensó vivir de eso hasta que obtuvo la capacitación y el acompañamiento del programa “Con Ellas Hacemos la Diferencia” del municipio de Querétaro. A partir de ese apoyo su negocio se convirtió en una nueva esperanza en medio de la pandemia.

Igual que a muchas personas, la situación económica que generó el Covid-19 le impidió concretar su sueño antes. Después de la capacitación del programa municipal y las herramientas que le dieron, conoció el camino que debía seguir para crear su propia empresa y los talleres en favor de su empoderamiento le devolvieron las ganas de creer en sí misma.

Su proyecto se llama “Ayli party’s”, en honor a su hija y quiere para ella la misma independencia económica que empieza a conseguir. Idaly Guadalupe Cabrera Guzmán “aprendió a emprender” y aprovechó cada una de las tres partes del programa municipal.

“La primera fue la que más me gustó, es el fortalecimiento personal, después presenté el curso de Cocina Mexicana y me dieron muchos consejos para mi negocio y luego la parte de emprendimiento, cuando desarrollamos nuestro proyecto y tuve la fortuna de ser una de las 55 ganadoras”, agregó.

Su pequeña de 4 años la acompaña en todo momento porque Idaly le dedica todo el tiempo posible. A partir del programa municipal, buscó más cursos por su cuenta para tener una mejor formación y ofrecerle más servicios a las personas que la contratan.

La idea, dice, es innovar, encontrar lo que está de moda, ser más original con las mesas de dulces que es lo que más pide la gente. Esta es una buena temporada para ella porque mucha gente la busca para pedirle adornos para las fiestas mexicanas y centros de mesa.

“Esto depende de la temporada, pero como viene el 15 de septiembre piden todo lo referente a las fiestas mexicanas, piden muchos adornos dedicados a las niñas. Las niñas y los niños son los que más disfrutan con todos los detalles”, explica.

Lo que más valora es la emoción de su propia hija. “Me ve que voy a cursos, se emociona conmigo cuando tengo algún pedido y empezamos a trabajar, se ve bien orgullosa y me quiere ayudar, ella es la que me da motivos para seguir y la hago partícipe de todo esto”.

Su esposo también es una pieza importante de su nuevo negocio porque “él me ayuda con el armado de los materiales, con las estructuras, mi mamá también, porque ella tiene un negocio de cocina y la estoy animando para juntarnos y ofrecer taquizas, mesas de dulces y con otras compañeras del curso, que hacen repostería, estamos empezando a unirnos para hacer algo más grande”.

Ahora se siente más segura de sí misma y quiere aprovechar la pandemia como un periodo de autoaprendizaje y capacitación constante. “Ahora quiero fortalecerme, no hay tantos eventos y eso me da tiempo para seguir tomando más cursos. Fue mi mamá quien me contó del programa «Con Ellas Hacemos la Diferencia», pues una amiga suya la invitó, me explicaron que era en línea y me empezó a gustar y quiero seguir así”.

Para Idaly, esta es también una oportunidad para relacionarse con más personas. Los últimos años se dedicó al hogar y no solía tener mucho contacto con los demás, “esto me ha ayudado a crecer muchísimo, socializo más, me siento más segura y quiero seguir avanzando, que esto no se quede nada más aquí, quiero seguir y seguir”.

Su hermana mayor siempre la animó a tratar de hacer un negocio de este tipo, porque conocía su habilidad para los centros de mesa pero nunca se sintió segura. “En cada fiesta yo hacía los adornos, los arreglos, me animaban mucho pero no sentía que pudiera”.

En los círculos de mujeres, que era un espacio seguro y sin juzgar ni señalar a otras, aprendió a tenerse confianza y a no tener miedo, a creer en sí misma, a sentirse mejor.

“El programa me dio seguridad y me apoyó económicamente para adquirir mi material. Quiero que mi hija crezca sin depender de nadie más, que sepa que siempre le puede echar ganas y que siempre saldrá adelante, quiero ser un ejemplo para ella y aquí estoy empezando fuerte”, dice Idaly, quien junto con otras tres participantes de «Con Ellas…» recibió recientemente de la Fundación Coopel un estímulo económico de 10 mil pesos por su proyecto.

 

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Alma: las queretanas podemos lograr todo, sólo falta buscarle y unirnos para salir adelante

Érica: el futbol la ayudó a encontrarse como mujer

Alondra: “Me gustaría que más mujeres cumplan sus sueños, se superen y se reinventen”

Wanda: empoderarse es recuperar las herramientas que una ya tiene, conocerse, recuperarse

Yasmín: la pasión por su profesión la llevó a lograr la independencia económica

Monina: tras su divorcio superó el miedo e hizo de la yoga la vía para su liberación

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top