Columna Invitada

Sismos, consecuencia de los daños a la naturaleza – Rodolfo Herrera

Para uno de los integrantes y miembros fundadores del Sistema Nacional de Protección Civil, Horacio Zárate Acevedo, los sismos de septiembre en México son consecuencia lógica de los daños causados a los ecosistemas a nivel mundial; sólo queda reforzar los protocolos de seguridad y salvamento.

Hoy se cumplen 36 años del terremoto que devastó a la Ciudad de México, el 19 de septiembre del 85, durante la presidencia de Miguel de la Madrid Hurtado. Nuestro país fue sacudido por un movimiento telúrico de 7.9, generando una inolvidable tragedia para los mexicanos. Por la poca cultura de la previsión, se decide crear el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) el 6 de mayo de 1986.

Varias secretarías, dependencias, grupos universitarios, voluntarios, sociedad civil y Pemex, así como estados y municipios, se coordinaron para elaborar el Manual de Políticas y Procedimientos del Sistema Nacional de Protección Civil, dirigidos en aquel entonces por el secretario de Gobernación Manuel Bartlett Díaz, hoy director de la CFE.

Horacio Zárate Acevedo, uno de los fundadores del Sinaproc, recuerda que el manual se realizó en la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) de Pemex y conjuntó a un grupo de profesionales, entre ellos, Fernando Manzanilla Sevilla, Rafael Rivera Becerra, Felipe López Aguilar, Francisco Morgadanez y Manuel Cota, quienes iniciaron gradualmente la instalación de los comités municipales de Protección Civil a lo largo y ancho de México, avalada y supervisada por Segob.

Después de 35 años de la llamada cultura de la protección civil (PC) en México, se determina que el cambio climático es actualmente el enemigo número uno en el mundo. Mientras no haya la cultura de cuidar nuestro hábitat, cada segundo será catastrófico para la humanidad, con problemas que ponen en riesgo la sobrevivencia de los seres humanos, la fauna y la flora.

“Hoy por hoy, las políticas públicas son deficientes y México está perdiendo la batalla contra el cambio climático”, externó Horacio Zárate, quien está preocupado desde hace muchos años sobre el tema y es uno de los impulsores a nivel nacional de las energías limpias y el uso del gas natural, por ser menos contaminante.

Muchos gobiernos no se han preocupado por lo que ahora vivimos en nuestro país: lluvias atípicas intensas, calor extremo, escasez de agua, contaminación excesiva por equipos industriales y motores; contaminantes en ríos, lagos y mares, plantas de tratamiento de agua inservibles (más del 90%), por lo que el tratamiento de aguas residuales simplemente no existe y los industriales arrojar residuos químicos a las aguas sin tratamiento.

Zárate advirtió que es excesivo el uso de carbón en procesos industriales, el cual es altamente contaminante y no cesa en varios puntos del país. Las autoridades de los tres niveles de gobierno deben actuar rápidamente para disminuir el calentamiento global, de lo contrario para el 2030 será demasiado tarde y no alcanzará ningún monto económico para contrarrestar este fenómeno que está haciendo estragos en todo el planeta.

También aseguró que existen secretarías de Protección Civil que sólo son de adorno en varios estados, no existe la mínima base de conocimiento de la “prevención” para contrarrestar los efectos de los fenómenos naturales, de otra forma se podría evitar la muerte de muchas vidas. Pero sin planes de emergencia de reacción inmediata, programas actualizados, capacitación, y mucho menos la actualización de los Atlas de Riesgo, hay gobiernos en el país que sólo saben entregar colchonetas, despensas y apoyos después de las graves consecuencias de los fenómenos y la pérdida de un gran número de personas. La PC debe prevenir y mitigar, actuar antes, durante y después de cada fenómeno natural.

Municipios sin tratamiento de desechos

Experto en temas de protección civil y asuntos ambientales, Horacio Zárate advirtió que en muchos municipios del país tienen aún la irresponsabilidad de arrojar la basura a cielo abierto, sin ningún miramiento, sólo por la ignorancia, el poder, la mezquindad y los negocios al amparo de los gobiernos.

Les importa poco contaminar los mantos freáticos, ocasionado graves problemas de salud por el consumo de agua potable y de riego, que generan casos de cáncer y padecimientos en riñones, diabetes, entre otros, que están a la orden del día, siendo para el gobierno federal una carga adicional a la ya castigada repartición de recursos federales a estados y municipios. Zárate destacó que urgen plantas de basura en todo el país que traten los desechos orgánicos e inorgánicos, y su disposición final no sea enterrar la basura.

Los países desarrollados ya no tienen ese problema, incluso generan energía eléctrica con el uso de la basura. Se requiere capacitar de manera homologada a los alcaldes y gobernadores para que se comprometan a la disminución del calentamiento global.

Horacio Zárate ha visitado varios países para encontrar las tecnologías más modernas y aplicarlas en México, en aspectos como el uso racional de agua, plantas de tratamiento de aguas residuales, tratamiento de la basura; el uso de energía fotovoltaica, apostar por la energía eléctrica con las hidroeléctricas, que son de menor costo y de mejores resultados, por lo que permiten una mayor eficiencia energética, y el fortalecimiento de una cultura sobre el uso adecuado de las bondades de la naturaleza.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top